4 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Integración con datos en común

Integración con datos en común

Integración con datos en común
abril 27
12:01 2009

Si está pensando en cuál es la mejor forma de establecer y garantizar el éxito de un Centro de Competencia en Tiempo Real dentro de su organización, usted forma parte de una vanguardia de crecimiento entre los profesionales de gestión de la información. Así lo asegura Oñate, quien matiza que hay una tendencia generalizada en el mundo empresarial a ir más allá de la integración tradicional de datos.

 

Hoy, el ímpetu de la integración empresarial es más fuerte que nunca, debido a la acelerada tendencia hacia la gestión de la información en tiempo real. Estamos inmersos en un nuevo mundo más desafiante en el que el BI ya no es una cuestión exclusiva de los empleados del back office, sino que se ha convertido en una realidad generalizada. El actual BI generalizado (conocido en inglés como pervasive BI) trata de suministrar la información oportuna a todos los usuarios, incluyendo el personal operativo de primera línea, clientes y socios de negocio. Y aunque la integración de datos proporciona el apuntalamiento crítico, no se trata de la integración de datos que hemos conocido o empleado tradicionalmente.

Puesto que la tendencia hacia el uso de los datos operacionales en primera línea continúa creciendo, las organizaciones están buscando más allá de la integración de datos tradicional. Hace cinco años, integrar los datos en datawarehouses para el análisis estratégico era normalmente suficiente, pero dotar a todos los usuarios en todo momento de toda la información en tiempo real requiere la integración tanto de los datos analíticos como operacionales.

Existen un sinfín de operaciones de primera línea y procesos de negocio pendientes de beneficiarse de la información actualizada al minuto suministrada en el punto de impacto. Éstos van desde el CRM, logística y operaciones a la detección en tiempo real para la lucha contra el blanqueo de dinero y otros fraudes, la actividad en la cadena de suministro y la monitorización de la calidad de la fabricación en tiempo real. Y la lista es interminable.

Soportar estas aplicaciones orientadas al tiempo real (con sus cargas de trabajo mixtas, reporting complejo y solicitudes tácticas de alta prioridad) requiere una nueva clase de competencias de integración. Tecnologías de integración como EAI, EII y ETL han avanzado lo suficiente como para rendir significativos retornos al negocio, pero han sido desarrolladas durante mucho tiempo de forma independiente unas de las otras. EAI ha evolucionado para ser una tecnología destinada a la mensajería en tiempo real. EII nos ha ofrecido un querying federado y on-the-fly. ETL ha sido tradicionalmente muy bueno en el manejo de transformaciones de datos complejos y BI se beneficia de los datos procedentes de todos estos métodos de integración para comprender el estado de salud de una empresa.

La moderna integración de datos empresariales ha evolucionado fuera del ETL. Cubre todos los tipos de datos y transformaciones, e incorpora la gestión de metadatos y de la calidad de datos como parte del proceso de integración global. La integración de datos empresariales soporta además el despliegue de misión críticas, las actuales arquitecturas orientadas a servicios y los ICCS empresariales.

Colectivamente, todas estas tecnologías de integración hacen posible la gestión eficaz de la información en tiempo real. Para que una compañía lidere el grupo de cabeza de su sector, debe contar al menos con un plan para aprovechar los cimientos de datos comunes que reúnen EAI, EII e integración de datos. Por la misma regla de tres, las compañías deben esforzarse porque sus ICCs tomen un papel más protagonista en la optimización y gestión de estos cimientos comunes.


 

 

Una nueva definición y papel para el ICC

Aquellos que ya estén dando los pasos necesarios hacia el BI generalizado pueden identificarse con la necesidad de una nueva definición y papel para el ICC. Al más alto nivel, un ICC vincula las inversiones técnicas de una compañía con sus valores de negocio. Por definición, esto implica la gestión de los cambios en la organización y requiere, inexorablemente, el apoyo por parte de la dirección. El BI generalizado ejerce nuevas demandas por encima de este papel tradicional.

El BI operacional, componente clave en el BI generalizado, pide a un ICC que pueda manejar todas las necesidades de data warehousing de una organización, incluyendo los datos operacionales. Esto resulta esencial de cara a permitir que los trabajadores de primera línea tomen decisiones en tiempo real en base a la información histórica y los métodos predictivos  (p.e., analíticas oportunas basadas en comportamientos históricos y proyectados). Funcionalmente, esto hacer suponer que se pueden gestionar los datos de una forma que va mucho más allá del dominio tradicional del ETL. Política y organizativamente, exige un ICC capaz de gestionar todo el ciclo de los proyectos de integración (desde los requisitos de negocio a los despliegues técnicos) a lo largo de todas las disciplinas de integración.

