10 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

La Inteligencia de Negocios en el cierre anual y trimestral empresarial

La Inteligencia de Negocios en el cierre anual y trimestral empresarial

La Inteligencia de Negocios en el cierre anual y trimestral empresarial
enero 04
13:44 2011

Javier Giménez

Javier Giménez, ingeniero informático y responsable de Desarrollo de Negocio de LiteBI.

La vida empresarial y administrativa en la mayor parte de los países del mundo tiene el tiempo estructurado en una serie de periodos definidos. Actualmente, los ciclos más importantes son el mensual (fundamentalmente por el pago de nóminas), el trimestral (por ejemplo, liquidaciones de impuestos) y el anual (cierre de ejercicios contables).

En este artículo pretendo reflexionar sobre cómo estos “cierres” son adoptados por las empresas como “puntos de control” naturales y proponer que ciertas herramientas informáticas, en concreto las de Business Intelligence o Inteligencia de Negocios, pueden hacer que ese control, sea más continuo, casi constante, obteniendo grandes ventajas a cambio.

Que la información es poder es algo que se escucha mucho y que nosotros, desde LiteBI, solemos utilizar a menudo para explicar lo que hacemos, pero habría que decir que la información es poder sólo si disponemos de ella en el momento adecuado.

Cierre mensual

¿De qué nos sirve saber que un determinado producto no ha funcionado cuando ya no podemos hacer nada más que retirarlo del mercado?

¿Qué es mejor, ser consciente de que una línea de negocio no está funcionando en el momento, o 12 meses después cuando va a ser mucho más complicado reaccionar?

Evidentemente, es mejor disponer de la información en el momento en el que aún podemos utilizarla para buscar soluciones. Sin embargo, es habitual que las empresas no dispongan de los datos cuando los necesitan, sino cuando la costumbre y los ritmos establecidos disponen, en los cierres.

BI

Creo que el motivo principal de que, por lo general, sólo se realicen dos análisis, lo marcan los periodos administrativos o “cierres”, el trimestral y el anual, porque las administraciones públicas exigen mantener esa contabilidad actualizada. Por eso, es normal que la inmensa mayoría de las empresas fije sus “puntos de control” internos en base a estos periodos trimestrales y anuales. A fin de cuentas, la lógica detrás de esto es “ya que tengo que mantener mi información en orden cada trimestre/año, puedo aprovechar este trabajo para usar esa misma información para controlar mi negocio”.

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!