7 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

El arma más eficaz anti-crisis

El arma más eficaz anti-crisis

El arma más eficaz anti-crisis
agosto 03
14:27 2010

Los profesionales TIC siguen dando ideas a las organizaciones para que sepan cómo gestionar la crisis y salir airosos y reforzados de ella. Lo cierto es que hay muchos caminos, en este artículo proponen mejorar la gestión empresarial. Fernando Rumbero Ordax, director de Aplicaciones de Oracle Ibérica nos habla de este tema y nos analiza las principales conclusiones del segundo índice EPM.

 

 

 

 

Las empresas se ven hoy enfrentadas a unos cambios sin precedentes en las fuerzas económicas y de mercado. Tanto por el impacto de la competencia global como por la creciente presión normativa o la continua irrupción de nuevas tecnologías, las empresas deben adaptarse a este entorno cambiante y aprovechar cada oportunidad para poder crecer.

En un clima tan sumamente volátil, la excelencia operacional –basada en la reducción de costes y la optimización de recursos- aunque sigue siendo crucial, ya no basta para garantizar el éxito a corto, medio y largo plazo. Cada vez más, la verdadera ventaja estratégica está ligada a la capacidad de una empresa para gestionar su rendimiento global y no sólo los procesos transaccionales.

En marzo de 2009, Oracle publicó su primer Índice de Gestión del Rendimiento Empresarial (Enterprise Performance Management, EPM), una investigación dirigida por el grupo analista Quocirca que clasificó a las organizaciones en cuanto a los procesos y la precisión de la información que gobierna seis áreas clave: el entorno de los stakeholders o grupos de interés (clientes, proveedores, accionistas, autoridades), el modelo de mercado, el modelo de negocio, el plan de negocio, las operaciones de negocio y los resultados de negocio. El informe destacó numerosas áreas de mejora.

La mayoría de organizaciones carecía de flexibilidad para responder a los cambios y contaba con un bajo nivel de conocimiento sobre la competencia. En general, existía una falta de integración entre los procesos y sistemas, y pocas organizaciones trabajaban con una visión consolidada del rendimiento del negocio en su conjunto.

 

 

 

Principales conclusiones del segundo Índice EPM

La segunda edición del Índice EPM revela no sólo que las empresas aceptan que sus procesos clave deben estar integrados, sino que además saben mejor cómo hacerlo. La puntuación media obtenida por las organizaciones estudiadas ha dado un considerable salto desde el 5,13 al 7,04, lo que supone un incremento del 38%. Este avance demuestra una sólida mejora en todos los países, sectores y empresas.

En líneas generales, las empresas han hecho un buen progreso en su búsqueda de "excelencia en la gestión". El plan de negocio ha sido una de las áreas que más ha evolucionado, lo que demuestra que las empresas están prestando más atención a sus procesos de planificación para hacer un mejor uso de los recursos disponibles. El modelo de mercado, "investigar antes de invertir", también ha mejorado.

El foco sigue siendo más interno y a corto plazo que externo y estratégico. Así, la atención al entorno de stakeholders ha empeorado en relación al resto de áreas y a la media global del Índice. Cabe destacar que aquellos países que han prestado mayor atención a sus stakeholders (Francia, Benelux y Dinamarca) han hecho también el progreso más destacado en la excelencia de gestión.

 

 

 

 

Aunque se sitúa en una posición media de la tabla (el 4º puesto), España constituye uno de los casos de evolución más exitosa. En el primer Índice EPM, el rendimiento del país fue muy pobre y, de hecho, ocupó el último puesto de la clasificación entre los países europeos (8º). En el segundo Índice EPM, las organizaciones españolas han demostrado una excelente evolución, particularmente en el área de planificación del negocio, consiguiendo un rendimiento global cercano a la media europea.

Otro aspecto de interés es la pequeña variación entre los valores de las diferentes categorías, lo que indica que las empresas españolas están mucho mejor integradas a lo largo de sus procesos de negocio, un paso crucial en el camino hacia la excelencia en la gestión. En términos porcentuales, España es el país que más ha mejorado (7%).

De la relativa debilidad mostrada en el área de modelo de negocio, podríamos inferir que existe una creciente concienciación de que el negocio no ha funcionado tan bien como se había supuesto, y ahora existe un reconocimiento de que se habría tenido que trabajar más este punto. Las operaciones de negocio, "analizar para ajustar", son también relativamente más débiles.

 

 

Anteriormente, más de una cuarta parte de las empresas pensaba que los seis procesos analizados podían contemplarse de manera aislada. Este porcentaje ha bajado a menos del 5%. Sin embargo, no se han hecho progresos en la integración de procesos. En general, aunque cada área ha marcado una mejora respecto al anterior índice, la variación entre los índices ha subido ligeramente.

Aunque ganar nuevos clientes sigue siendo la preocupación más importante, dado el contexto de recesión, las empresas están redoblando sus esfuerzos para retener a los clientes existentes, desplazando el foco en el lanzamiento de nuevos productos y servicios.

En el primer Índice EPM, se comprobó que existía una fuerte correlación entre las organizaciones que consideraban el BI como una importante herramienta de negocio y su puntuación en el Índice global. Ahora, este vínculo es aún más fuerte: aquellas organizaciones que puntúan al BI como una “herramienta importante” o “un gran medio de monitorización y reporting” alcanzan buenas puntuaciones globales en el Índice (7,4 y 7,5, respectivamente).

Fernando Rumbero Ordax, director de aplicaciones de Oracle Ibérica.

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!