3 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

QNAP TS-459 Pro

QNAP TS-459 Pro

QNAP TS-459 Pro
agosto 26
11:04 2010

El QNAP TS-459 Pro que analizamos es un servidor de almacenamiento en red (NAS) de cuatro bahías potente y versátil, ideal para centralizar, guardar y compartir datos desde un dispositivo fiable y eficiente. Como novedades interesantes merece la pena destacar la certificación para trabajar con la plataforma de virtualización VMware vSphere4 y el soporte para instalaciones basadas en iSCSI.

El producto que analizamos se ubica en la gama alta dentro del amplio catálogo de QNAP, una multinacional con sede en Taiwán especializada en soluciones de almacenamiento NAS y videovigilancia. Está orientado a pymes o profesionales que necesitan un servidor de almacenamiento de gran capacidad y excelentes prestaciones.

Ficha técnica


QNAP presenta el producto en un cuidado embalaje acompañado de todos los accesorios necesarios para su puesta en marcha (a excepción de los discos duros): cable de alimentación, dos cables de red Ethernet, tornillos de montaje para los discos, llaves de las bahías, CD con software y drivers junto a un escueto manual de instrucciones.

A primera vista destaca una calidad de construcción sublime, utilizando acero, aluminio y plásticos de excelente calidad que resultan claves en un aparato destinado a estar siempre operativo. En el frontal encontramos las 4 bahías para discos duros SATA de 2,5 o 3,5 pulgadas (también admite SSD) con indicadores LED, una pantalla LCD, el boton de encendido y un puerto USB 2.0 frontal con botón dedicado para hacer copias de seguridad directas desde un pendrive o un disco duro externo.

En la parte posterior veremos un ventilador de 90 mm. de velocidad regulable, uno de 30 mm. dedicado para la fuente de alimentación (250W), dos tomas de red Ethernet Gigabit, cuatro USB 2.0, dos eSATA y una salida VGA perfecto para realizar configuraciones sin necesidad de un equipo cliente.

Un vistazo al interior revela un procesador de doble núcleo Intel Atom D510 a 1,66 Ghz y un gigabyte de memoria RAM DDR2, notables mejoras respecto al fantástico QNAP TS-109P a la que debemos sumar los 512 megabytes de memoria flash (16 Mbytes en el anterior). El resultado, como luego comprobaríamos en el banco de pruebas es un importante incremento del rendimiento.

Entre otros detalles merece la pena destacar magnífico sistema de racks, compatible con discos magnéticos o SSD y de instalación sencilla y fiable. Además incorporan una cerradura de seguridad y un mecanismo de raíles metálicos que hacen prácticamente imposible cometer un error al introducir las unidades.

Para la instalación probamos el sistema “Touch-N-go”, que permite usar la pantalla LCD frontal para formatear los discos, configurar el RAID y dejar el NAS preparado para acceder vía interfaz web (para infraestruturas de red más complejas es recomendable usar el software que incluye QNAP en el kit). Por defecto el sistema de ficheros que se utiliza en los discos es ext4 (también se puede escoger ext3) y la capacidad máxima de almacenamiento son 8 terabytes. Los dispositivos externos pueden estar formateados en ext4, ext3, NTFS, FAT 32, y gracias a una reciente actualización de firmware, HFS+.

Gracias a la aplicación para Windows QNAP Finder es posible establecer una conexión rápida en red con el NAS para una primera configuración. Por supuesto, también es posible teclear directamente la IP del dispositivo para acceder, pero siempre resulta útil tener una vía directa de acceso en determinados escenarios.

QNAP ha trabajado mucho en la interfaz web, que luce un aspecto moderno y resulta muy intuitiva. La distribución de menús es excelente y la división en tres ventanas facilita la navegación entre apartados con un par de clics. Aunque detectamos algún error menor de traducción (que se irá resolviendo en futuras revisiones) en términos generales resulta fácil de usar, y sólo las configuraciones más complejas requieren la consulta del manual.

