9 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

BlackBerry Torch 9860

BlackBerry Torch 9860

BlackBerry Torch 9860
marzo 23
14:51 2012

BlackBerry Torch 9860 es hasta el momento, la apuesta más seria de RIM en el mundo de los smartphones completamente táctiles. Renunciado a todo tipo de teclado físico y equipado con BlackBerry OS 7 nace con la esperanza de igualar en prestaciones  y funcionalidad a algunos de los terminales Android más avanzados sin perder eso sí, el espíritu BlackBerry que tanto gusta al usuario corporativo.

De hecho, basta echar un vistazo a su lista de especificaciones técnicas para darnos cuenta que el esfuerzo en hardware se ha hecho.  Torch 9860 está equipado con un procesador Qualcomm a 1,2 Ghz, monta 768 MB de RAM y 2 GB de almacenamiento interno que podemos ampliar con tarjetas de memoria microSD.

Ficha técnica

Apuesta además por una pantalla de 3,7 pulgadas  (480 x 800 píxeles) una cámara de 5 MP capaz de grabar a 720p y un potente flash LED. En conjunto pues, BlackBerry Torch está en la media de los smartphones más avanzados, sin ser por estas mismas características un terminal llamado a destacar.

El terminal se completa con una tecla de bloqueo en el extremo superior, conexión jack de auriculares en el lateral derecho que acompañan a unas apenas perceptibles teclas de volumen y función, conexión microUSB en el lateral izquierdo y quizás lo más importante, una botonera situada bajo la pantalla que ofrece las teclas clásicas de casi todos los terminales de RIM: trackpad óptico, tecla de menú, encendido/apagado y recepción de llamadas.

Quizás lo que más sorprenda a simple vista es que un terminal completamente táctil, siga incluyendo un trackpad óptico que en principio no deberíamos necesitar. Sin embargo cuando comenzamos a trabajar con lo nuevo de RIM enseguida descubrimos que BlackBerry OS 7 sigue siendo un sistema operativo que se maneja mejor con un trackpad que con los dedos, amén que muchas de las aplicaciones de terceros que podamos instalar directamente no están preparadas para una pantalla táctil.

Diseño, pantalla, y teclado

Aunque BlackBerry Torch 9860 está construido principalmente con componentes plásticos, (salvo una franja metálica que rodea el terminal) el conjunto se muestra sólido y bien construido, compacto y sin piezas frágiles. No es un terminal preparado por supuesto para resistir grandes golpes, pero en conjunto sí que ofrece la impresión de ser mucho más resistente que otros presentados habitualmente por marcas como Samsung o LG.

Como contrapartida, quizás nos hubiese gustado ver una mayor integración de las teclas de la franja inferior (como si hace la BlackBerry Curve 9360, que el jack en vez de estar en el lateral se hubiese posicionado en la parte superior del mismo y algo más de superficie para las teclas de volumen y acceso directo del lateral derecho, que se presentan casi escondidas bajo la franja metálica que recorre el chasis.

Con un peso de 135 gramos y unas dimensiones de  120 x 62 x 11.5mm tenemos un terminal ligeramente más grande que el iPhone 4S y un peso muy similar, pero a la vez un terminal mucho más manejable que lo que están ofreciendo algunos fabricantes que parecen abrazar más el concepto de mini-tablet que el de smartphone.

En cuanto a la pantalla, sin tener la calidad del omnipresente teléfono de Apple, sí que ofrece la suficiente calidad (WVGA de 800 x 480 píxeles) como para rivalizar con la mayoría de las que están presentando fabricantes como HTC, LG, Sony o incluso, la propia Samsung.

Eso sí, como hemos comentado anteriomente, durante nuestras pruebas nos hemos descubierto utilizando más el trackpad que la pantalla con nuestros dedos, en parte por estar acostumbrados a las “BlackBerrys” tradicionales pero también en parte porque el sistema de menús que sigue implementando BlackBerry OS 7 invita poco a esas funciones táctiles que vemos en otros sistema operativos.

Dicho lo cual, no podemos sino reconocer que la respuesta de la pantalla es realmente buena. Las transiciones son rápidas y muy fluidas y los gestos táctiles funcionan sin problemas. Por supuesto cuando hablamos de un terminal de RIM sin teclado físico, no tenemos más remedio que hablar por lo tanto de su teclado virtual,  porque este va a ser uno de los factores que pueden inclinar la balanza para muchos de los fans de RIM.

Nuestras impresiones en este aspecto concreto son un tanto contradictorias.  Está claro que no podemos compararlo con un teclado físico, que según nuestra modesta opinión, sigue siendo la mejor opción para escribir. Si centramos nuestro campo de análisis en el mundo de los teclados virtuales, el de RIM no sale nada mal parado, aunque tiene algunos “peros” que esperamos que se puedan solucionar.

