8 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

El gran negocio del Big Data

El gran negocio del Big Data

El gran negocio del Big Data
mayo 04
14:48 2012

Debate Big Data

Quien dijo que el Big Data representa un problema para las empresas es que todavía no ha averiguado el negocio que se esconde tras este fenómeno. Y no solo para las compañías que se encargan de almacenar, gestionar y analizar los datos, sino para todas esas corporaciones que pueden sacar valor de los mismos.

Esta es una de las principales conclusiones extraídas en el Debate MC sobre Big Data que celebramos hace unos días. En él contamos con la participación de José Manuel Peláez, director de preventa de Tecnología de Oracle; Jesús Pintado, responsable de marketing de Plataforma de Aplicaciones de MicrosoftWolfram Rozas, BAO Competitive Manager de IBMAlejandro Giménez, advisory tecnology consultant de EMCArturo Muñoz, consultor preventa de QlikView Arturo Gutiérrez, senior system consultant de Database&Technology de SAP.

Hasta ahora, la información que se manejaba provenía de fuentes conocidas, eran datos estructurados y flexibles, cuyo análisis tenía unos costes razonables. Pero la llegada y popularización de las redes sociales, vídeos, imágenes, etc… ha provocado una avalancha de datos denominados desestructurados que son más difíciles de medir y analizar, pero cuyo análisis puede ser de suma utilidad para las empresas a la hora de tomar decisiones.

Ahora existe un volumen de información mayor que el que había antes, y no tiene por qué ser conocida a priori. Ante este reto, la tecnología actual está preparada y disponible y ya está empezando a gestionarlo”, afirmó José Manuel Peláez. “La fase de organización en la que nos encontramos consiste en acceder a esa información de forma inteligente y sacar patrones de conocimiento, es decir, sacar el valor del dato y esto se distingue del dato clásico: el verdadero valor no se conoce a priori, en el momento de la adquisición, sino más adelante y surge del social media, la reputación on-line, etc…“, añadió el directivo.

Asimismo, Jesús Pintado añadió que en la gestión del Big Data se distinguen tres partes:

– La gestión de los datos,por su naturaleza, estos datos añaden necesidades nuevas a las organizaciones y en el mercado hay diferentes opciones de gestión, algunas basadas en el open source o código abierto”.

– Enriquecimiento, “tenemos que almacenar y gestionar esos datos de forma eficiente, también hay que saber integrar esos datos no estructurados con los racionales y cruzarlos”.

Debate Big Data

– Análisis,si podemos realizar esta integración, podremos aprovechar el valor del big data”.

Desde SAP también consideran que no se puede tratar el tema del Big Data con la tecnología de antes, “estamos en un momento de ruptura, aunque no hay que considerar al Big Data como un problema sino como un nuevo reto que ha surgido por el volumen de la información, por tanto no se puede aplicar la manera en la que hacíamos negocio antiguamente a como lo hacemos ahora”.

Hasta ahora, las empresas consideraban el almacenamiento de datos como una inversión pero sin saber en qué lo iban a utilizar, creando una tensión empresarial. “Esto provoca que las organizaciones intenten obtener valor de ello buscando nuevos datos, fuentes y compañías“, añadió Alejandro Giménez.

La tecnología es un facilitador, nada más. Esta nueva dimensión es un reto, pero sobre todo es una necesidad por la cantidad de medios electrónicos que capturan la información“, comentó Wolfram Rozas, “y el vehículo de crecimiento será el análisis de los sentimientos, llevando a cabo un marketing diferente. Ahora la gente no está identificada y el paradigma de respuesta de las empresas ha cambiado, también se crea la posibilidad de generar posibles clientes, es decir, que el marketing se va a atomizar“, añadió.

Con respecto a los servicios que va a posibilitar estos nuevos análisis de datos, el directivo de IBM se refirió a “nueva atención al cliente, recogida de quejas, canales de tratamiento, riesgos desde el punto de vista financiero, etc…. va a permitir la definición de un montón de casos nuevos proveniente del cliente que tiene un claro objetivo de negocio y que quiere ser aconsejado por nosotros”.

