8 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Las empresas IT niponas: heridas y solidarias

Las empresas IT niponas: heridas y solidarias

Las empresas IT niponas: heridas y solidarias
marzo 17
16:16 2011

Solidaridad Japón

Mañana viernes se cumple una semana del terrible terremoto que ha puesto a Japón en el punto de mira internacional. A día de hoy, se contabilizan más de 5.400 muertos y casi 10.000 desaparecidos, aunque se espera que el número de víctimas se incremente según vaya pasando el tiempo y en las provincias más afectadas: Iwate, Miyagi y Fukushima.

Lo peor es que este terrible desastre natural está teniendo otras consecuencias que, como si se tratara de las piezas de un dominó, está afectado a todos y cada uno de los sectores de la sociedad japonesa.

Las consecuencias que este terremoto cause a la economía solo se verán a medio y largo plazo, sobre todo a un sector importante del mercado nipón: el de las empresas tecnológicas, ya que Japón es cuna de gigantes como Sony, Canon o Panasonic. MuyComputerPRO ha estado en contacto con algunos de estas empresas TIC para saber el alcance del terremoto en sus infraestructuras y cuáles son sus planes más inmediatos en medio del caos que reina en parte del país.

Algunas de las empresas IT más afectadas han sido Sony, Canon y Panasonic. En el caso de la primera, seis de sus fábricas han tenido que cerrar, ya que han sufrido numerosos deterioros al estar ubicadas en las poblaciones de Fukushima y Miyagi, donde se encuentra una de las centrales nucleares que está encendiendo todas las alarmas.

Terremoto Japón

Por su parte, Canon ha anunciado cortes de energía, daños a edificios y paros en la producción de muchas de sus fábricas. Las más afectadas han sido las situadas en el norte de Honshu, y están evaluando los impactos potenciales en el futuro.

Aunque Panasonic no ha registrado daños graves a empleados en las fábricas de Fukushima (AVC Networks, donde se fabrican cámaras digitales) y Sendai (EV Energy Plan), sí que han tenido daños menores en las dos fábricas que han empezado a retomar las actividades: Koriyama (fábrica de materiales electrónicos) de Panasonic Electric Works y Sanyo Manufacturing en Gunma, donde se producen lavadoras y secadoras, aunque no se ha registrado ningún incendio ni derrumbamiento.

Otras compañías como Kyocera (que solo confirman daños menores en 8 de sus fábricas), Fujifilm (3 días de cierre de la fábrica de la cámara digital Finepix X100) y OKI (con daños en la planta de producción de Fukushima) han asegurado que, pese a los daños, su actividad no se ha visto perjudicada.

Solidaridad TIC

A pesar de los perjuicios, más o menos graves, que el terremoto está ocasionando a estas grandes empresas, prácticamente todas ellas se han apresurado a comunicar la donación de importantes sumas de dinero y materiales de auxilio a su pueblo, así como comprometerse al ahorro de electricidad y energía en todas sus fábricas y oficinas.

Donaciones Japón

Sony y Nintendo, por ejemplo, darán 2,64 millones de euros, a los que se sumará 1,76 millones de Sega. Por otra parte, Fujitsu ha anunciado la donación de 875.000 euros a las autoridades, como ayuda a las labores de reconstrucción del país y auxilio de la población. Además, se ha comprometido a restaurar los sistemas tecnológicos dañados en las regiones más afectadas, tales como el suministro de agua, gas y electricidad a hospitales, policía y bomberos.

Poco después de la tragedia, Panasonic anunció la donación de 300 millones de yenes (2,64 millones de euros) y entrega de 10.000 unidades de radios, 10.000 linternas y 500.000 pilas. A través de la compañía del grupo SANYO se distribuirán también 4.000 lámparas solares LED.

También el Grupo Kyocera se ha sumado a esta lista de empresas solidarias donando 100 millones de yenes (unos 890.000 euros) para ayudar a las personas y comunidades afectadas, al igual que OKI, quien todavía está estudiando cómo puede colaborar con las autoridades.

Por último, Fujifilm ha decidido ofrecer un paquete de ayuda de 300 millones de yenes y suministros de auxilio por un valor aproximado de 470 millones de yenes (4,2 millones de euros), entre los cuales figuran varios equipos de ultrasonido (Fazone M) y máscaras (AllerCatcher) de protección contra el polvo y los virus.

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!