7 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

AMD Opteron Shanghai, a examen

AMD Opteron Shanghai, a examen

AMD Opteron Shanghai, a examen
diciembre 02
10:57 2008

Los recién presentados AMD Opteron de 45 nanos (con nombre clave ‘Shanghai’) están comenzando a ser analizados a conciencia, y parece que su rendimiento es realmente muy superior al de sus antecesores, los núcleos ‘Barcelona’. Sin embargo, el extenso artículo de TechReport en el que se los compara con los actuales Xeon parece dejar claro que a pesar de sus mejoras, puede que no sean tan potentes como los futuros Xeon.

 

El mercado ha esperado con mucha expectación los nuevos procesadores de AMD, que destacan esencialmente por su nuevo proceso de fabricación de 45 nanos y que además implementan una serie de mejoras arquitecturales destacables, que sobre todo están destinadas a ofrecer mayor eficiencia energética y grandes ventajas para tareas como la virtualización.

 

 

Analizar el rendimiento de este tipo de procesadores es complicado porque las pruebas son normalmente complejas e implican disponer de unos medios y conocimientos que no son tan fáciles de lograr como en las pruebas de procesadores de sobremesa y portátiles. En TechReport parecen disponer de dichos medios, porque han realizado un completísimo análisis del rendimiento de los nuevos Shanghai, y de hecho los han comparado con los Intel Xeon de 45 nm más recientes.

 

 

Las pruebas han analizado el rendimiento de estos microprocesadores para servidores y estaciones de trabajo en distintas áreas, algunas más destinadas a tareas de estación de trabajo, y otras más orientadas a servidores, pero en general todas ellas sirven para hacerse una buena idea de lo que pueden ofrecer los nuevos AMD Opteron 23xx y 83xx de cuatro núcleos, y que se verán renovados a mediados del año que viene con el nuevo chipset Fiorano, que ofrecerá soporte para HT 3.0 y para PCI Express 2.0, entre otras cosas.

 

 

En las distintas pruebas se llega a la misma conclusión: los nuevos AMD Opteron Shanghai representan un salto cualitativo excepcional respecto a sus antecesores, los Opteron con núcleos Barcelona, y de hecho superan en algunas pruebas al rendimiento de los actuales Intel Xeon de 45 nanos. Lo más desacable es su excelente comportamiento energético, que los sitúa por encima de sus contendientes, pero estas buenas sensaciones tienen un punto agrio: la verdadera comparación llegará a mediados del año que viene, cuando dispongamos de los Nehalem para servidores, ya que esta microarquitectura por el momento solo está disponible en los Intel Core i7, los procesadores para PCs de sobremesa.

 

About Author

David Martín

David Martín

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!