10 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

El dinero en efectivo sigue siendo el rey

El dinero en efectivo sigue siendo el rey

El dinero en efectivo sigue siendo el rey
febrero 01
13:06 2011

Pedro Viterbo

Pedro Viterbo, director general de Talaris para España y Portugal.

El efectivo sigue siendo el rey a la hora de pagar. A pesar de la creciente implantación del dinero de plástico (tarjetas de crédito y débito), el cash continúa siendo el método de pago más utilizado del planeta. De hecho, es manejado a diario por más de 5.000 millones de personas en todo el mundo.

En Europa, cerca del 79% de los pagos efectuados (307.000 millones de transacciones) se realizan en efectivo, y éste no deja de crecer. Sólo durante el año 2010, la fabricación de billetes se elevó a 7.148 millones de unidades.

Y es que el efectivo continúa siendo el instrumento elegido y preferido por los usuarios, según se deduce de un análisis realizado en 28 países, conducido por RBR. En él se indica que, del total de 390.000 millones de euros en pagos en el sector del retail durante 2007, hubo cerca de 307.000 millones de transacciones de efectivo (equivalente al 79% de los pagos del sector retail).

De éstos, cerca de 192 millones de pagos en efectivo tuvieron lugar en el oeste de Europa, y cerca de 114 en la zona central y del este, lo que representa entre el 72% y el 94% de todos los pagos hechos respectivamente en el sector retail, en cada una de estas regiones. Todo ello demuestra que las transacciones en efectivo aún siguen siendo el medio de pago por excelencia en la zona euro.

Circulación de billetes

Seguridad y calidad, dos desafíos permanentes

Esto supone un reto importante para las autoridades monetarias, que deben sentar las bases para velar por la seguridad y la calidad de los billetes y monedas en circulación en todo el planeta. Dentro de estas bases, se encuentra la adopción de un efectivo tecnológicamente avanzado y en continua evolución, conforme a normativas como el Marco de Reciclaje del Banco Central Europeo, que busca como objetivo prioritario asegurar que el dinero que circula por los países de la z0na euro, lo haga en base a unos estándares mínimos de calidad y seguridad.

Siempre que se utilicen billetes, deben abordarse los temas de seguridad de un modo estricto. Desde el medio en el que se imprimen hasta su manipulación en manos del usuario, el efectivo está protegido por una sofisticada tecnología y serie de procesos, que tienen como fin asegurar que cada billete conserve su condición, valor y carácter único como instrumento de pago.

Circulación de billetes

Circulación de billetes de baja denominación-Calidad.

La multiplicidad de elementos de seguridad que incorpora cada billete son características esenciales que permiten que los usuarios tengan una total confianza en el efectivo como sistema de pago. Se trata de elementos visibles o palpables, o bien de características ocultas, para cuya detección se requiere un equipo adicional u otros sistemas sólo al alcance de los bancos centrales. En ese caso, la seguridad se garantiza a través de complejos y sofisticados procesos que están en el billete o, literalmente, dentro del billete. Esto hace que las unidades falsificadas representen un porcentaje muy pequeño, si se las compara con los miles de millones de billetes en circulación.

En este sentido los bancos centrales de los distintos países no cesan de trabajar. De hecho, en 2011 y 2012, respectivamente, tanto la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), como el Banco Central Europeo (BCE) tienen prevista la introducción de nuevos billetes de dólar y euro, dotados de unos muy rigurosos elementos de seguridad destinados a luchar contra la reproducción ilícita de billetes.

Eficiencia

Eficiencia, un reto cada vez más importante

Asimismo, las entidades financieras juegan un papel decisivo en la cadena de valor del efectivo, aportando confianza y haciendo posible que éste llegue al público general de manera fácil y con la calidad requerida. Al mismo tiempo, tienen que abordar retos considerables, tanto de seguridad como de eficiencia. En el área de seguridad es vital que el efectivo manejado sea siempre auténtico, y sirva de filtro para impedir la posible distribución de billetes falsos. Esto es esencial para evitar quebrantos económicos a las entidades, y para aumentar la confianza de los usuarios en el efectivo. Además es fundamental disponer de completas medidas de seguridad, cuyo objetivo sea dificultar los posibles robos y minimizar, en caso de existir, el efectivo sustraído.

Y por último, y no menos importante, nos encontramos con los temas relativos a eficiencia. Es decir, cómo hacer todo ello con el menor coste posible, sin perder foco en los aspectos comerciales inherentes a las oficinas bancarias. Esto sólo puede lograrse a través de la automatización de los procesos, y es ahí en donde las empresas del sector podemos colaborar con las entidades financieras, para impulsar los principios fundamentales de seguridad, integridad y confianza.

Esto constituye también un desafío para nuestra compañía, que nos lleva a emprender una constante labor de investigación y desarrollo, tanto en vanguardistas sistemas de detección para evitar posibles falsificaciones, como en refuerzo de la seguridad de los equipos y nuevas aplicaciones prácticas, que faciliten el manejo del efectivo de una manera más eficiente. Nuestro compromiso en este área es absoluto, ya que sólo impulsando verdaderamente la innovación se puede mejorar el rendimiento en el tratamiento del efectivo.

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!