7 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

La alternativa del Open Source

La alternativa del Open Source

La alternativa del Open Source
octubre 29
14:12 2010

Red Hat ha organizado en varias ciudades españolas su ciclo de conferencias "Enterprise Virtualization Conference 2010". Hemos aprovechado este evento para entrevistar a Wener Knoblich, general manager EMEA de la compañía. El directivo ha tratado temas relacionados con el mundo Linux, como Canonical, además nos ha explicado cuál es el actual papel de Red Hat en el segmento empresarial.

 wener knoblich

 

 

 

Knoblich cree que aunque ninguna crisis es buena, la actual recesión económica ha ayudado a algunas empresas a plantearse un cambio que hasta la fecha no habían considerado: la necesidad de aprovechar mejor los recursos y de tratar de reducir costes ha servido para impulsar la adopción de tecnologías de virtualización, y ahí es donde Red Hat ha visto un importante cambio en el mercado.

"La crisis ha tenido un efecto: ha sido un hecho disruptivo, cuando sucede un hecho extremo, la gente en cierto modo se ve forzada al cambio, porque si nada cambia, la gente no quiere ningún cambio, no está en la naturaleza humana cambiar así como así. La crisis ha impulsado a muchas empresas o les ha forzado a darle la vuelta a la tortilla y buscar una forma o una oportunidad de reducir costes. Así que la crisis ha incrementado el número total de nuevos clientes netos, aunque no hayan crecido el número de proyectos de los clientes existentes".

Así, este directivo ha comentado que aunque en cuestión de nuevos clientes con nuevos proyectos de virtualización puros el negocio no ha variado demasiado, donde sí se ha notado un claro incremento del negocio es en los proyectos de migración, tanto desde plataformas UNIX como desde plataformas de Microsoft.

Y es que, como señalana Knoblich, el coste ya no es el factor fundamental en la adopción de soluciones Open Source: son las funcionalidades, la calidad del producto, la eficiencia, la fiabilidad o la escalabilidad de estas implantaciones lo que los clientes buscan en las soluciones de virtualización de Red Hat, aunque el coste siga siendo el factor número dos en la ecuación.

red hat

 

 


VMware y Oracle como competidores

El propio Jim Whitehurst, CEO de Red Hat, afirmaba en junio que VMware es hoy por hoy el mayor competidor de Red Hat, y Knoblich nos ha confirmado que efectivamente esta empresa especializada en soluciones de virtualización tiene una gran cuota del mercado y es el gran rival a batir.

En este sentido, Red Hat tiene desde hace pocos meses su solución al respecto, Red Hat Enterprise Virtualization, y la idea es la de ofrecer prácticamente todas las prestaciones de soluciones como VMware ESX – con la excepción de la migración en vivo del almacenamiento – pero a un coste inferior.

Habrá que ver cómo se comporta la solución de Red Hat en este sentido, pero Knoblich también destacó el papel de Oracle en este segmento y también en otro de sus grandes negocios, el del middleware. La compra de Sun por parte de Oracle ha hecho que, como afirmaba Knoblich "ahora no tengamos que preocuparnos de dos empresas más, sino solo de una", y los productos de ambas empresas -ahora fusionadas- en los terrenos en los que Red Hat se mueve también compiten directamente con ellos.

Cuando le preguntamos cómo veía esa adquisición, incidimos en las últimas puertas que Oracle ha cerrado a la filosofía Open Source: OpenSolaris ha desaparecido, y OpenOffice.org se ha escindido y ha generado un fork apoyado por la comunidad. Sin embargo, Knoblich no quiso especular sobre las razones de Oracle, pero en su opinión las decisiones tomadas por Oracle no parecían tener un impacto negativo, al menos en el terreno empresarial.

 virtualizacion

 

 

 

KVM como base de la virtualización

Knoblich también habló del pilar básico de la virtualización en Red Hat: KVM (Kernel-based Virtual Machine) ha desplazado por completo a Xen, el desarrollo por el que Red Hat apostó hasta 2008, cuando el 4 de septiembre se hizo con la empresa Qumranet, que precisamente era la desarrolladora del hipervisor Open Source. En aquella operación Red Hat invirtió nada menos que 107 millones de dólares -y como comenta Knoblich, Qumranet no era una empresa con grandes beneficios en aquel momento.

Sin embargo, la adquisición permitió a Red Hat impulsar su estrategia de virtualización, que aún no representa una parte tan significativa de los ingresos globales de la empresa, y tener a su disposición una tecnología que, a diferencia de Xen, permitía ofrecer las capacidades de virtualización integradas en el kernel del sistema, algo importante frente a la filosofía de Xen, que no dispone de esa capacidad que le permite a KVM ofrecer una virtualización altamente eficiente y muy fácil de implementar, con una clara ventaja a la hora de soportar nuevas características hardware de cualquier arquitectura.

Tal es esa apuesta por KVM que Red Hat ha decidido abandonar el soporte a Xen en la nueva versión de su sistema operativo: RHEL 6 -cuya beta e incluso cuya Release Candidate ya están disponibles para partners- da soporte únicamente a KVM, y pronto podremos comprobar las bondades de esta filosofía ya que Red Hat Enterprise Linux 6 aparecerá en las próximas semanas.