Es un teclado con el que resulta cómodo escribir. Resulta difícil pulsar por error una tecla y si estamos acostumbrados, podemos mantener un ritmo de pulsaciones alto cometiendo pocos errores. Esto es un punto a su favor y que sin duda, lo diferencian de otros teclados virtuales que hemos tenido la oportunidad de analizar.

Sin embargo tiene pequeños fallos que no acabamos de entender. Al querer ser una copia exacta del teclado tradicional, no es lo suficientemente flexible como para ofrecernos las teclas que necesitamos en función de lo que estamos haciendo en cada momento. Por ejemplo, no nos ofrece la posibilidad de añadir un .com cuando escribimos en la barra de direcciones del navegador, tenemos que ir en busca de la @ cuando es evidente que estamos escribiendo una dirección de correo electrónico o símbolos como # cuando vamos a escribir un Tweet. Por otro lado no ofrece una función de texto predictivo aunque en el lado positivo, su función de auto corrección funciona muy bien.

Rendimiento, cámara y más

Como comentábamos al principio de nuestro análisis, BlackBerry Torch ofrece 2 GB de almacenamiento interno, que podemos expandir con tarjetas microSD de hasta 32 GB. En principio una cantidad más que suficiente para todo tipo de tareas aunque lo curioso es que de esos 2 GB de almacenamiento interno, disponemos de menos de 200 MB para instalar aplicaciones.

Es verdad que de momento las aplicaciones presentes en BlackBerry Appworld no son especialmente pesadas, pero incluso así, nos parece una cantidad claramente insuficiente. Si pasamos por alto este detalle nos encontramos con un procesador (1,2 Ghz) y una memoria RAM (768 MB) capaces de mover con total solvencia tanto el sistema operativo en escenario de multitarea (algo de lo que nos quejábamos en nuestro análisis de Curve) como juegos pesados o vídeo en HD.

Se justifica así la máxima de RIM de que no hay ninguna necesidad de montar dos núcleos en un smartphone y que a día de hoy, con la tecnología presente, sólo tienen sentido en las tablets. Una afirmación que sin duda podemos apoyar teniendo en cuenta lo optimizado que está BlackBerry OS 7 y cómo sus aplicaciones están pensadas desde el principio para consumir pocos recursos pero que quizás, ya no tenga tanto sentido en otras plataformas.

En cuanto a su cámara los 5 MP cumplen, y sin querer ofrecer una grandísima experiencia fotográfica, sí que nos ha gustado una velocidad de obturación superior a la que presentan muchos otros modelos. Su algoritmo interno apuesta por colores realistas no tan “optimizados” como los que podemos encontrar en el iPhone 4S. El flash LED es bastante potente, contamos con la ventaja de poder grabar vídeos HD (720p) y en conjunto nos encontramos con una cámara que sin hacer virguerías, puede convertirse en una buena aliada.

En el apartado de conectividad, nos ha llamado la atención que a diferencia de la Curve 9360, no se incluya NFC. No es algo que vayamos a echar de menos de momento (todavía queda para que el pago móvil sea una realidad en nuestro país), pero teniendo en cuenta la nueva política de las operadoras de no subvencionar móviles y que por lo tanto probablemente alargaremos la vida de nuestros terminales, podemos llegar en un futuro a echarlo en falta.

Por último su  batería, uno de los puntos en los que tradicionalmente BlackBerry ha destacado, se mantiene en la media de los smartphones de gama alta, por lo que un uso regular nos exigirá una recarga cada día, o día y medio.

Conclusiones

BlackBerry Torch 9860 es un terminal que cumple en casi todos los aspectos, pero que no destaca especialmente en ninguno de ellos. Con un precio de venta libre de casi 500 euros, pensamos que hoy en día podemos invertir ese dinero en terminales que nos van a ofrecer una mejor experiencia de uso, incluso dentro de la misma RIM.

BlackBerry Torch 9860 es un buen teléfono, de esto no cabe duda y por supuesto sus usuarios no se arrepentirán de apostar por lo último de RIM, pero seguimos pensando que la compañía canadiense todavía no ha dado en la tecla a la hora de integrar el mundo táctil en un sistema operativo pensado para manejarse con trackball y teclado.

En el lado positivo de la balanza, puede ser sin duda una buena opción para aquellos que sin renunciar al mundo BlackBerry quieran disfrutar de juegos potentes y reproducir contenidos multimedia, un campo en el que cumple a la perfección.

 

About Author

Rodolfo de Juana

Rodolfo de Juana

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!