28 de septiembre de 2016

MuyComputerPRO

Pruebas, gráficas y resultados

Pruebas, gráficas y resultados

Pruebas, gráficas y resultados
junio 29
13:01 2008

El gran momento ha llegado. Ponemos a prueba las primeras AMD ATI HD 4850 y HD 4870 para comprobar lo que son capaces de ofrecer y evaluar todas sus posibilidades con test sintéticos y reales, así como verificar su consumo y disipación térmica.

 

 

 

 

 

 

El plato fuerte en estas tarjetas, con el permiso de las habilidades multimedia y “matemáticas”, es comprobar qué tal se comportan en el momento de jugar con títulos de última generación. Y también y por qué no, con los de penúltima. Para ello se han seleccionad varios títulos y benchmarks representativos del panorama lúdico actual. Los benchmarks “sintéticos” como 3DMark Vantage y 3D Mark 2006 permiten posicionar de un modo bastante preciso la gama de la tajeta sin más que comparar los resultados con el histórico de resultados de tarjetas de generaciones anteriores. Por su parte, los resultados obtenidos con juegos reales indican de un modo aproximado la experiencia de juego que se tendría en un escenario real. Lo ideal sería acabarse todos los juegos con fraps registrando los fps instantáneos, pero es una aproximación complicada por cuestiones de tiempo. En cualquier caso, como una idea aproximada se puede decir que para títulos “Shooter 3D” o de acción, una media de 60 fps o superior sería lo ideal, mientras que para títulos RPG o estrategia, en torno a los 30 fps serían “correctos”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Respecto al hardware sobre el que se han realizado las pruebas, hemos recurrido a un montaje realizado para la ocasión con un procesador Intel Core 2 Duo X6800 (2,93 GHz), 2 Gbytes de RAM (2 x 1 Gbyte DDR2 800 CL5), placa base de Gigabyte GA-EP35C-DS3R con chipset Intel P35 con bus a 1.066 MHz y disco duro Seagate SATA-II de 750 Gbytes y 7.200 rpm. Por otra parte, para la realización de las pruebas se han elegido configuraciones exigentes, con suavizado de imagen a pantalla completa (FSAA) y filtrado anisotrópico (AF) allí donde fuese posible. Por otro lado, se han contemplado resoluciones elevadas para sacar el máximo partido de estas nuevas tecnologías gráficas. Para resoluciones bajas (o títulos relativamente desfasados), el límite de rendimiento lo define la CPU sobre todo, pues la tarjeta gráfica esencialmente es capaz de generar todos los frames que se le pidan. En las pruebas se tomaron en algunos casos muestras del consumo y de la temperatura de la propia tarjeta gracias a nuestro termómetro láser.

 

 

 

 

La HD 4870, como era de esperar, consume algo más que la HD 4850, aunque la temperatura en la parte de la carcasa es menor gracias al sistema de disipación de dobre ranura. En la HD4850 la temperatura en la parte exterior era superior y cercana a la de la parte posterior medida sobre el PCB directamente. En este caso no hay diferencias notables entre la HD 4850 y la HD 4870 con puntos “calientes” entre los 80 ºC y los 84 ºC. Se trata de temperaturas respetables que precisan de un buen sistema de refrigeración global para la caja.

 

 

Entrando de lleno en las pruebas que hemos realizado, comentaremos a modo de resumen que los resultados de las pruebas son bastante positivos, con cifras jugables en casi todos, con la excepción de Crysis, donde habrá que “jugar” con los parámetros de calidad para obtener tasas de frames decentes. La HD 4870 se comporta algo mejor que la HD 4850, sobre todo cuando se juega a resoluciones elevadas y hay que arañar frames de donde sea para conseguir una experiencia de juego fluida. En cualquier caso, con juegos de penúltima generación no va a haber problema alguno para jugar con todo al máximo y con una resolución elevada (que típicamente será de 1.680 x 1.050 puntos para monitores TFT de 20 o 22 pulgadas). Con una configuración CrossFire será interesante ver si estas limitaciones mencionadas anteriormente se resuelven con una inversión de menos de 400 € usando dos Radeon HD 4850. Con el juego Assasin’s Creed, no fue posible obtener un resultado “repetible” para poser extraer conclusiones cuantitativas. Lo que sí es cierto es que mientras se jugaba a resoluciones tan elevadas como 2.048 x 1.536 puntos, los fps mostrados usando FRAPS estaban casi siempre en torno a 60 fps. A otras resoluciones se obtuvieron tasas constantes de 30 fps. En cualquier caso son cifras “jugables” y excelentes, tanto para la HD 4850 como la HD 4870. Assasin’s Creed es especialmente interesante porque es el primer juego compatible de fortma nativa con DirectX 10.1, tecnología que actualmente es patrimonio exclusivo de AMD con su gama ATI Radeon HD 4850 y HD 4870 ( y las 3850 y 3870). Os dejamos con las gráficas de las principales pruebas que hemos realizado. Si queréis verlas en grande, no tenéis más que pinchar sobre ellas:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tabla de contenidos:

 

1.- Introducción

 

2.- HD 4850 vs. HD 4870

 

3.- Pruebas, gráficas y resultados

 

4.- Conclusiones finales

 

 

 

About Author

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!