7 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Climagate, obra de espías

Climagate, obra de espías

Climagate, obra de espías
febrero 01
14:05 2010

Los archivos filtrados desde un FTP ruso con miles de páginas de documentación y correos electrónicos internos del centro de investigación del clima de la universidad británica de East Anglia, fue obra de una agencia de espionaje extranjera y de grupos de presión de Estados Unidos opuestos a la lucha contra el cambio climático, aseguró el principal asesor científico del ex primer ministro británico Tony Blair.

David King, principal asesor científico del ex primer ministro británico Tony Blair, explicó en el diario The Independent que la piratería informática sobre los estudios sobre el clima se remontan a trece años atrás y la última filtración selectiva de los correos electrónicos, divulgados en vísperas de la cumbre sobre cambio climático de diciembre en Copenhague parecen apuntar a una operación perfectamente coordinada de los servicios de información para boicotearla.


 

Los documentos contenían discusiones de carácter privado entre climatólogos, que dejaron en evidencia a algunos de los afectados, sobre todo al profesor Phil Jones, que tuvo que dimitir de su puesto al frente del CRU mientras se investigaban posibles irregularidades.

Aunque el aparente aumento de niveles en algunos de los datos que manejan los científicos fue explicado por los obligados filtros imprescindibles para aportar conclusiones científicas, la filtración fue aprovechada por los escépticos sobre cambio climático en un intento de los negacionistas para desacreditar el trabajo científico sobre el Calentamiento Global y el Antropogénico, que estima los efectos producidos por las actividades humanas en el clima de la Tierra.

Poderosos grupos de presión que intentan mantener el negocio del gas y el petróleo estarían detrás del robo y filtrado de datos ejecutado por agencias de inteligencia, asegura David King. Intereses económicos y políticos de tal envergadura que se han ocupado de que la cumbre de Copenhague acabe en fiasco negando los beneficios de un desarrollo sostenible que no hipoteque a las futuras generaciones.

Un cambio climático innegable según la mayoría de científicos (y para cualquier ser vivo del planeta) que no sólo produce contaminación sino 315.000 muertes anuales, por hambre, enfermedad y desastres meteorológicos, según un informe encargado por el Foro Humanitario Global con sede en Ginebra.

About Author

Juan Ranchal

Juan Ranchal

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!