10 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Portátiles en alta definición

Portátiles en alta definición

Portátiles en alta definición
junio 04
14:10 2008

Las nuevas capacidades gráficas y multimedia del chipset 780G son asombrosas, y marcan un antes y un después en la informática móvil. Ya puedes jugar a los últimos títulos 3D y disfrutar de contenidos de alta definición sin problemas.

Nos enfrentamos ahora con el segundo gran protagonista de la plataforma de próxima generación para portátiles de AMD. De hecho, la integración del nuevo chipset 780G es probablemente la más importante de todo el conjunto debido a sus prestaciones tanto en tareas multimedia como en juegos.

Una dedicada en un chip integrado

La primera sorpresa que nos depara el nuevo chipset 780G es la integración de un procesador gráfico integrado ATI Radeon HD 3200, una oferta que representa un salto cualitativo excepcional en lo que teníamos antes y después de la llegada de Puma.

Hasta la fecha la gran mayoría de usuarios de portátiles eran prácticamente incapaces de jugar con solvencia a los últimos títulos del mercado: los IGP (Integrated Graphics Processor) integrados en estas soluciones eran aceptables para juegos con requisitos modestos, pero no podían soportar la carga que imponían los juegos de última generación.

Sin embargo, el nuevo IGP de Puma es en prestaciones el equivalente de una tarjeta gráfica dedicada de gama media: la Radeon HD 3200 es una solución integrada con soporte DX10 (impresionante) que parece más una gráfica aparte, algo que hemos podido ver en directo en vídeos como el que Hexus TV grabó en el pasado CeBIT. En dicho vídeo se pudieron ver por primera vez las prestaciones del chipset 780G frente a una solución de última hornada de Intel, y si accedéis a dicho contenido, comprobaréis que el rendimiento de la Radeon HD 3200 era más de 3 veces superior al de una plataforma Centrino.

Además de este chipset integrado, AMD hará uso de toda una nueva gama de gráficas dedicadas para portátiles de su nueva serie Radeon HD 3000 para portátiles, y que acaba de ver una nueva incorporación con los recién presentados procesadores HD 3800 para portátiles. Dichas soluciones permitirán aumentar aún más esas prestaciones.

Y por si fuera poco, está la integración de la tecnología Hybrid CrossFireX, que como muchos sabréis permite combinar el IGP con la GPU de una gráfica dedicada: si conectamos una tarjeta dedicada a nuestro portátil con el chipset 780G (AMD ofrece para este tipo de usos la Radeon HD 3450 Hybrid X2) contaremos con un rendimiento añadido que resulta de combinar la potencia gráfica de ambas soluciones, y que según los benchmarks internos de AMD (que siempre hay que mirar con ciertas reservas, pero con esperanza) aporta una mejora de 1,7 veces el rendimiento de una solución dedicada convencional.

Tu vida en alta definición

La segunda gran característica de este chipset y de la plataforma Puma en general es su soporte de las nuevas tecnologías multimedia de Alta Definición. A ello contribuyen dos factores:

1. AVIVO HD + UVD: la nueva versión de esta tecnología permite que la GPU se encargue de procesar gran parte de las cadenas de alta definición y de definición estándar que reproducimos en nuestro protátil, aliviando al procesador. No sólo eso, mediante AVIVO HD se ha comprobado que el rendimiento en reproducción HD es sencillamente sobresaliente: los tests HQV que son una garantía para todo este tipo de aplicaciones muestran que AVIVO logra casi un 85% del total, mientras que soluciones Centrino actuales apenas llegan al 20%. Eso significa que la reproducción de contenidos HD como los provenientes de películas en Blu-ray Disc es ya una realidad palpable en Puma. A ese rendimiento contribuye también de forma importante el Unified Video Decoder, que es el que se encarga de la decodificación hardware de cadenas H.264 y VC-1, los formatos de compresión que se suelen manejar en este tipo de transmisiones.

2. El soporte de HDMI y Display Port es especialmente notorio, sobre todo teniendo en cuenta que AMD también soporta en Puma el estándar HDCP, el sistema de protección de contenidos incluido en las películas Blu-ray y que lamentablemente vuelve a poner barreras a los usuarios a la hora de disfrutar de sus contenidos de alta definición. Sin embargo, resulta mucho más interesante contar con ese soporte que no hacerlo, sobre todo a la hora de disfrutar de esas películas BD o de conectar el portátil a un televisor o proyector de gran formato para poder disfrutar al máximo de este tipo de experiencias.

PowerXpress, ¿quieres autonomía o potencia?

Otra de las mejoras integradas en la nueva plataforma de AMD es la tecnología PowerXpress, una idea brillante para controlar el consumo de nuestro portátil, sobre todo en lo que respecta al apartado gráfico. Si contamos con una solución Hybrid CrossFireX, podremos gestionar tanto el procesador integrado como la GPU de la tarjeta dedicada a voluntad, de forma que podamos hacer que nuestro portátil funcione al máximo de sus posibilidades gráficas, o que se mantenga ese rendimiento controlado para aumentar la autonomía de las baterías.

La idea es sencilla: con PowerXpress se detectará si tenemos conectado el ordenador a un enchufe de corriente, en cuyo caso podremos aprovechar la potencia máxima de la solución combinada Hybrid CrossFireX. Si en algún momento desconectamos el portátil, PowerXpress detectará este hecho y desactivará la gráfica dedicada, permitiendo así que el consumo energético se reduzca.

Es evidente que ese control automático puede no ser adecuado para muchos usuarios, pero tranquilos: los drivers Catalyst permitirán activar o desactivar esta característica, de modo que si no tenemos el portátil enchufado a la red eléctrica y queremos jugar a un juego al máximo, podamos hacerlo igualmente. Sencillamente genial.

XGP, ideal para jugones

La última de las tecnologías que está muy relacionada con este apartado gráfico es la denominada eXternal Graphics Plattform, un desarrollo realmente novedoso de AMD que permitirá a los gamers sacar el máximo provecho de sus portátiles.

XGP ofrece la posibilidad de conectar una tarjeta dedicada convencional (las ATI Radeon HD que encontramos en el mercado de sobremesa) a nuestro portátil mediante un periférico que no es más que una caja con un conector PCIe. Dicho periférico que tiene el tamaño de esa gráfica, pero encerrada en una pequeña cajita, se conecta al portátil a través de un cable de hasta 2 metros mediante un conector especial XGP que también se conoce con el nombre en clave de la tecnología, Lasso.

Sólo cierto tipo de portátiles dispondrán de esta capacidad, que comenzará a verse en la segunda mitad de año en máquinas que sobre todo se caracterizarán por TFTs de gran tamaño (a partir de 15 pulgadas, y con más probabilidad a partir de 17 pulgadas) y que ofrecerán a los gamers la opción de jugar a toda potencia en sus portátiles cuando así lo deseen. Una idea fantástica que seguramente atraerá a un sector de usuarios muy pendiente de este tipo de alternativas.

 

About Author

David Martín

David Martín

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!