28 de septiembre de 2016

MuyComputerPRO

Mac OS X Snow Leopard Server

Mac OS X Snow Leopard Server

Mac OS X Snow Leopard Server
noviembre 23
11:13 2009

Cuando Apple anunció el pasado 20 de octubre que la actualización de su Mac mini incluiría Snow Leopard Server, en MuyPymes afirman que los chicos de Cupertino habían convertido al hasta ahora infravalorado Mac mini en una herramienta perfecta para la empresa.  Casi un mes después de su lanzamiento oficial hemos tenido la oportunidad de probarlo en exclusiva en nuestra redacción. Nuestra impresión general es más que positiva y, desde luego, es una opción más que realista para cualquier pequeña y mediana empresa.

El equipo que llega a nuestra redacción es el nuevo Mac mini, que incluye un  procesador Intel Core 2 Duo de 2,53 GHz, 4 Gbytes de RAM,  2 discos duros de 500 Gbytes de capacidad cada uno de ellos y Mac OS X Snow Leopard Server preinstalado. Esta configuración que convierte a Mac mini en un servidor puro, no incluye lector óptico, algo que aunque en teoría no necesitamos debido al uso que vamos a dar al equipo, en momentos puntuales podemos llegar a echar de menos.

Ficha técnica

Una de las cosas que más nos gustan del Mac mini es su aspecto. Su chasis de aluminio anodizado (cubierto en su parte superior por el material plástico blanco de los anteriores MacBook con el logo de la manzana en el centro) tiene un tamaño tan comedido (50,8 x 165,1 x 165,1 mm) que podrá ser ubicado en cualquier parte de nuestra oficina, lo que lo convierte en un servidor ideal para empresas en las que no sobra el espacio.

Se trata además de un equipo respetuoso con el medio ambiente, ya que aprovecha un sistema de administración de energía similar al usado por los MacBooks en sus baterías, con lo que consigue reducirlo en reposo hasta en un 45% menos que el modelo anterior. Hay que mencionar que cumple con los requisitos de bajo consumo de la EPA, con lo que ha conseguido la certificación ENERGY  STAR 5.0, así como el certificado Gold de la EPEAT.

Primer contacto con Snow Leopard Server

Mac OS X Snow Leopard Server es la versión para servidores del popular Mac OS X Snow Leopard. No entraremos aquí a valorar las bondades de Snow Leopard (la inmensa mayoría también incluidas en Server) por lo que para los que estéis interesados os remitimos al profundo análisis desarrollado por nuestros compañeros de MuyComputer.

Antes de entrar en una comparativa frente a las soluciones que Microsoft destina al mercado de servidores, merece la pena señalar una diferencia fundamental entre una y otra compañía: mientras que las soluciones para empresas de Microsoft debemos pagar en función del número de usuarios y licencias, Mac OS X Snow Leopard Server nos permite administrar un número ilimitado de equipos y usuarios.

A partir de este punto analizaremos cómo el sistema operativo que incluye, Snow Leopard Server, puede mejorar enormemente la productividad de nuestros trabajadores al incluir de serie herramientas avanzadas de gestión y colaboración.

 

 

En este sentido, sin necesidad de realizar ninguna configuración específica, en cuanto arrancamos nuestro Mac mini observamos encantados cómo Mac OS X Snow Leopard detecta automáticamente todos los ordenadores que se encuentran en nuestra red local (Macs y PCs e incluso iPhones) de forma que no sólo podremos comenzar a compartir archivos desde el primer minuto, sino que además accederemos a funciones tan interesantes como la sincronización de calendarios y agendas entre distintos equipos, o la creación de wikis de colaboración y podcasts.

En cuanto empezamos a trabajar descubrimos que una de las cosas que más nos han gustado del nuevo desarrollo de Apple es que resulta amigable incluso para aquellos que nunca se han “enfrentado a un servidor”.

Ejemplo de esto es que el nuevo sistema operativo dispone de un asistente de configuración inicial que nos asesora paso a paso en tareas como la gestión de usuarios y grupos de usuarios, el hospedaje de un servidor de correo o un servidor web (en caso de que por ejemplo queramos montar nuestra propia intranet) o los distintos permisos que queremos asignar a nuestras carpetas compartidas.

Herramientas de Administración

Snow Leopard Server incluye dos grandes herramientas con las que podremos gestionar casi cualquier aspecto de nuestro sistema operativo desde un punto de acceso centralizado: “Administración del Servidor” por un lado y “Configuración del Servidor” por otro. Además, contamos con otras utilidades específicas para la gestión de usuarios y grupos y la de nuestras copias de seguridad.

Preferencias del Servidor

Es una utilidad muy similar a la que podemos encontrar en Mac OS X Snow Leopard y está pensada principalmente para aquellos usuarios que no tienen demasiada experiencia en el manejo de servidores.

