5 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Eligiendo la mejor plataforma smartphone para la empresa

Eligiendo la mejor plataforma smartphone para la empresa

Eligiendo la mejor plataforma smartphone para la empresa
agosto 22
12:50 2011

Isaac Fores

Isaac Fores, country manager de SonicWall para Iberia.

La elección de una plataforma smartphone corporativa es uno de los grandes retos a los que se tienen que enfrentar los directores de TI en la actualidad. Han de encontrar una plataforma smartphone que sea segura, fácil de configurar y administrar, y lo suficientemente flexible como para satisfacer las necesidades de productividad de todos los empleados incluyendo los altos ejecutivos.

Los criterios a tener en cuenta a la hora de tomar la decisión no deben basarse sólo en los atributos físicos del dispositivo, si no también tener en cuenta los tipos y gravedad de amenazas derivadas de los fallos de seguridad. Por ejemplo, es más fácil perder o que te roben el teléfono que el portátil, y un teléfono en manos ajenas supone exponer los datos corporativos o personales de alta importancia. Además, cualquier tipo de malware o software malicioso, puede suponer una seria amenaza para ciertos sistemas operativos de smartphones.

Por otra parte, no todas las plataformas son iguales. Algunas hacen más difícil hacer cumplir las políticas básicas de seguridad efectiva (por ejemplo, la aplicación de contraseña, borrado de datos del dispositivo, o cifrado de datos locales). Y mientras que algunas políticas de seguridad (por ejemplo, la notificación obligatoria de teléfonos perdidos o robados) son independientes, otras políticas, como por ejemplo, limitar el acceso a determinados tipos de dispositivos o priorizar el ancho de banda para el tráfico de los smartphones, dependen de las funciones disponibles y de la funcionalidad de la plataforma elegida.

Aquí exponemos algunos de los pros y contras más importantes, de las plataformas líderes para smartphones en entornos corporativos:

– Google Android: Android ha conseguido un gran éxito en el sector, gracias a su sistema operativo de código abierto y los pronósticos de los analistas apuntan a que va a ser uno de los sistemas operativos dominantes en los smartphones en los próximos años. Considerada inicialmente como una plataforma para consumidores con un modelo de aplicación menos restrictivo y más flexible que el iPhone, los dispositivos basados en Android han mejorado continuamente el soporte de seguridad en cada versión. Otras características de seguridad tales como el borrado de datos de forma remota y el cumplimiento actualizado de la política de contraseñas, así como la previsión del cifrado del conjunto de dispositivos en 2011, se suman a las últimas peticiones que la comunidad empresarial requiere de Android.

Android

– Apple iOS (iPhone/iPad): un fenómeno que está marcando un hito, el iPhone sigue siendo el smartphone de referencia para aquellos consumidores que aprecian lo último en diseño. Apple insiste en que su ecosistema iOS, cerrado y controlado rigurosamente, beneficia la seguridad. A los administradores de TI que desean implementar sus propias aplicaciones u otras aplicaciones de terceros de confianza no les gusta la política restrictiva de Apple que sólo permite distribuir, instalar y hacer copia de seguridad de aplicaciones a través de la Apple Store y iTunes.

Además, la mayoría del software liberado disponible puede pasar por alto las funciones de seguridad incorporadas en el iPhone y permitir a los usuarios instalar una amplia gama de aplicaciones no autorizadas y no seguras. Sin embargo, al proporcionar una red privada virtual segura (VPN) como un estándar, se permite el acceso a algunas características de Microsoft Exchange, incluyendo las funciones de control remoto y borrado automático de datos del dispositivo y la administración remota de APIs en iOS4. Esto ha hecho que el iPhone se haya convertido en una de las mejores opciones para los clientes empresariales. Sin embargo, muchos clientes de empresas siguen echando en falta algunos requisitos indispensables como la falta de una gestión centralizada y el cifrado de todo el dispositivo.

