26 de septiembre de 2016

MuyComputerPRO

Ubuntu 8.10, el análisis

Ubuntu 8.10, el análisis

Ubuntu 8.10, el análisis
noviembre 11
10:15 2008

Hace menos de dos semanas que la nueva versión de esta popular distribución se anunció oficialmente, y en MuyComputer ya hemos tenido la oportunidad de probarla a fondo y en detalle. ¿Qué ofrece Ubuntu 8.10 Intrepid Ibex? Las mejoras son importantes, pero lo son más a nivel interno, lo que hace que esta versión aparezca como una edición “más redonda” de Ubuntu, que sin embargo no sentimos muy diferente a su predecesora.

 

Las novedades en la última edición de Ubuntu son más sutiles que en anteriores revisiones, pero sin duda hay componentes importantes que contribuyen a que Intrepid Ibex sea una versión más redonda que su antecesora, Ubuntu 8.04. Eso sí: la nueva edición no está exenta de sus propios problemas, y uno de los principales reside en el hecho de que precisamente no se aprecian cambios que justifiquen una actualización.

 

 

Muchos esperábamos con expectación esta nueva edición de Ubuntu tras la pasada 8.04 Gutsy Gibbon. Precisamente esa versión me dejó una sensación agridulce que ya reflejé en aquel análisis que publicamos en MuyComputer, y que afortunadamente mejoró gracias a la publicación de la versión 8.04.1, la primera revisión “mayor” de esa edición LTS, que dispone de un soporte de 5 años. En cambio, esta 8.10 dispone de un periodo de soporte de 18 meses, lo que la pone al nivel de otras ediciones pasadas de Ubuntu que siguen ofreciendo nuevos parches durante ese tiempo y que después, para bien o para mal, dejan de ser soportadas por Canonical de forma oficial.

 

 

Mucho se ha hablado de las mejoras que se esperaban en esta nueva versión y lo cierto es que nuestro análisis ha reflejado que la mayor parte de ellas no son especialmente relevantes para el usuario final. De hecho, algunas están muy dirigidas más al futuro de Ubuntu y de GNU/Linux en general que a que podamos sacar partido de ellas inmediatamente, pero sin duda esa es una buena aportación de los desarrolladores de Canonical. En general nos hemos encontrado con un desarrollo muy sólido, pero que uno casi ve con aburrimiento: las mejoras no son demasiado atractivas tanto a nivel práctico como de usabilidad, y es que como decimos, Intrepid Ibex es una solución más redonda que Gutsy Gibbon, pero que es una mera evolución de la misma, sin aportar grandes sorpresas.

 

 

En nuestro análisis hemos analizado en detalle todas esas mejoras y novedades, y podéis encontrar todas nuestras impresiones y conclusiones en dicho artículo, que ya os avisamos, es extenso.

 

Ubuntu 8.10 Intrepid Ibex, el análisis

 

About Author

David Martín

David Martín

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!