7 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

El almacenamiento por niveles y la trayectoria de los datos digitales

El almacenamiento por niveles y la trayectoria de los datos digitales

El almacenamiento por niveles y la trayectoria de los datos digitales
febrero 03
12:10 2012

Tim Wright

Tim Wright, director de Asistencia Técnica, Storage Products Division de Toshiba Europe GmbH.

El almacenamiento empresarial está entrando en una era de transformaciones. La gestión de datos empresariales se está convirtiendo en una tarea elaborada, y las organizaciones se hallan en un punto de inflexión de un enorme desafío de datos. La evolución del universo digital se suele mencionar como uno de los principales catalizadores de este cambiante panorama del almacenamiento, ya que continúa expandiéndose a un ritmo asombroso.

Los analistas de IDC estiman que la cantidad de datos creados o replicados en 2011 fue de 1.8 zettabytes. Además, se espera que crezca con un factor de 9 en los próximos cinco años: el equivalente de almacenamiento a 57.500 millones de iPad de 32 GB o 200.000 millones de películas en alta definición. Cifras que difícilmente se asimilan.

La capacidad es, sin duda, un motivo principal de preocupación, con infraestructuras informáticas de empresas saturándose para contener ingentes cantidades de información. Mientras este explosivo universo de datos continúa evolucionando, se ha sumado una nueva capa de complejidad para las organizaciones cuando se trata de gestionar y almacenar los datos. El volumen ha pasado a ser un solo elemento más de la lista de preocupaciones en lo referente al almacenamiento empresarial efectivo.

El consumismo gradual de TI en el ámbito laboral durante los últimos años ha provocado un torrente de nuevos contenidos de datos en el sistema de TI de las empresas. Audio, vídeo, documentos de texto y presentaciones se fusionan con ingentes cantidades de datos en tiempo real generados por redes sociales, herramientas de las nuevas comunicaciones y datos generados por los móviles. Y, aunque no cabe duda de que el entorno empresarial se ha enriquecido y ha aumentado su productividad como resultado de estos cambios, los departamentos de TI pugnan por instaurar el orden en medio de este caos de datos mientras los usuarios demandan el acceso instantáneo a los datos que necesitan en el momento en que los necesitan.

Lo más significativo es que el desafío que impone el crecimiento de esta capa de complejidad de datos ya no es una cuestión que ataña solo a los departamentos de TI. Con los gobiernos europeos centrando cada vez más la atención en la cuestión de la regulación de datos empresariales, la inversión en las tecnologías adecuadas de almacenamiento y recuperación de datos puede suponer que se puedan eludir fuertes sanciones normativas. Con las empresas siendo requeridas cada vez más ante la ley para rendir cuentas de todos los datos almacenados en la infraestructura de sistemas informáticos empresariales, la presión recae en proporcionar un acceso minuciosamente controlado en lo referente a los datos empresariales.

Datos digitales

Nuevos obstáculos para los departamentos TI

Cuando las empresas hacen balance de los desafíos que están asociados con el volumen y la complejidad de los datos, un nuevo obstáculo viene a sumarse a la presión que soportan los departamentos de TI. Con las empresas europeas apretándose el cinturón en un intento de capear la desaceleración económica mundial, el mantenimiento del gasto en línea con presupuestos más ajustados es una preocupación prioritaria cuando los departamentos de TI están sometidos a presión para satisfacer las necesidades empresariales pero sin reducir el gasto.

Enfrentados a este contexto de datos caótico, con tantos factores en juego, invertir en la tecnología adecuada nunca ha sido tan importante. Con los datos digitales haciendo las veces de elemento vital de los negocios hoy en día, el almacenamiento es uno de los elementos fundamentales del rendimiento de la configuración de sistemas informáticos empresariales.

En este panorama digital dinámico, las estrategias de almacenamiento empresarial están evolucionando para superar este reto mediante la aplicación de tecnologías inteligentes. El almacenamiento por niveles es uno de los medios más efectivos para las empresas que estén buscando asumir los desafíos de las velocidades de acceso a los datos, a la vez que abaratan los costes a través de la reducción del consumo energético y del calor. Mediante la implementación de un enfoque de almacenamiento por niveles, las organizaciones se pueden beneficiar de un mayor nivel de sofisticación en lo tocante a almacenamiento y recuperación de datos.

