9 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Respuesta a 10 preguntas difíciles

Respuesta a 10 preguntas difíciles

Respuesta a 10 preguntas difíciles
julio 17
20:03 2008

Hechas las pruebas, nos planteamos algunas de esas preguntas que quizás hayan pasado por vuestra cabeza en más de una ocasión, y damos todas las respuestas apoyadas por los números y cifras obtenidos por nuestro Laboratorio.

1.- ¿Cuánto me costará dejar mis equipos electrónicos conectados durante estas vacaciones mientras estoy fuera de casa?

Si tomamos como referencia hogares que tengan un PC con su correspondiente pantalla, un par de televisores LCD, un portátil, TDT, DVD, consola, router ADSL, una impresora, un escáner, un disco externo y un hub USB conectado a su PC de sobremesa, tendremos unos 0,123 kWh de consumo sólo por el hecho de tenerlos conectados y a la espera de ser encendidos. Esto supone que si estamos 30 días fuera de casa (aquellos afortunados), estárán 720 horas en standby. Luego: 0,123 kWh x 720 hrs = 88,56 kWh x 0,092834 € = 8,221 € es lo que nos costará irnos de casa y dejar estos pequeños dispositivos conectados. Evidentemente, a esto habrá que sumar nevera, lavadora, caldera, alarma y el resto de sistemas del hogar que también permanecen enchufados.

2.- ¿Qué resulta más económico: jugar con la consola o con el PC?

Esta valoración dependerá mucho de la configuración de nuestro ordenador, aunque en la mayoría de las ocasiones consumiremos mucha más energía jugando con una de las consolas de úiltima generación que con nuestro ordenador. Comparando el PC de juegos que hemos probado frente a una Xbox 360, hemos constatado que la consola gastará un 30% más de energía. A esto tendremos que sumarle el coste de alimentar la pantalla TFT en el caso del PC, o la TV del salón en el caso de la consola. En este caso, la TV LCD de 37 pulgadas requiere más de un 400% de energía frente a una TFT de 19 pulgadas convencional.

Por todo lo anterior, aunque no será comparable la experiencia de una Xbox 360 conectada a la TV LCD del salón de gran formato, un PC de potencia media-alta con su correspondiente TFT de 19 pulgadas necesitará menos de la mitad de energía para permitirnos jugar. Una cifra importante si vamos a pasarnos muchas horas delante de la pantalla disfrutando de los últimos títulos.

3.- ¿Los portátiles consumen menos que un sobremesa?

Sin duda. Nuestras pruebas demuestran cómo un portátil de última generación con su pantalla TFT integrada y todos sus dispositivos operativos (WiFi incluido) necesitará entre un 50 y 70% menos de energía que un PC de sobremesa con su correspondiente pantalla TFT. De esta forma, en hogares en los que haya varios equipos, resultará mucho más económico tener portátiles que sobremesas.

Eso sí, hay que tener presente que los alimentadores de muchos portátiles pueden consumir en espera incluso más que las fuentes de alimentación de los PCs de sobremesa. Por ello, es recomendable desconectarlas cuando no los necesitemos. De esta forma, suponiendo que uno de estos alimentadores sólo se pase conectado 4 hrs diarias durante todo un año, nos ahorraremos unos 6 euros anuales por cada fuente de este tipo que mantengamos desenchufada cuando no sea necesario.

4.- ¿Cuánto me cuesta tener el router ADSL siempre encendido?

Pues en realidad no demasiado: según nuestras pruebas y cálculos, un router WiFi como los que monta Telefónica entre sus clientes te costará al mes 0,60 € y 7,2 € al año si lo tienes permanentemente conectado.

5.- Tengo el PC 24×7 descargando ficheros de eMule/Torrent ¿cuánto me está costando?

Sin entrar en las consideraciones legales del tema, son muchos los usuarios que mantienen su ordenador encendido 24 horas al día, descargando vídeos, películas o programas desde redes de intercambio de ficheros. Dejando de lado el coste de mantener encendido el router ADSL que veíamos en el punto anterior, el coste de dejar un PC de configuración media siempre encendido probablemente compense: unos 0,37 € / día si incluimos la pantalla y poco más de 11 € / mes. Si tenemos en cuenta todo lo que se puede obtener en ese tiempo, pues probablemente sea un coste insignificante.

Lo bueno es que, según nuestras comprobaciones, el mantener un equipo descargando de eMule o cualquier otro programa P2P no supone mucho más consumo que el del equipo en espera. Es decir, requiere tan poca capacidad de proceso, que el consumo se sitúa en el mínimo necesario para mantener el PC encendido.