Los Acuerdos de Nivel de Servicio de Datos (Data SLAs) son otro factor clave en el BI generalizado. Un Data SLA es una forma práctica de cuantificar las expectativas del usuario y las capacidades intrínsecas de la arquitectura de integración. Es la medida del éxito, y un buen Data SLA definirá los valores esperados, aceptables e inaceptables para cada uno de los principales factores, desde lo completos que estén los datos a su actualización y precisión. Un Data SLA toma también en cuenta la gestión proactiva de recursos para programar y priorizar las altamente diversificadas cargas de trabajo del BI operacional en toda la empresa.

Por otro lado, los Data SLAs proporcionan los medios necesarios para medir y ajustar el modo en el que las organizaciones se están comportando respecto a sus objetivos de gestión de la información. Muchas organizaciones utilizan esto como uno de los indicadores para calcular el retorno sobre su inversión en gestión de la información. Por esta razón, los vínculos entre los Data SLAs y las métricas en toda la organización (como márgenes, cuota de mercado y satisfacción de los clientes) son utilizados para racionalizar y equilibrar las futuras inversiones.

Debido a su influencia crítica en el rendimiento empresarial, los Data SLAs demandan ser gestionados bajo el paraguas de una entidad única. Y es completamente natural que la propiedad resida en el nuevo, o en Tiempo Real, ICC.


 

 

Nuevos requisitos y oportunidades arquitectónicas

Hemos hablado sobre la necesidad de unos cimientos de datos comunes que reúnan EAI, EII e integración de datos. Desde una perspectiva del data warehousing, ésta es una búsqueda significativa, pero los líderes del sector están ya trabajando en este frente y alcanzando sustanciales beneficios.

Históricamente, el data warehousing nació de la necesidad de soportar el BI analítico. Pasar del data warehousing departamental al data warehousing empresarial (EDW) es un logro significativo. Ir de un EDW a un entorno EDW en tiempo real que soporte tanto el BI operacional como analítico es otro gran progreso en la curva de madurez. Pero mantener la competitividad es de vital importancia.

El BI generalizado necesita conexiones, físicas o virtuales, para todos los sistemas, arquitecturas, data marts, hojas de cálculo, etc., a lo largo de las unidades de negocio de toda la empresa. Estos son los cimientos cruciales sobre los que un ICC funciona como un data warehouse empresarial en tiempo real y consigue cumplir los niveles acordados en el Data SLA.

ETL ha actuado durante mucho tiempo como una tecnología dirigida físicamente en oposición a la mensajería, que es conducida de forma más o menos lógica. La mensajería es transaccional, con un elemento de tiempo real, y únicamente implica transformaciones de datos de baja o nula complejidad. La idea ha sido siempre hacerlo más rápido con el suministro garantizado y capturar los metadatos no ha sido normalmente una preocupación tenida en cuenta. Las aplicaciones dirigidas al ETL, por otro lado, están normalmente orientadas en lotes, tienden a tener un foco analítico, a implicar transformaciones muy complejas, y generalmente conllevan la recolección de los metadatos, algo crucial para conocer el contexto y las relaciones con mayor profundidad.

El paso al EDW en tiempo real demanda el despliegue de la integración de datos operacionales para salvar el vacío existente entre estas tecnologías diversas. La integración de los datos operacionales puede suministrar una conectividad directa para las aplicaciones de mensajería, la gestión de los flujos de trabajo y de los procesos de negocio y la replicación, sincronización y orquestación de los datos como parte de una solución integral para la integración de los datos en la empresa.

Con la integración de datos operacionales fusionando el ETL tradicional y la mensajería, el resultado es una gran combinación de capacidades para la captura de datos en lotes, micro-lotes, tiempo real y datos modificados (CDC); push-pull y transformación compleja. El análisis de linaje avanzado y la evaluación del impacto a través de la captura de metadatos en todos estos elementos son finalmente posibles en este entorno bien soldado y orquestado.


Las organizaciones que están adoptando este nuevo enfoque están poniendo en marcha arquitecturas unificadas y flexibles que abarcan servicios de transacción, servicios de integración de datos y servicios de decisión. Estos servicios de integración de datos proporcionan tanto el intercambio de datos de ficheros en lotes como las corrientes continuas de información, y apuntalan el conjunto con unos cimientos de metadatos de punto a punto.

