28 de septiembre de 2016

MuyComputerPRO

El mercado SSD, hoy

El mercado SSD, hoy

El mercado SSD, hoy
agosto 29
12:24 2008

Algunos analistas revelan que el coste y prestaciones de las unidades SSD no compensan actualmente, y que este segmento no despegará definitivamente hasta 2010, el año en que los SSD destacarán realmente frente a los discos actuales.

Por esta razón parece algo descabellado comprar hoy en día un equipo con una de estas unidades (a no ser que nos sobre el dinero). El rendimiento y el coste por gigabyte no parecen compensar al usuario, como vemos a continuación.

El mercado del SSD hoy

La mejora del redimiento con sistemas SSD se nota, sobre todo, en aplicaciones que leen datos del disco duro más que escribirlos. Para que las empresas vean rentables la sustitución de sus equipos de almacenamiento por unidades SSD tienen que mejorar el numero de operaciones de lectura/escritura que pueden realizar por segundo, así como su fiablidad y seguridad.

 

La solución a este problema podría ser la nueva interfaz Serial ATA SSD que ,con tasas de lectura secuencial de 250 MB/s y de escritura de 70 MB/s, sí pueden compararse a las soluciones de discos duros tradicionales. Según  Avi Cohen, cuando se consolide está tecnología, la relación precio rendimiento de los discos SSD podría ser de hasta 20 a 1 con respecto a los mejores discos duros de hoy día (serían necesarios veinte discos a 15000 rpm para alcanzar el rendimiento en lectura aletoria de una sola unidad SSD).

El otro frente del batalla para la tecnología SSD es el mundo portátil. Ordenadores, teléfonos móviles, reproductores multimedia, navegadores… ,cientos de dispositivos podrían beneficiarse del ahorro energético y mejoras de rendimiento que, a priori, ofrecen estas unidades.

A día de hoy existen dos problemas importantes que suponen un lastre para que estas mejoras teoricas se vean en las pruebas:

1. El ahorro que proporciona una unidad SSD en un equipo portatil va de cinco a treinta minutos más de batería. Mientras que el resto del hardware no mejore su consumo (principalmente la pantalla y el microprocesador) no notaremos los beneficios de tener una unidad de almacenamiento SSD.

2. Los sistemas operativos no sacan todo el provecho de la memoria de estado sólido. En la última actualizacion de Windows Vista no se incluyeron los cambios necesarios para optimizar el rendimiento de sistemas SSD y los rumores apuntan a 2009 como el año en que Microsoft se centrará en mejorar este aspecto de su software.

Una de las mayores ventajas que se le suponen a un sistema de almacenamiento sin partes móviles es la durabilidad. Parece evidente que, si no hay nada que se mueva, es muy complicado que veamos un fallo a nivel de hardware en una unidad SSD. Sin embargo no todo está tan claro como parece.

La vida útil de la memoria flash es muy variable: depende del tipo de memoria que use los ciclos de escritura varían entre los 10.000 y los 100.000 antes de que empiecen a fallar. Un disco duro tradicional alcanza los 600.000 ciclos de escritura.

Aunque los fabricantes tienen datos de tiempo medio entre fallos muy buenos ( de 1,2 a 1,4 millones de horas) para muchos expertos este coeficiente es inexacto. Depende mucho de cómo y en que cantidades se realicen las operaciones. Casi todos coinciden en que los ciclos de escritura que maneje la unidad son la cifra a seguir.

Y en 2010 ¿qué?

Poner una fecha en tecnología suele ser muy arriesgado pero en pocas ocasiones tantas empresas parecen estar de acuerdo. Es muy posible para esa fecha los avances tecnológicos permitan al SSD consolidarse como dispositivo de almacenamiento.

 

 

Gartner espera que las unidades SSD de bajo coste crezcan de las 635.000 unidades de 2007 a unos 33.000.000 en 2012. Una tasa de crecimento del 117% en solo cinco años.

A día de hoy las unidades SSD solo son útiles en dispositivos pensados para sacarles el máximo provecho como el MacBook Air, de Apple, otros ultraportátiles de gama alta y en dispositivos como teléfonos y reproductores que no necesitan gran capacidad de almacenamiento. Cuando el resto del hardware no acompaña a la tecnología de memoria sólida no se aprecian mejoras en el rendimiento.

About Author

David Martín

David Martín

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!