– Microsoft Windows Phone: Tras su lanzamiento en 2010, el Windows phone 7 ha atraído una gran atención, y la reciente alianza de Microsoft con Nokia puede ayudar a impulsar a que Windows se sitúe en un lugar destacado. Esta última versión mejora muchos aspectos de la experiencia móvil de Windows, en particular, las características de seguridad en el acceso y la integración con las aplicaciones de back-office de Microsoft. Al igual que Apple, Microsoft aún no ha proporcionado una consola central para la gestión de dispositivos a gran escala, y depende de una tienda de aplicaciones propia, del Windows Phone Marketplace, para la instalación y la distribución de aplicaciones.

Windows Phone

A pesar de las críticas positivas, los analistas difieren en la viabilidad de esta plataforma a largo plazo. Gartner predice que Windows Phone contará con tan sólo el 5,2 por ciento del mercado en 2011, mientras que la consultora IDC (como indicó el analista Al Hilwa el 19 de diciembre de 2010 en una nota de investigación) es más optimista, citando un crecimiento más rápido de lo esperado en cuanto a la cantidad de aplicaciones para Windows Phone 7 y a un fuerte ecosistema de desarrolladores.

– RIM Blackberry: Uno de los dispositivos favoritos de los departamentos TI por su excelente servicio de email, los dispositivos RIM no han gozado históricamente de la misma evangelización entre los usuarios, como sus glamurosos contemporáneos. En febrero de 2011, todavía había menos de 20.000 aplicaciones para Blackberry en la tienda de aplicaciones de RIM, una pequeña fracción en comparación con la cantidad ofrecida por los desarrolladores del iPhone y de Android.

Además, el navegador del Blackberry y su interfaz no tienen la facilidad de uso que tienen sus principales competidores. Sin embargo ser el autor del 16% de las ventas mundiales en 2010, hace que RIM siga siendo un competidor importante, especialmente en los mercados corporativos, donde los usuarios aprecian de manera especial su plataforma de correo electrónico, su sólido hardware y la duración de su batería. Tal vez su mayor activo es el BlackBerry Enterprise Server, que ofrece a las empresas una gestión avanzada y centralizada de dispositivos y el control de la seguridad sin cables, siendo hasta la fecha una funcionalidad única entre los proveedores de teléfonos inteligentes. Sin embargo, a medida que entran más proveedores en el campo, las empresas ven el BlackBerry Enterprise Server como una de las opciones más caras del sector.

– Nokia Symbian: Todavía la plataforma smartphone más utilizada en el mundo, Symbian lidera el ranking de ventas muy por encima del segundo, con un 37,6 por ciento de las ventas de smarphones en 2010, según Gartner. Su distribución mundial, su hardware de bajo coste, en comparación con la competencia, su veterano software atrae a muchos consumidores y empresas. El modelo de seguridad de Symbian dificulta que el software de origen desconocido cause daño a los teléfonos o los datos, incluso si los usuarios autorizan la instalación. Sin embargo, su popularidad en ocasiones le ha convertido en un objetivo para el malware.

Recientemente, su cuota de mercado se ha mermado respecto a otros proveedores, tales como RIM centrada en empresas y, sobre todo Android, cuyo enorme crecimiento en 2010 supuso un duro golpe para Symbian, más que cualquier otra plataforma. A principios de 2011, Nokia anunció una alianza con Microsoft para poner Windows Phone 7 como sistema operativo de los smartphones de Nokia.

Haciendo elecciones inteligentes

Los smartphones son un elemento ineludible y muy beneficioso en el panorama informático corporativo actual. Tienen el potencial necesario para hacer que las empresas sean más productivas, pero también puede crear problemas de seguridad importantes. No hay ninguna plataforma smartphone que sobresalga por sus características de seguridad. La mayoría de fabricantes de plataformas se centran más en la facilidad de uso y en la flexibilidad que en los protocolos de seguridad de la empresa. Esto debería ir cambiando, así como el desarrollo de las plataformas.

De cara al futuro, por ejemplo, Android y Windows Phone parecen estar particularmente bien posicionados para comenzar a abordar profundamente las demandas corporativas de seguridad. Mientras tanto, para hacer frente a los desafíos de seguridad de los smartphones, los directores de TI no deben confiar sólo en los fabricantes de plataformas, sino que deben buscar soluciones de seguridad más amplias que protejan la información y los recursos corporativos de una manera integral en todo momento, independientemente de la plataforma final.

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!