La evolución desde un centro de costes a un centro de beneficios

Otra necesidad arquitectónica es el establecimiento de sistemas de seguimiento y recarga del Data SLA. Se necesita visibilidad para saber si los datos de alta calidad están siendo suministrados de forma fiable a la frecuencia correcta en cualquiera de los diversos objetivos.

Los data warehouses han sido tradicionalmente centros de costes. Si está implicado en el data warehousing, tenderá a medir la efectividad en base a la capacidad para realizar a tiempo los proyectos, con bajo presupuesto y con el mínimo riesgo, a menudo a nivel departamental o de unidades de negocio. En otras palabras, juega en plan defensivo.

Sin embargo, ahora las organizaciones pueden explotar las tecnologías de integración de datos que han demostrado ser proactivas, tanto en el procesamiento en tiempo real como en el analítico, lo que está permitiendo a muchas organizaciones ir más allá del juego departamental y defensivo. Ahora utilizan EDW proactivamente para ayudar a conseguir nuevos ingresos y beneficios. Si usted está ?o pretende estar- en esa aventajada posición, la única forma real para medir la efectividad es trabajando en estrecha colaboración con las organizaciones de los usuarios finales. Aquí es donde los Data SLAs y su seguimiento destacan. Con su capacidad para vincular las inversiones técnicas con los valores de negocio, y su posición para dirigir las relaciones entre TI y negocio, el ICC es la organización apropiada para gestionar los Data SLAs aprovechando los cimientos de datos comunes.

Una de las mayores sociedades de valores y bolsa construye un puente entre los métodos de integración

Escapando de las constricciones de las rutinas ETL desarrolladas internamente y de las soluciones de múltiples fabricantes, una sociedad de valores y bolsa, internacional está racionalizando EAI, EII e integración de datos para reducir la complejidad y lograr unos cimientos de datos comunes.

Con cinco grandes líneas de negocio e ingresos por valor de billones de dólares, la compañía vio el ICC como una forma de centralizar toda la experiencia y mejores prácticas en integración. Previó que el ICC podía proporcionar servicios de consultoría en integración a una diversa gama de grupos de negocio, incluyendo la gestión de la banca de inversión, acciones, beneficio neto y riesgo empresarial, y tras justificar la creación del ICC con la dirección senior y las unidades de negocio, se forjaron las relaciones con los equipos tecnológicos del negocio para utilizar los servicios del ICC. Algunos problemas políticos surgieron con la nueva centralización, pero el compromiso de la dirección se mantuvo intacto puesto que la gestión de los datos en toda la empresa constituye una de las principales iniciativas corporativas.

Algunas unidades de negocio y sus organizaciones TI han estado ya trabajando para reconciliar las tecnologías de integración de datos y mensajería. El ICC llevó este esfuerzo a un nivel más global en toda la empresa, y ha sido fundamental en la estandarización de la compañía sobre las plataformas centrales de integración de datos y mensajería. Ha establecido además un repositorio global de componentes de integración reutilizables, y ha ampliado esta base a lo largo de las unidades de negocio y sus proyectos de integración.

En un rápido progreso, el ICC atiende ahora un amplio conjunto de requisitos para la integración en toda la empresa, incluyendo:

– Aplicaciones centradas en la mensajería respaldadas por almacenes de datos operacionales.

– Aplicaciones centradas en los datos construidas sobre los data warehouses físicos y bolsas de datos.

– Aplicaciones EII alrededor de bases de datos lógicas federadas.
 

Las variadas competencias en integración encapsuladas en el ICC están siendo aprovechadas por las transferencias de mensajes en lotes e inmediatas en apoyo a los procesos de negocio y las interacciones EII de baja latencia.

Los beneficios de la centralización de todas estas disciplinas y competencias de una forma compartida continúan ampliándose. En un principio, los beneficios incluían la reducción de costes gracias a que la infraestructura de hardware y software era compartida. Ahora se ha extendido a la reducción de los costes de desarrollo y la aceleración de la llegada al mercado de los proyectos, gracias a la reutilización de los componentes de integración. La firma se está también beneficiando de la gestión más sencilla y de menor coste de los fabricantes, ahora que se ha estandarizado sobre unas pocas plataformas principales. Y está recortando el tiempo para demostrar la auditabilidad y transparencia exigidas por el gobierno corporativo y el cumplimiento de normativas.

Lo que es más importante, la firma está cumpliendo los requisitos de sus usuarios finales respecto a un suministro de datos de baja latencia. Esto permite directamente la toma de decisiones de alto impacto, como centrarse en los clientes rentables y tomar decisiones de comercialización ajustadas a los riesgos mientras se conoce el impacto subsiguiente en términos financieros, de riesgos y conformidad.