6.- ¿Son los ordenadores de Apple más "verdes" que los PCs?

Aquí los resultados son realmente sorprendentes, pues un Apple iMac de sobremesa con una pantalla de 20 pulgadas requiere menos de la mitad de energía funcionando a pleno rendimiento frente a un PC multimedia comparable en prestaciones. En el caso de entornos ofimáticos, también supone un importante ahorro frente al PC ofimático con pantalla TFT de 19 pulgadas. De esta forma, podemos concluir que para una empresa con muchos puestos informáticos, tener iMac en lugar de PCs convencionales podría suponer un importante ahorro a final de mes en su factura energética.

En el caso de los nuevos Macbook también nos llevamos una agradable sorprensa, al ver cómo también consumen casi la mitad de energía que un PC portátil moderno. Un interesante dato que hará feliz a muchos defensores de la empresa de la manzana.

7.- Desde el punto de vista energético, ¿conviene tener sistemas NAS en vez de servidores de ficheros?

De nuevo, un SÍ rotundo. Si nos fijamos, un NAS con cuatro unidades SATA y 1 Tbyte máximo de capacidad consume prácticamente lo mismo que un PC ofimático en espera. Es decir, muchísimo menos de lo que gastaría un servidor con cuatro o cinco unidades de disco, controladoras RAID, tarjetas de red, monitores y otros extras. Por tanto, y dejando al margen temas operativos y de administradores de sistemas, los NAS contribuyen decisivamente a ahorrar energía en las empresas y centros de datos de todos los tamaños.

8.- ¿Cuánto me supone tener la TV encendida parte del día?

En muchos hogares la TV se pasa conectada un gran número de horas. Cuando no son las noticias, son los programas de la tarde, los dibujos animados de los niños o la película de por la noche. Lo primero que tenemos que tener presente es la gran diferencia existente entre los modelos más pequeños y los más grandes, y tener claro que a medida que aumenta el tamaño de la pantalla también lo hace de forma considerable el consumo eléctrico.

Por concretar, suponiendo un hogar que tenga una TV LCD de gran formato (37 pulgadas) y la mantenga encendida una media de 5 horas diarias, la factura mensual por este concepto ascenderá a poco más de 3 € / mes. Una cifra que sin duda, será razonable para muchos a cambio del servicio recibido.

9.- ¿Qué hay de los cargadores de los móviles?

En nuestro caso tomamos como referencia diversos cargadores de Nokia, uno de los grandes líderes de este sector. Tomando varios de sus modelos, comprobamos cómo el consumo de sus cargadores en espera es tan ínfimo que ni siquiera era registrado por nuestro equipo de medición. Esto supone que a efectos prácticos el coste de alimentar uno de estos pequeños cargadores es tan reducido que quizá no vale la pena ni molestarse en desenchufarlo cuando no lo usemos. Aun así, como siempre, si los desconectamos estaremos 100% seguros de que no consume nada de energía. Mientras cargábamos la batería del teléfono, el consumo rondaba los 4 vatios, una cifra ínfima si la comparamos con el resto de equipos que hemos probado.

10.- ¿Un alimentador también consume aunque no esté conectado?

Sin duda esta es una de las grandes cuestiones que muchos se habrán preguntando. Y es que, por lógica, si un alimentador o transformador no esta conectado a un aparato electrónico al que deba suministrar energía, no debería consumir nada ¿no? pues esta creencia que muchos tienen es falsa. Los alimentadores que todos tenemos en casa para proporcionar energía a cientos de aparatos (cámaras, impresoras, marcos digitales, teléfono inalámbrico, destornilladores eléctricos, cargadores de pilas, etc.) siguen consumiendo energía aunque no estén conectados a ningún aparato eléctrico. Es decir, ellos siguen transformando energía de 220 vts a la tensión para la que han sido diseñados, aunque dado que no están alimentando nada que les exija una determinada potencia, consumen el mínimo necesario. En pequeños transformadores hablamos de unos 0,004 kWh. Es decir, que tener uno de ellos permanentemente conectado nos costará unos 0,27 € / mes. Es una cantidad muy pequeña, pero ahora multiplicadla por las docenas que probablemente todos tenemos por casa, y seguramente os pondréis a desconectar unos cuantos.

About Author

Redacción

Redacción

Articulos relacionados

  • Anónimo

    Al respecto de las dos opciones de regletas que comentas, me gustaria añadir que en el mercado existe otro tipo que si bien tambien consume, no creo que sea mucho más que el consumo de la regleta con mando a distancia. Estas regletas se venden como reglet

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!