9 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Probamos los primeros Phenom X4

Probamos los primeros Phenom X4

Probamos los primeros Phenom X4
mayo 12
23:51 2008

Analizamos dos de los primeros PCs con Phenom en llegar a nuestras manos, donde demuestran ser una interesante opción para el que busca una ajustada relación calidad/precio/prestaciones y ofrecen unas prestaciones razonables. En el caso de las dos máquinas analizadas, nos encontramos dos enfoques muy diferentes sobre una misma plataforma: la máxima calidad de HP y el precio ajustado del Acer.

Como a estas alturas ya sabréis la mayoría, el Phenom es el último procesador lanzado por AMD para sistemas de sobremesa y estaciones de trabajo. Un producto con el que AMD pretendía recuperar el terreno perdido frente a Intel, y que fue lanzado oficialmente al mercado en la última mitad del 2007. A pesar de los retrasos, desde su lanzamiento ha tenido que superar algunas problemas que, por suerte, parece que se han ido subsanando con el paso de los meses.

Nos referimos fundamentalmente al famoso fallo del TLB (Transition Lookaside Buffer), que afectaba a los primeros micros salidos de la fábrica de Dresde, en Alemania. Este fallo, probablemente pasaría inadvertido para los usuarios convencionales, pero no para los primeros medios técnicos que tuvieron ocasión de probar Phenom: ante pruebas de rendimiento muy específicas que exprimían el uso de la CPU al máximo, los equipos simplemente se colgaban. Evidentemente esto fue un duro mazazo para AMD tras el lanzamiento de su nuevo producto, máxime porque sus procesadores no permiten, a diferencia de los de Intel, la posibilidad de actualizar su micro código.

La consecuencia principal es que el citado fallo generó retrasos en la llegada de Phenom al mercado, hasta que las unidades enviadas a fabricantes y distribuidores estuvieran libres de fallos. Por otra parte, los pocos equipos afectados por el problema pueden parchearse fácilmente con una simple actualización de la BIOS de la placa base. Sea como fuere, los Phenom actualmente disponibles en el mercado, como es el caso de las dos primeras unidades que analizamos, cuentan con procesadores actualizados y sin el famoso fallo del TLB que tanto dio que hablar meses atrás. Eso sí, por su nivel de prestaciones poco tienen que hacer para luchar contra las gamas más altas de Intel, por lo que actualmente se sitúan como una opción más interesante para entornos de consumo que buscan precios ajustados y usos todoterreno.

Nuevos procesadores ya disponibles

Aun así, AMD parece haberse puesto las pilas y a finales de marzo anunciaba, una vez superadas las dificultades, nuevos modelos que venían a complementar y ampliar la familia de Phenom en modalidades de 3 y 4 núcleos. Empezando por los modelos más sencillos, AMD ha lanzado los nuevos Phenom X3 8400 y 8600 con 3 núcleos y velocidades de reloj de entre 2,1 y 2,3 GHz. Estos modelos se conforman con una alternativa atractiva por su bajo coste para equipos de precio muy ajustado, o entornos donde por encima de las prestaciones debe primar el precio.

Siguiendo con las novedades, y llamado a encabezar el tope de gama, AMD presentaba el Phenom X4 9850 Black Edition a 2,5 GHz. Este procesador es actualmente el modelo más potente de la compañía para el entorno de sobremesa, y entre sus cualidades tenemos la posibilidad de jugar con su multiplicador de reloj para, de esta forma, poder realizar overclocking muy fácilmente desde una simple aplicación gracias a su tecnología Clock Multiplier Control. Esto supone que, en conjunción con el nuevo chipset AMD 790 y una de las gráficas ATI Radeon HD3800 (la conocida como plataforma Spider), se conforma como una excelente plataforma para jugones que gusten de ajustar y llevar sus máquinas al límite.

El tercer lanzamiento es, cuando menos, llamativo. Se trata del Phenom X4 9100e, el primer procesador de cuatro núcleos y bajo consumo del mercado. Su enfoque es claro: reducir el consumo de este componente (consume un máximo de 65 vatios a máxima carga) para generar una menor disipación de calor y, de esta forma, lograr equipos más compactos y menos ruidosos. Se convierte, por tanto, como un gran producto para montarse en sistemas de oficina o equipos Media Center y de salón, donde es fundamental contar con máquinas de mínimo nivel sonoro.

About Author

Redacción

Redacción

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!