 

 

Un líder farmacéutico acelera el reporting crítico para el negocio

En su crecimiento orgánico o a través de adquisiciones ha sido donde un líder farmacéutico global está aplicando una metodología consistente de integración y reporting a lo largo de sus entidades existentes y adquiridas, con el fin de utilizar esta escala como una ventaja de negocio.

Con ingresos anuales de decenas de billones y grandes operaciones de I+D en todo el planeta, la compañía buscaba acelerar el reporting crítico y permitir la toma de decisiones con una línea directa de visión sobre los objetivos financieros. La idea fue empezar con I+D y extender estas capacidades a los departamentos financiero, legal y marketing, entre otros. En el área de I+D, crítica para el negocio, la compañía necesitaba datos precisos a tiempo y certificables, para valorar los resultados científicos, evaluar los procesos en los ensayos clínicos y alcanzar determinados hitos en la preparación de los productos.

Además de alimentar con esta información vital a la cadena de suministro, la compañía deseaba simplificar su entorno global de información para reducir costes y afinar los esfuerzos de ventas y marketing. Para ejecutar esta difícil tarea, estableció un ICC y le encargó la aplicación consistente del data warehousing, la integración de datos y el BI en toda la empresa. Predijo, correctamente, que el ICC podría centralizar la valiosa experiencia en integración, fomentar la repetición de procesos y aprovechar mejor la fuerte expansión de la compañía.

Con el tiempo, el ICC se amplió para convertirse en un servicio compartido en la empresa que abarca los tres entornos de data warehouses empresariales. Uno de los ejes de su éxito ha sido la capacidad para aprovechar el apoyo de TI y de negocio y las plataformas tecnológicas escalables. Sirve también como la organización que marca las directrices, políticas y procedimientos para implicar a los propietarios de los datos y a los usuarios de negocio y crear relaciones entre estas entidades.

Las competencias de integración residentes en el ICC han permitido a la compañía romper eficazmente sus silos de información e integrar los datos para distribuirlos a través de sus cauces de información para los responsables de la toma de decisiones en la primera línea de negocio. Una de las áreas de mayor foco ha sido el ciclo de lanzamiento de producto desde la investigación y desarrollo a los ensayos clínicos, las aprobaciones normativas y el lanzamiento al mercado. Otra área importante ha sido la planificación financiera, presupuestos, análisis y reporting. Esto implica agregar sistemas de reporting dispares y ser capaces de consolidar y analizar con una mayor confianza y eficiencia. El ICC ha sido también fundamental en la promoción de la calidad de datos en la empresa ?un imperativo en los entornos clínicos- como parte integral del proceso de integración global.

Conclusiones

La gestión de la información en tiempo real trata de permitir las decisiones de alto impacto para dirigir el valor en el éxito de las organizaciones. Para soportar este tipo de iniciativas, se requiere un nuevo enfoque para la integración de datos (una solución de integración de datos empresariales optimizada tanto para la integración de datos operacionales como analíticos. En colaboración, una nueva definición y papel para el ICC está desarrollándose en las compañías más innovadoras y competitivas) una definición y papel que abarca el establecimiento y gestión de unos cimientos de datos comunes a lo largo de las principales tecnologías de integración, incluyendo EAI, EII e integración de datos.

La medición y alineación continuas de las inversiones/recursos de TI y los valores/imperativos de negocio para todos los usuarios es crítico para el éxito de un BI generalizado. Aprovechar unos cimientos comunes de datos es la única forma viable para hacer esto posible en los actuales entornos empresariales, complejos y altamente competitivos.

Finalmente, mirando más allá, disponer de unos cimientos comunes de datos que se pueden aprovechar supone estar preparado para las iniciativas estratégicas futuras. Las actividades de marketing, la entrada en nuevos mercados, las alianzas y las expansiones de distribución, la simplificación de infraestructuras, etc., se benefician de las competencias de integración compartidas y de unos cimientos de datos comunes.

Cualquier cosa que un profesional de la gestión de la información pueda hacer hoy para acelerar la creación y despliegue de estos cimientos a lo largo de todas las disciplinas de integración reportará grandes dividendos en el futuro.

Juan Oñate, director general de Informatica Corporation para Iberia

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

  • fasalga

    interesante artículo pero en este habla todo el tiempo de ICC y nunca definen que es esta sigla, alguien me podría decir?

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!