Desde “Preferencias del Servidor” podremos determinar en pocos clics la forma en la que queremos que se compartan nuestros archivos, el tamaño que asignamos a la agenda de contactos de cada uno de los equipos, la sincronización de iCal en varios ordenadores, etc.

Además podremos configurar aspectos tan importantes en algunas empresas como una VPN (Virtual Private Network) o un servidor web (gracias al cual podremos gestionar desde una herramienta wiki hasta un servicio de webmail).

Además, bajo la pestaña System Apple nos da la posibilidad de controlar el estado del firewall, la gestión de copias de seguridad (a través de Time Machine) y los logs generados por nuestros usuarios.

Aunque las opciones que se incluyen en “Preferencias del Servidor” no permiten un control exhaustivo de lo que podemos y no podemos hacer en nuestra red, sí que nos parece una buena aproximación a un sistema de gestión muy intuitivo, propio de la mayoría de los productos desarrollados por Apple.

Administración del Servidor

En Administración del Sistema encontramos el núcleo duro de herramientas que nos ayudarán a controlar de una forma más intensiva todos los equipos y servidores que forman parte de la red de nuestra empresa.

En realidad, la mayoría de micropymes pueden dar respuesta a una gran parte de sus necesidades a través de “Preferencias del Servidor” tal y como hemos visto en el punto anterior, pero cuando nuestra red supere los 10 o 20 equipos necesitaremos echar mano a estas funciones más avanzadas.

En esta categoría encontraremos herramientas que, por ejemplo nos ayudarán a crear categorías de equipos, que podremos agrupar en función de su capacidad de almacenamiento, la intensidad de su uso o los servicios que se están ejecutando en cada uno (o los que asociamos a cada uno, ya sean clientes u otros servidores)

En Administración del Servidor encontraremos además funciones avanzadas como por ejemplo la capacidad que determinados equipos se encarguen de proveer determinados servicios, o qué servidores pueden ser utilizados por ciertos usuarios o determinados grupos de usuarios.

En este análisis no vamos a extendernos mucho más en las capacidades de estas herramientas pues entendemos que exceden en mucho las necesidades de la inmensa mayoría de las pymes españolas.

Como curiosidad indicar que en este apartado encontraremos una sencilla utilidad estadística que nos permite medir en tiempo real el uso que se está haciendo del procesador, el tráfico que genera nuestra red o el uso de los discos duros.

Workgroup Manager

Workgroup Manager es la herramienta que todo administrador de sistemas quisiera tener. Y lo es porque probablemente es la herramienta de gestión de usuarios y grupos de usuarios más sencilla e intuitiva que hemos tenido la oportunidad de probar.

El secreto de esta aplicación, que se ha mejorado notablemente desde Tiger, es que en vez de administrar una red como un conjunto de equipos separados, ahora podemos gestionar nuestra red de una forma mucho más flexible ya que podemos hacerlo bien como grupos de equipos, o bien como grupos y cuentas de usuarios, de modo que no sólo podremos gestionar todos los equipos de nuestra red sino también todos los usuarios que se conectan a cada uno de los equipos de una forma holística y global, sin perdernos en infinidad de pantallas y subpantallas.

System Image Utility

A pesar de que pueda pasar desapercibida para muchos usuarios, ésta esa una de las utilidades que más nos han gustado de la propuesta que hace Apple con Snow Leopard Server.

Gracias a esta utilidad, podremos programar copias de seguridad automáticas tanto de nuestros servidores como de nuestros ordenadores cliente. Es verdad que Microsoft incluye una utilidad parecida en su Business Desktop Deployment Kit, pero no es ni mucho menos tan sencilla de utilizar ni ofrece las posibilidades de automatización que incluyen los de Cupertino.

Herramientas de colaboración

A pesar de que las herramientas de administración en Snow Leopard Server han mejorado mucho desde Tiger, donde realmente Apple muestra las bondades de su sistema operativo para servidores las encontramos en sus grandes posibilidades de colaboración entre usuarios, algunas de las cuales ya hemos apuntado en el principio de este análisis.

En este sentido, Snow Leopard Server incluye servicios para alojar wikis, blogs, directorio activo de usuarios y un servidor de calendarios y agendas. Entre todas estas funcionalidades quizás la más empleada en el trabajo diario de una pyme sea el nuevo iCal Server, una utilidad que ha sido demandada por los usuarios durante mucho tiempo.

El nuevo iCal server se basa sobre el protocolo estándar CalDAV lo cual es una gran noticia ya que a partir de ahora podremos sincronizar no sólo agendas y calendarios en nuestros Macs sino que además podremos hacerlo en Windows en herramientas como Outlook.

Si a esto unimos además que Snow Leopard Server es compatible con Microsoft Exchange, encontramos en este punto una de las bazas con las que Apple quiere entrar en las empresas.

Wikis y Blogs

Los wikis y los blogs se han convertido en dos herramientas muy utilizadas en empresas que quieren crear un espacio de colaboración activa de sus trabajadores en proyectos concretos.