Por último, Arturo Muñoz citó cinto puntos de valor del Big Data: “Crear transparencia, la segmentación, temas de algoritmo para la toma de decisiones y la capacidad de crear nuevos modelos de negocio. Al final el Big Data estará en todos sitios: en el gobierno, la prensa y los ciudadanos, por lo tanto, no puede faltar en las empresas”.

La angustia de “perder el tren”

Los asistentes al debate coincidieron de que ahora es el momento de analizar los datos que se han ido almacenando durante años, a la vez que se cruzan con los nuevos que están surgiendo de redes sociales, imágenes, vídeos, etc. Sin embargo, no todas las corporaciones saben qué hacer con ellos, lo único que saben es que no los quieren perder.

Debate Big Data

“Hasta ahora, las empresas se estaba preocupando, no ocupando. Se han encargado de almacenar los datos correctamente, y de asegurarlos, de su confidencialidad pero ahora es diferente porque antes nos preocupábamos del dato que le dábamos a la empresa, y ahora hablamos de datos que la empresa recolecta de diferentes fuentes”, dijeron desde SAP, y añadieron: “el verdadero reto va a ser ocuparse de esos datos, sacarle rendimiento a la inversión de los últimos años que es donde se ha gastado dinero, y buscarle una rentabilidad”.

Una opinión compartida por Rozas, “hay preocupación por perder el tren pero no sabe qué hacer”, quien introdujo en el debate un nuevo reto: la legislación. “Antes, con los datos estructurados, el cumplimiento fiel de la LOPD era cuasi trivial, pero ahora es más complicado, incluso hacen falta reuniones con abogados”.

También es importante el tema de la calidad del dato y la gestión del dato maestro. Habría que elaborar un correcto diccionario de términos de negocio porque cada país tiene una forma diferente de elaborar una métrica para obtener respuestas diferentes. Y estamos hablando también de vídeo y audio, no solo vale el lenguaje transcrito”.

En EMC también opinan que hay “un tren que hay que coger ahora”. Sectores como las aseguradoras y la Administración Pública ya están poniendo en marcha proyectos orientados a sacar rentabilidad de los datos. “Hay un momento y es ahora. Quien lo pierda, perderá posiciones competitivas”.

“Ahora las compañías no van a poder crecer si no quitan algo de quien está al lado. Cuanto más eficiente sean, más oportunidades van a tener de perdurar, y en el sector público lo mismo”, dijeron desde Oracle. “Vamos a vivir una explosión desde el punto de vista del negocio, de palancas que fomenten la tecnología“.

Como la tecnología está lo suficientemente madura para afrontar este reto, van a emerger empresas innovadoras que antes no existían, aportando más valor porque se reducirá el coste de tecnologías necesarias, y por el valor del dato en sí. Sin embargo, según los ponentes, también se está descubriendo que la gente es muy reticente a dar datos personales.

“La forma de luchar por el hecho de que los clientes dan cada vez menos información son los sistemas que se montan para, en la medida que se interacciona con la gente, su foto se va construyendo“, dijeron en IBM. “Tenemos mecanismos para saber quiénes son, en la medida que interactúan con otras fuentes”.

En Microsoft comparten la idea de que existe cierta “ansidad por almacenar datos”, y de que “el poder cruzar datos hace que el dato que antes no valía para tomar decisiones, porque no podíamos enriquecerlo, llega un momento en que puede serlo“.

Debate Big Data

El fenómeno de almacenar datos de forma incansable, sin analizarlos, va a crecer. Tenemos que ser capaces de ofrecer herramientas de almacenamiento en tiempo real, y hacerlo con la flexibilidad suficiente que implica ser capaces de añadir datos de forma sencilla y que su infraestructura esté ligada al volumen que se tenga en ese momento, manteniendo las premisas de seguridad y sin añadir preocupaciones a los departamentos TIC, que ya tienen bastante”, añadió Pintado.

¿Resistencia al almacenamiento en la nube?

Más que resistencia, el cloud es un camino donde se encuentran gran parte de las empresas. “El primer paso hacia la nube es virtualizar todo: red de servidores, almacenamiento, etc… luego es necesaria la movilidad, llevarme los datos o traérmelos”, afirmó Giménez. “La información la vamos a tratar como granos de arena, porque hasta ahora han tenido valor pero ahora es diferente, vamos a tener que llegar al grano más fino, lo que generará muchos datos y la estrategia cloud va a ser muy importante”, añadió.

