1 de octubre de 2016

MuyComputerPRO

Cómo ser eco-responsable

Cómo ser eco-responsable

Cómo ser eco-responsable
septiembre 22
16:30 2010

¿Lidera usted la marcha hacia las prácticas comerciales sostenibles? Dentro de su organización no tiene por qué ser ecologista para ser un referente en eco-responsabilidad. Trasladar las preocupaciones medioambientales al centro neurálgico de su organización es crucial para alcanzar el éxito. Pero, ¿cómo hacerlo? Fujitsu (a través de Alfonso Guilabert, director de calidad de Fujitsu) nos da una serie de pautas para que cualquier trabajador promueva el Green IT dentro de su empresa.

 

 

 

 

Para un ejecutivo los métodos tradicionales de motivación de los empleados (como incentivos financieros, revisiones del rendimiento y gratificaciones) pueden resultar de gran ayuda, pero no son suficientes. Ahí van algunos consejos:

1 – Busque colaboración

Trabajando en solitario podría implementar una optimización a pequeña escala introduciendo cambios progresivos, sin embargo, la situación requiere una transformación radical. Compartir ideas y metodologías acrecentará su poder.

A la hora de buscar aliados, asegúrese la colaboración multidisciplinar de personas que desempeñen funciones complementarias. Le ofrecerán una perspectiva diferente y un conjunto de habilidades y conexiones alternativas. Más aún, traspase las fronteras de su organización y forje asociaciones con colegios, universidades, ONGs, expertos o consultores de sostenibilidad, etc. Cuanto mejor sea la calidad de las aportaciones que logre, mayores serán sus progresos.

Los talleres, reuniones y cuestionarios pueden ayudarle a recoger impresiones e ideas de muchas fuentes. Puede comenzar con preguntas como: ¿En qué etapa de nuestro viaje hacia la sostenibilidad nos encontramos? ¿Cuál debería ser nuestro siguiente paso?

 Green IT

 

 

 

2 – Agudice su visión

Mediante el establecimiento de su línea de partida actual y la identificación de oportunidades estratégicas, podrá establecer objetivos que supondrán un reto para los demás y les estimularán. Comience decidiendo el rumbo de su empresa. A continuación, realice un análisis retrospectivo para determinar las medidas que debe adoptar para llegar hasta allí. La gente puede unirse en torno a una visión que avive su imaginación y la inspire a superar los obstáculos.

Así pues, desglose las grandes metas en objetivos más específicos y apreciables. Puede establecer objetivos concretos colocándose un "par de gafas verdes" y examinando cada aspecto de su negocio en busca de potenciales ganancias.

3 – Llamamiento a todos: especialmente a la gerencia

Los asuntos verdes ya no son un nicho exclusivo de activistas de la naturaleza. Las expectativas de los clientes, la presión legislativa, los cambios en los costes de uso y disposición de los recursos naturales están convirtiéndolos en algo prioritario para todo el mundo.

Es imprescindible asegurarse el apoyo de los ejecutivos más importantes. Sin el respaldo de los peldaños más altos, sus esfuerzos se desvanecerán al primer signo de dificultades o de compromisos desagradables. Asimismo, necesitará un presupuesto para ello, ya que no hay nada mejor para atraer el compromiso que la financiación.

Sin embargo, siempre son necesarios líderes y modelos ejemplares a todos los niveles. Si fomenta un sentido de propiedad personal sobre proyectos clave, ayudará a las personas a sentirse responsables y a actuar.

 

 

 

En una encuesta realizada por Brighter Planet a finales de 2009, menos del 15% de los encuestados afirmó que sus empleadores habían implantado una política para comprometer a sus empleados con la sostenibilidad. Esto tiene que cambiar.

Ninguna organización se puede permitir el lujo de descuidar el potencial de sus partes interesadas. Un libro blanco recientemente publicado por la National Environmental Education Foundation de Estados Unidos (Fundación de Educación Medioambiental Nacional) recomienda adoptar “un enfoque descendente, ascendente y oblicuo a la hora de lograr el compromiso de los empleados”.

Evidentemente, hay muchas personas a las que no les interesan las consecuencias medioambientales de sus actos. Para motivar a los que no están comprometidos, es importante encontrar la conexión adecuada entre la sostenibilidad y sus valores personales.

Aun así, no todo el mundo alcanzará el mismo nivel de compromiso. Si identifica a aquellos que muestran auténtica preocupación y potencial para convertirse en líderes de opinión, puede dedicar su tiempo y sus recursos presupuestarios a prepararlos para ejercer un verdadero impacto.

 
 

About Author

Sara de Artaza

Sara de Artaza

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!