10 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Ahorra en tu factura eléctrica

Ahorra en tu factura eléctrica

Ahorra en tu factura eléctrica
julio 17
21:46 2008

Hemos medido el consumo eléctrico de más de 20 equipos electrónicos que habitualmente podemos encontrar en hogares y pequeñas oficinas en diversas situaciones. Pero, ¿qué supone para nuestra factura mantenerlos conectados? Para responder a esta y a otras preguntas hemos evaluado el consumo con los equipos en espera y encendidos a pleno rendimiento. Otro trabajo largo y complejo de nuestro Laboratorio.

La mayoría de nosotros tenemos en casa o en la oficina docenas de aparatos electrónicos de toda clase, y nunca nos planteamos el coste real de tenerlos conectados. Se trata de equipos que aunque estén apagados, por lo general consumen una pequeña cantidad de energía para mantenerse “vivos”. Gracias a ello, cuando pulsamos el botón de encendido de nuestro PC de sobremesa o de la pantalla TFT, el circuito electrónico interno es capaz de detectar la orden y poner en marcha el equipo. A esto se suman las fuentes de alimentación y transformadores de altavoces, móviles, portátiles, impresoras, routers, etc, que todos tenemos en casa y que, fundamentalmente por comodidad, dejamos siempre conectados y disponibles para poder utilizar el aparato al que alimentan.

Por ello, es posible que con las últimas subidas de las tarifas eléctricas muchos os hayáis planteado cosas como ¿cuánto nos cuesta realmente todo esto?, ¿estos alimentadores dejan de consumir energía mientras no están conectados?, o ¿cuánto consume el ordenador o la TV realmente, hablando en euros? Pues bien, para resolver estas y otras muchas preguntas, en el Laboratorio de MuyComputer nos hemos puesto manos a la obra. Por una parte, hemos conseguido un vatímetro capaz de medir el consumo instantáneo y medio de aparatos eléctricos, y después hemos analizado detenidamente 23 dispositivos electrónicos e informáticos comunes que podemos encontrar en cualquier hogar o pequeña oficina. Comenzaremos por ofreceros los resultados de las pruebas, para después analizar los datos y formular algunas de esas preguntas que quizá muchos se hayan hecho, y que a la vista de nuestras pruebas tienen una respuesta contundente. Pero si quieres salir de dudas por la vía rápida consulta nuestras diez preguntas y respuestas sobre el consumo electrico en el hogar y, por supuesto, nuestras conclusiones para ahorrar enérgía y dinero y ser más ecológicos.

Entorno de pruebas y metodología

Como veremos a continuación, gracias a un vatímetro hemos medido el consumo instánteo de diferentes equipos en amperios. Se trata de sencillos ordenadores ofimáticos, potentes equipos para juegos, portátiles de última hornada, routers ADSL, etc. Sobre todos ellos hemos medido el consumo del equipo con el dispositivo apagado y en espera, y también el consumo tras poner en funcionamiento normal el aparato. Como es lógico los consumos pueden variar de una marca a otra, incluso de un modelo a otro dentro del mismo tipo de dispositivo. Sin embargo, dado que sería imposible tomar medida de todos ellos, hemos tomado como referentes ordenadores, televisores, consolas o accesorios bastante genéricos y provenientes fabricantes de primera línea que pueden ser utilizados como guía. Según nuestras mediciones alternativas, las que hemos tomado con casi medio centenar de dispositivos de las más variadas marcas y modelos con el objetivo de validar los resultados iniciales, las desviaciones entre unos casos y otros son generalmente escasas. Aun así, como es lógico existen.

 

Este vatímetro permite medir el consumo instantáneo de todo tipo de aparatos por pequeño que sea.

 

Un caso concreto que vale la pena comentar son los ordenadores o las consolas, donde hay importantes diferencias de consumo eléctrico si mantenemos el equipo encendido pero en espera (es decir, sin ejecutar ninguna aplicación), a trabajar intensivamente con él. Este es el caso de ejecutar un juego de altas prestaciones, codificar un vídeo o desempeñar cualquier tarea compleja que exija mucho trabajo de CPU, memoria, disco duro o sistema gráfico. Por ello, también hemos sometido a estos dispositivos a procesos de carga máxima de trabajo para evaluar sus consumos máximos en estas situaciones.

Tras las pruebas que veremos a continuación llegaremos a una serie de conclusiones y costes. Todas estas cifras son perfectamente constatables de una manera muy simple. De entrada, los resultados de nuestros sistemas de medición se dan en vatios. A partir de ahí, para saber los kWh que consume un equipo es tan simple como divirlo por 1.000. Es decir, si suponemos que un ordenador tiene un consumo constante de 150 vatios, sabremos que consumirá 0,15 kWh. Para saber el coste de dicha energía basta multiplicar esa cifra por el número de horas que permance encendido (supongamos que 10 hrs) y el resultado por el coste oficial del kWh, que para 2008 y en el caso de tener una potencia contratada de entre 5 y 2,5 kW (lo más habitual en una vivienda), se sitúa en los 0,092834 € sin impuestos. Es decir, que un ordenador que consuma constantemente 150 vatios, generará un gasto de 150 / 1.000 = 0,15 kWh. A partir de aquí, 0,150 kWh x 10 horas = 1,5 kWh consumidos en esas horas x 0,092834 € = 0,14 € de coste, sin impuestos, ni contar el alquiler de contador, instalación y posibles desviaciones por consumo.

En este sentido, si queréis lanzaros a realizar vuestros propios cálculos, podéis consultar la tabla de tarifas que ofrece el OMIC (Oficina Municipal de Información al Consumidor) de Madrid en su Web. Y sin más, vamos con los resultados de las pruebas y la respuesta a muchas de las preguntas que muchos os habréis hecho en algún momento.

About Author

Redacción

Redacción

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!