8 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

La calidad Made in Spain

La calidad Made in Spain

La calidad Made in Spain
diciembre 16
16:59 2009

Aunque España está entre los primeros países en número de empresas desarrolladoras certificadas en calidad de software, la industria española del software no ha escapado de la crisis. Consciente de ello, la Asociación de Técnicos de Informática (ATI), ha analizado el impacto de la actual situación económica en la calidad del software español. Se trata de un análisis basado en los puntos de mayor preocupación, identificados por los expertos participantes en las XI Jornadas de Innovación y Calidad del Software, que se celebró en Madrid.

 

 

 

 

 

 

 

Las aspiraciones de España de convertirse en destino preferente para el near-shoring europeo han hecho que, recientemente, nuestro país ocupe el quinto puesto a nivel mundial, y el primero en Europa, en el número de empresas desarrolladoras certificadas en la Calidad del Software. El informe del SEI (Software Engineering Institute) revela que en nuestro país ya existen 155 organizaciones evaluadas en CMMI, mientras que a comienzos del 2005 no se llegaba a 10.

 

Se trata de un logro, al que han contribuido de manera importante las ayudas del Plan Avanza 2006-2010, puesto en marcha por el Ministerio de Industria y especialmente orientado a las pymes del sector TI que, de este modo, han contado con mayores facilidades para certificarse en procesos de desarrollo como ISO y CMMI.

 

Se han alcanzado unas certificaciones internacionales, que refuerzan la confianza en los desarrollos de software realizados en España, y que resultarán claves para el futuro del sector del software español en general“, explicó Luis Fernández, coordinador del Grupo de Calidad de la ATI.

 

 

 

 

 

 

 

El ahorro en pruebas, una práctica peligrosa

 

El que la calidad del software es rentable, hoy está más que demostrado. Estudios, como el realizado por el experto David F. Rico, muestran retornos de inversión: del 37 a 1, por implantar inspecciones de software; del 5 a 1, por lograr la evaluación CMMI; del 8 a 1, por lograr la certificación ISO9001 o del 14 a 1, por implantar el modelo SW-CMM.

 

Pero la llegada de la crisis, con la consiguiente paralización de muchos proyectos por falta de financiación, ha hecho que la eliminación o la reducción del tiempo dedicado a las pruebas de software se convierta en una práctica más que habitual en las empresas desarrolladoras, con el fin de reducir los costes. Se trata de una situación que está afectando tanto a las grandes empresas como a las pymes. “En uno de nuestros últimos estudios, más del 90,6% de los profesionales TIC consultados afirmó que sus empresas recurren a esta práctica cuando surgen retrasos o problemas financieros, lo que representa un dato más que significativo“, afirmó Luis Fernández.

 

 A este dato, que representa un serio riesgo para la calidad e imagen del software creado en España, se suma otro de gran importancia: y es que, de nuevo según datos de la Asociación, a fecha de hoy, más del 50% de los profesionales TIC españoles siguen careciendo de formación específica en pruebas del software, una técnica esencial para la calidad de las aplicaciones empleada en todos los proyectos.

 

Esa falta de formación específica representa un claro peligro para el éxito de las iniciativas de calidad del software en las empresas, dado que no existen garantías de que los profesionales encargados del proyecto conocerán las metodologías y soluciones específicas para la realización de pruebas de software, y de conocerlas, sabrán aplicarlas convenientemente.

 

 

 

 

 

 

 

Recomendaciones de cara a la crisis

 

Uno de los medios más efectivos para garantizar la calidad de software, sin incurrir en grandes inversiones, es prestar un especial interés a la fase de pruebas de software. “Los estudios muestran que prácticamente 1/3 del esfuerzo de los proyectos informáticos se acaba dedicando a esas pruebas y a la corrección de errores”, explica el experto de la ATI, “la adecuada realización de estas pruebas por expertos y la reducción de los errores que haya que arreglar a posteriori, de este modo, pueden incidir de manera muy importante en los costes totales de cada proyecto“.

 

Para garantizar que dichas pruebas se llevan a cabo de manera adecuada, la ATI incide de nuevo en la necesidad de profesionales cualificados, cuya formación en calidad del software puede llevarse a cabo a través de canales alternativos con un coste reducido, entre ellos, recurriendo a la oferta de cursos y seminarios gratuitos de la Asociación.

 

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!