2 de octubre de 2016

MuyComputerPRO

Belkin Powerline CPL AV

Belkin Powerline CPL AV

Belkin Powerline CPL AV
abril 28
11:04 2009

Aunque la implementación a gran escala de la tecnología PLC no tuvo éxito, existen empresas que han reciclado la idea para ofrecer dispositivos de conexión que mejoran las prestaciones de las redes WiFi y que son muy interesantes. Es el caso de este kit de Bekin, que consta de un par de dispositivos que actúan como emisor y receptor y que aprovechan la línea eléctrica y las conexiones Ethernet con un resultado notable.

No hace mucho publicábamos un análisis de una solución muy similar a esta. El kit de conexión Netgear XEB1004 85 Mbps aprovechaba también las ventajas de la tecnología PLC para ofrecer una solución de conectividad “diferente”, y lo mismo hace este producto de Belkin, aunque aún con mejor comportamiento, algo que se demuestra tanto en sus especificaciones (en las que se indica que puede llegar a los 200 Mbps) como en las pruebas que hemos podido realizar. Es una pena que esta tecnología no haya podido triunfar a gran escala, pero su aplicación práctica sigue siendo posible gracias a soluciones como la que os presentamos a continuación.

Ficha técnica

El kit de Belkin, llamado Powerline CPL AV, consta de dos módulos, además de los cables necesarios para poner todo en funcionamiento. El primer módulo, el más importante, dispone de una salida de corriente que debemos conectar a un enchufe, mientras que por el otro lado disponemos de un conector RJ-45 convencional para conexiones Ethernet. Este conector será el que debemos utilizar para conectar este módulo “emisor” al router que nos da conexión a Internet en nuestro hogar.

 

Junto a este emisor disponemos del módulo receptor, con una forma ligeramente distinta, ya que en uno de los extremos dispone de una toma de corriente directa para que lo enchufemos a cualquier toma de nuestro hogar. Belkin proporciona además un alargador por si queremos situar este módulo a más distancia de ese enchufe, algo que también es posible en el módulo emisor.

 

 

En la parte opuesta nos volvemos a encontrar con el conector Ethernet, que esta vez utilizaremos para conectar este “receptor” con nuestro PC, ordenador portátil, consola, o cualquier otro dispositivo que cuente con una tarjeta de red y que por lo tanto pueda ser utilizado con el kit.

Una vez hecho esto, ya no tendremos que preocuparnos: al activar la conexión de red en el equipo en el que queremos aprovechar dicha tecnología veremos que la instalación es transparente, y que este receptor se comporta como si fuese un router en sí mismo. Esta puesta en marcha es instantánea y permite disfrutar de esta conectividad inmediatamente y sin más complicaciones.

Ambos módulos constan de tres pequeños LEDs que nos informan del estado del dispositivo en tres apartados distintos: estado de la conexión Ethernet, de la conexión PLC, y por último el estado (encendido o apagado) del propio módulo.

Como señala el fabricante, una de las propiedades más interesantes de este dispositivo es que las transferencias de datos entre ambos extremos están cifradas mediante un algoritmo AES de 128 bits, de modo que será difícil que alguien “cotillee” en nuestras comunicaciones. Estos dispositivos están basados en los estándares 802.3 y 802.3u, y además disponen de la certificación HomePlug 2.0 que es muy importante para garantizar su buen funcionamiento.

 

Hemos podido comprobar que una vez en marcha estos dispositivos se comportan de manera realmente notable: las tasas de transferencia fueron en las pruebas realizadas claramente superiores a los de una conexión inalámbrica tradicional 802.11g. Para demostrarlo evaluamos la velocidad de las transferencias con varios test de conectividad ADSL. En concreto probamos la conexión del ordenador conectado al módulo “receptor”, y pasamos cuatro pruebas distintas en tres servidores: Speakeasy (pruebas en sus centros de San Francisco y Los Ángeles), Velocimetro.org y el test de la web ADSL4Ever. Como se puede comprobar en el siguiente gráfico, las tasas de los módulos de Belkin fueron muy superiores a las de una conexión WiFi.

 

 

Todo esto nos permite concluir con la recomendación de estos dispositivos para todos aquellos que no cuenten con un router WiFi o quieran disponer de esta alternativa en sus casas. Lo cierto es que las aplicaciones son múltiples, y por ejemplo lo vemos como complemento perfecto para ofrecer conectividad a Internet en el salón a un Media Center, o también a una consola que disponga de conector RJ-45. Las tasas de transferencia y el buen comportamiento de estos módulos justifican su coste, porque ya se sabe: el que algo quiere…

About Author

David Martín

David Martín

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!