Eso sí, Knoblich puntualizaba que Xen seguirá soportándose en Red Hat Enterprise Linux 5 hasta el año 2014, y para ciertos partners de la empresa ese soporte se ampliará hasta el año 2017, más que suficiente para ir preparando una potencial transición a las nuevas versiones de Red Hat Enterprise Linux y, por supuesto, a KVM en lugar de Xen. Los clientes, por lo tanto, pueden estar tranquilos.

 ubuntu

 

 

¿Qué pasa con CentOS? ¿Y con Canonical y Ubuntu?

Era inevitable aprovechar la ocasión de saber la opinión de Knoblich sobre CentOS, la distribución Linux que aprovecha el código fuente de Red Hat para recompilarlo y crear un clon de RHEL sin los costes asociados a los productos de Red Hat. Knoblich comentó que no había ningún problema con CentOS, que simplemente trataba de ofrecer una alternativa a usuarios y empresas que prefieren no tener en cuenta el valor añadido que ofrece Red Hat.

De hecho, destacó Knoblich, es tarea de Red Hat hacer ver a las empresas que esta empresa no vende funcionalidades en sí -algo que también se puede encontrar en CentOS- sino que lo que destaca de Red Hat es el valor añadido que aporta sobre esas funcionalidades, como por ejemplo ocurre con los planes de soporte que le garantizan a los usarios todo tipo de ayudas y solución de potenciales conflictos de forma inmediata y directa. Sin embargo, la visión aparente de Red Hat respecto a CentOS no parece problemática. "Prefiero que un negocio esté usando CentOS a que utilicen soluciones de Microsoft", afirmaba Knoblich.

Algo similar ocurre con Canonical y Ubuntu, una empresa y una distribución que según el directivo de Red Hat "lo está haciendo muy bien con su márketing, ya que mucha gente asocia Linux en el escritorio con Ubuntu", y que Knoblich reconocía que no veía como un competidor claro. De hecho, alabó el trabajo de Canonical a la hora de acercar Linux al usuario final, aunque también destacó un dato que todos conocemos y que ha generado muchas polémicas: el hecho de que Red Hat es el principal contribuyente al código de Linux y muchos proyectos Open Source (como GNOME), mientras que la contribución pura de Canonical a dichos productos es muy inferior.

En este apartado también hablamos de la posibilidad de que Red Hat volviera al usuario final, algo que Knoblich no ve necesario teniendo en cuenta que su presencia en el servidor y escritorio emprearial está más que cubierta, y que su filosofía es clara: colaborar al máximo con la comunidad de desarrolladores, y apoyar al 100% la distribución comunitaria, Fedora, que es precisamente la opción que deben escoger los usuarios que quieran aprovechar las bondades de muchas de las tecnologías de Red Hat que, de hecho, debutan primero en Fedora, una distribución que sirve como perfecto campo de pruebas para las distribuciones comerciales de Red Hat.

Virtualización en la pyme, a medio plazo

Aunque la virtualización es una tecnología que está teniendo un éxito excepcional en estos tiempos -de media, entre el 50 y el 60% de los servidores empresariales están virtualizados, y la tendencia sigue siendo alcista- hay dos apartados en los que no acaba de cuajar. El primer es el de la virtualización en el escritorio – de la que hablamos más adelante- y el segundo el de la virtualización en la pequeña y media empresa.

Para compañías con cierto número de usuarios (por debajo o alrededor de 100 aproximadamente) la implantación de soluciones de virtualización no es tan fácil, ya que a menudo dichas empresas no disponen de los recursos técnicos para poner en marcha estas soluciones. Los integradores de sistemas -con los que trabaja Red Hat- son los encargados de facilitar esa transición a soluciones virtualizadas, pero como reconocía Knoblich, dicha transición es más lenta para la PYME, y la adopción de solución de virtualización pasa por el triunfo de dichas soluciones en la gran empresa para que esa inercia acabe afectando a las empresas de menor tamaño.

 

 

 

"El PC no tiene futuro"

Una de las ideas más contundentes que quiso transmitir Werner Knoblich fue la del prometedor estado de las soluciones en la nube de computación. La filosofía cloud computing no es nueva, admitía, pero en estos últimos tiempos se ha producido una revolución que hará que inexorablemente el PC tal y como lo concebíamos hasta no hace mucho, no tenga sentido.

De hecho, Knoblich comentó que según su opinión, no hay futuro para el PC de escritorio actual (y por extensión, para el portátil, el netbook, o cualquier otro ordenador convencional de sobremesa o portátil), porque la migración de aplicaciones convencionales a aplicaciones web, y la afluencia de servicios en la nube está haciendo que más y más tecnologías ya no dependan del paradigma tradicional.

En este sentido podría tener mucha importancia las plataformas de virtualización para el escritorio, que según Knoblich aún no son tan atractivas para la empresa porque el retorno de la inversión se produce a más largo plazo. Sin embargo, reconocía, la VDI (Virtual Desktop Infraestructure) propuesta por Red Hat con sus soluciones de virtualización -y por otros competidores- podrían provocar una transición a un modelo de computación muy distinto al que concebimos ahora mismo. Según Knoblich esa revolución ya se está produciendo: el negocio de la virtualización en el escritorio moverá 1.000 millones de dólares en 2011 según las últimas estimaciones. 

Wener Knoblich, general manager EMEA en Red Hat.

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!