En este punto Apple facilita mucho la tarea de administración de estos dos servicios, ya que podemos comenzar a a utilizar el servidor para estos fines de forma casi automática, siempre que durante la instalación de Snow Leopard Server indiquemos que queremos habilitar dichas funcionalidades.

Una vez configurado el sistema, podremos determinar en la carpeta de inicio de cada usuario qué permisos le otorgamos para poder publicar en wikis/blogs, así como en que proyectos pueden leer/publicar o editar entradadas de otras personas.

Para los lectores que provengan de entornos de Microsoft, podemos resumir la filosofía que Apple intenta crear con estas herramientas de colaboración diciendo que, en realidad, se aproximan mucho a los objetivos que persigue Microsoft con una herramienta como Sharepoint, que se ha vuelto muy popular en determinado ambientes corporativos.

 

 

Directorio

El nuevo directorio es quizás una de las partes que están peor resueltas en el conjunto del sistema operativo. Aunque muchas de sus características son muy similares a las que podemos encontrar en el directorio activo de Windows, difiere de éste en la forma en la que organiza la información.

Por un lado, y al igual que en Windows Server, nos ofrece información sobre grupos y usuarios, pero por otro apuesta por organizar la información por localización y fuentes de información de los equipos.

Si bien clasificar la información por localización de usuarios y equipos parece lógico, sobre todo si contamos con varias salas y despachos, la apuesta por las fuentes de información es algo más confusa ya que Apple entiende que cualquier elemento de la oficina puede ser una “fuente de información” válida, desde un archivador en el que almacenamos expedientes antiguos hasta una impresora que es compartida por un grupo de personas.

Podcast Composer and Server

Una de las cosas que más llaman la atención cuando utilizamos por primera vez Snow Leopard Server es el hecho de que aparentemente incluya una completa utilidad para la creación de podcast, tanto de audio como de vídeo, más que nada por el hecho de que en principio es una herramienta que no parece tener demasiado sentido en un servidor.

Sin embargo, cuando comenzamos a “cacharrear” un poco con la herramienta, enseguida descubrimos dónde se encuentra su verdadero potencial: su capacidad de distribución de contenido multimedia.

Comenzando por un simple MP3, podemos crear por ejemplo un flujo de trabajo que incluya la presentación de información relevante cuando se encienden los ordenadores clientes, la creación de canales RSS desde y hacia nuestros usuarios, o la capacidad de gestionar de forma eficaz nuestros archivos multimedia a través de servidores FTP.

Comparación con Windows Server y conclusiones

Hasta aquí hemos descrito y analizado algunas de las características más relevantes de Snow Leopard Server, pasando ciertamente por alto algunas más básicas que son comunes a todos los sistemas operativos destinados al mercado de los servidores.

Dicho lo cual cabe preguntarse en qué mercado podemos situar el nuevo sistema operativo de Apple. Por un lado, tanto por su facilidad de uso como por su potencia, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que este desarrollo no tiene nada que envidiar a Windows Small Business Server (la solución de Microsoft para servidores en pequeñas empresas) y probablemente sea una competencia más que digna contra Windows Essential Business Server (el sistema operativo de Microsoft destinado a las medianas empresas).

Sin embargo, y a pesar de todo, no encontramos ninguna razón de peso que justifique un cambio de sistema operativo si es que una pyme ya dispone de alguna de las soluciones mencionadas anteriormente.

En este punto, sería injusto no reconocer que la mayoría del software empresarial que se desarrolla actualmente está destinado únicamente a plataforma de Microsoft, por lo que pueden existir desarrollos específicos que realmente necesita una pyme en su servidor a los que Snow Leopard Server no puede dar respuesta a menos que no opte por la virtualización.

Por contra si una micropyme o una pyme no dispone todavía de un servidor propio y se está planteando adquirir uno, probablemente ésta sea una gran opción, especialmente si parte de sus equipos lucen la marca de Cupertino.

 

About Author

Rodolfo de Juana

Rodolfo de Juana

Articulos relacionados

  • Manuel

    Razones para realmente pasarse a Snow Leopard:
    1. No existen virus (Creo que es la más fuerte de todas)
    2. (Siguiendo la anterior) No necesita antivirus pesados como McAfee o cualquier otro que se come parte de los recursos de proceso y de memoria y además comienza todos los contenidos.
    3. Es un sistema operativo tan optimizado que corre con una máquina tan (aparentemente) sencilla como una mac mini.
    4. FACILIDAD de uso. No es justo que tengas que pelear constantemente con los “ingenieros de sistemas” para que hagan que tu servidor funcione.
    5. Simplemente funciona.

    No significa que esté encontra de los servidores de Windows pero es que tanto el Mac Mini (o cualquier computador de apple) está hecho por la misma empresa que crea el software y la compatibilidad como la estabilidad es mucho mayor que con un sistema operativo que tiene que acomodarse a miles o millones de configuraciones.

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!