Las opciones que ofrece un servidor NAS de esta categoría son numerosas y más que suficientes para casi cualquier escenario de trabajo. Podemos usar el QNAP TS-459 Pro como servidor FTP, para automatizar un sistema de copias de seguridad, como servidor de ficheros y/o de impresión, servidor web o como sistema de almacenamiento compartido en un entorno virtualizado con VM Ware.

En cuanto a seguridad el producto de QNAP ofrece todas las garantías. Podemos encriptar toda la conexión, incluyendo las copias de seguridad, cifrar archivos, carpetas o volúmenes (AES 256 bits) o limitar el acceso a determinados usuarios. Además integra dos sistemas operativos en el DOM para asegurar el arranque del dispositivo ante cualquier fallo (si uno no arranca, se utiliza el otro para iniciar el NAS y reparar el problemático desde el sistema en funcionamiento).

También nos parece interesante comentar la pestaña “aplicaciones”, donde encontraremos herramientas como un administrador de archivos vía web, un reproductor multimedia, estación de vigilancia, un servidor MySQL o una aplicación para streaming desde iTunes. Gracias al soporte para la plataforma de desarrolllo QPKG, instalar nuevos paquetes es muy sencillo y permite ampliar las funcionalidades del dispositivo en la medida de nuestras necesidades.

Nuestras pruebas

Para probar el rendimiento bruto del sistema instalamos dos discos duros Western Digital Caviar Black de 2 terabytes (RAID 0) y montamos el sistema sobre una red Ethernet Gigabit. Para el test utilizamos la herramienta que proporciona Intel, NAS performance Toolkit,  una batería de pruebas diseñada para emular el comportamiento de un sistema NAS en entorno real. El consumo medio durante la prueba fue de 33,1 vatios en reposo y 39,8 vatios con los dos discos en funcionamiento.

El QNAP TS-459 Pro obtiene resultados brillantes que sólo se ven mermados por las limitaciones del interfaz Ethernet (que alcanza un máximo teórico de 125 MB/s) . En la prueba de reprodución de vídeo HD (720p) obtuvo una tasa media de 99,1 MB/s. Si grabamos datos al mismo tiempo sólo baja hasta los 90,2 MB/s y sólo forzando a realización de un backup al mismo tiempo reducimos la velocidad hasta unos 45 MB/s. De lejos, el mejor NAS que ha pasado por nuestro laboratorio técnico.

También realizamos pruebas con un archivo de gran tamaño (12 Gbytes), alcanzando una tasa de lectura de 88,2 MB/s y 66 MB/s en escritura. Para medir el rendimiento del micro y la memoria en grandes transferencias de datos realizamos una copia de una carpeta con 1.000 archivos MP3, consiguiendo 50,02 en lectura y 33 en escritura.

Conclusiones

El QNAP TS-459 Pro es un NAS que ofrece prestaciones brillantes, versatilidad y calidad por los cuatro costados. Aunque a priori su precio puede resultar elevado, es importante tener en cuenta que hablamos de uno de los NAS más rápidos del mercado y de la gran cantidad de funciones que ofrece.

El valor añadido en forma de características orientadas al trabajo en entornos virtualizados, el soporte para iSCSI, las posibilidades del sistema de paquetes QPKG o su facilidad de uso lo convierten en una de las mejores opciones del panorama actual si buscamos una solución de almacenamiento en red de calidad.

El QNAP TS-459 Pro ya está disponible en los distribuidores autorizados por precio recomendado de 936 euros (discos duros no incluidos). En la web de QNAP se pueden consultar otras opciones dentro de la misma serie de dispositivos de almacenamiento con capacidades para 2, 6 y hasta 8 discos.

About Author

Tomás Cabacas García

Tomás Cabacas García

Articulos relacionados

  • Marcos G. Ferrán

    Yo tengo el modelo anterior (419) y estoy encantado. Va perfecto y QNAP lanza actualizaciones que van añadiendo funcionalidades. Si este lo supera, lo recomiendo al 100%

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!