El almacenamiento por niveles implica la gestión automática de datos, que es la forma más efectiva de almacenamiento en función de los requisitos de coste, rendimiento, disponibilidad, seguridad y recuperación. La estructura por niveles controla las demandas de acceso a distintos tipos de datos, graduándolos desde datos de gran demanda en el nivel 0 hasta llegar a los niveles más bajos según nos movemos por el sistema por niveles. Gracias a la flexibilidad de esta estructura, las empresas también pueden reforzar sus capacidades de seguridad con discos duros (HDD: hard disk drive) empresariales que cuentan con cifrado.

La arquitectura habitual del almacenamiento por niveles tendrá una apariencia semejante a esta:

– Nivel 0: necesidad de velocidad

El rendimiento diario de todas las empresas depende de una selección de conjuntos de datos fundamentales: la información más necesaria para las empresas, que abarca desde activos de bases de datos hasta el correo electrónico e información financiera. Invariablemente, un gran número de usuarios accede con regularidad a estos datos. Las unidades de estado sólido de clase empresarial (eSSD: enterprise solid state drive) abarcan el nivel 0 de almacenamiento. Desarrollada a partir de una memoria flash en vez de en un disco giratorio, esta unidad de estado sólido proporciona una velocidad de lectura/escritura ultrarrápida para los datos fundamentales. La característica más importante de este nivel es su rendimiento constante, el cual garantiza que los usuarios accedan a los datos cuándo y cómo lo necesiten.

SSD Toshiba

La mejora de la fiabilidad y el acceso más rápido a los datos hacen que las unidades de estado sólido (SSD) estén en perfectas condiciones de satisfacer las necesidades del entorno de datos dinámicos en una empresa moderna. Aunque la tecnología de SSD suele ser más cara, el rendimiento por entrada/salida (IPO: input/output performance) de un eSSD es, al menos, un 10% más barato que una unidad de disco de 15.000 RPM.

– Nivel 1: datos esenciales

Es en este nivel donde se localiza la siguiente capa de datos empresariales. Aunque no es fundamental, la información que se aloja en este nivel aún necesita estar disponible, y puede incluir documentos de texto, presentaciones o datos financieros. Sustentada por unidades de disco de 15.000 RPM de alto rendimiento, ofrece a los usuarios una funcionalidad semejante en términos de potencia, latencia reducida y acceso más rápido a la información, cómo y cuándo los usuarios la necesiten.

Y, de nuevo, el balance de costes entra en juego: estos discos duros (HDD) tienen una capacidad menor y, por lo tanto, implican un precio mayor por gigabyte. No obstante, hacen falta menos discos de 15.000 RPM que discos de 10.000 RPM en los que se haya minimizado el movimiento del cabezal (short stroking) para lograr un IPO objetivo por segundo.

– Nivel 2: rendimiento prioritario

En el nivel 2, las aplicaciones de almacenamiento de acceso directo demandan capacidad, potencia y rendimiento con HDD de 10.000 RPM. Las características de este nivel siguen siendo las mismas que las del almacenamiento empresarial tradicional de nivel de entrada, con un menor nivel de precios por gigabyte, lo que implica la capacidad de alojar un mayor volumen de almacenamiento. Este nivel, que incorpora una mezcla de rendimiento, capacidad y precio, es el más equilibrado. Estas unidades suelen ser HDD de 2.5 pulgadas, las cuales generan menos calor y, por lo tanto, requieren una menor refrigeración (lo que las hace energéticamente eficientes).

– Nivel 3: el hogar de la historia digital

Esta tercera y última capa del almacenamiento empresarial se compone de datos empresariales fundamentales que, aunque no se necesiten a diario, deben archivarse y poder recuperarse cómo y cuándo se necesite en el plazo de una hora. Este nivel se basa en HDD de 7.200 RPM de alta capacidad —lo que permite a las empresas almacenar grandes cantidades de información histórica, de datos transaccionales en concreto—, pero a un coste menor por gigabyte. En este nivel se pueden almacenar ingentes cantidades de datos de alta capacidad, llegándose a alcanzar capacidades del orden de terabytes cuando resulta necesario.

Mientras las empresas afrontan la creciente diversidad digital del panorama de los sistemas informáticos empresariales, no cabe duda de que las capacidades de almacenamiento demostrarán ser cada vez más importantes para la productividad empresarial. Con el fin de que las empresas puedan asumir los crecientes desafíos en torno a la capacidad, el volumen, la accesibilidad y el ahorro de costes, las soluciones de almacenamiento por niveles proporcionan capacidades de almacenamiento dinámico a las organizaciones. Según nos vamos acercando a la próxima generación del descubrimiento digital, mediante un enfoque inteligente del almacenamiento de información, las empresas se pueden asegurar de estar un paso por delante en este juego de los datos.

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!