Por su parte, Peláez aseguró que siempre que se vea un ROI favorable, la gente va a estar dispuesta a dar datos, a pesar que la regulación en torno a estos temas es muy fuerte. “Creo que las empresas tienen que ser conscientes de la información que piden, que no agredan al individuo, se tiene que tener cuidado“, afirmó.

Y el Big Data como tendencia consigue sacar datos sin tener que abordar al individuo, aseguró el directivo. “Con respecto al mundo del cloud, las empresas tienen dos opciones según cómo afronten el uso de la tecnología. La tendencia siguen siendo los entornos críticos, pero cada vez se ven más clouds públicas para afrontar nuevos negocios”.

Gutiérrez aseguró que en SAP, “hemos abordado proyectos como son las tiendas on-ine de productos de consumos que tiene el valor fundamental de que trabaja en tiempo real, es decir, se da la recomendación en el momento y en el tiempo adecuados. La gente no va a comprar todos los días en tu tienda, pero sí necesitan que, en el momento en el que compran, le recomienden algo. El valor que se está dando en ese momento no es el del dato en sí“.

Con respecto al cloud, el directivo también está de acuerdo que este dependerá del ROI que se tenga. “Por ejemplo, el usuario está empezando a dejar sus datos en la nube porque ven un ROI que no es tangible, pero que es importante desde el punto de vista de la usabilidad”.

Convertir los datos en un modelo de negocio

“La calidad del dato depende de cómo lo podemos convertir en información. Esta sería la base para generar el análisis. La clave es cómo seremos capaces de afrontar la acometida, vamos a hacer una inversión muy grande en generar infraestructura tecnológica que va a dar respaldo al dato y lo que nos queda es pensar cómo podemos generar eso a los usuarios de negocio. Uno de los grandes retos de BI es que llegue a todo el mundo, es la manera de incorporar el dato o la información a las negociaciones”, explicó Muñoz.

Asimismo, Jesús Pintado añadió que sería necesario tener:

– Una capa de almacenamiento para manejar petabytes de forma flexible y rápida.

– Enriquecer esos datos

– Cruzar esos datos

“Al final, los usuarios de negocio no querrán saber nada de qué es Azure, por ejemplo, pero utilizará unas herramientas gráficas de análisis de la información. Las herramientas existen y podemos aplicar modelos muy sofisticados, pero lo que nos falta es que se ocupen de la implantación de los sistemas y que sus procesos de negocio estén sincronizados”, explicó el directivo.

Alejandro Giménez aprovechó para incidir en el caso específicos de las telcos. “Las telcos están pensando en tres usos muy genéricos del Big Data: conocer mejor al cliente, ofrecer nuevos servicios y revendedores a terceros”. “Creemos que uno de los paradigmas que van a ir cambiando es cómo escalar el almacenamiento”, añadió.

Por su parte, Rozas aseguró que hay 5 categorías de dónde sacar información:

1 – Marketing: para capturar nuevos clientes y desarrollar los existentes. “Aquí, el Big Data puede caer en la trampa de machacar a los clientes, por lo que hay que tener reglas”.

2 – Servicio al cliente: “hay expectativas muy grandes de los clientes, por lo que el análisis de sentimiento y de cómo perciben el servicio es fundamental”.

3 – El riesgo:las decisiones inteligentes atienden al valor y al riesgo y este es manifiesto: morosidad, fraude, absentismo laboral…”.

4 – Las operaciones:es importante detectar mejoras de eficiencia operativa“.

5 – Operaciones IT con temas de cloud.

Las compañías deben destacar en su industria en lo que son buenas, no en lo que no le compete. Ese tipo de información existirá en la nube, así que lo interesante es llevar modelos de negocio para comprar esa info, pero luego ¿cómo cruzarla con lo que ya teníamos? Vía metadata, para que la gente tome decisiones basándose en un lenguaje común”.

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

  • elinformatico

    La gente no es consciente del valor de los meta datos contenidos en sus fotos, la agencia de protección de datos debería vigilar la correcta privacidad de estos. habría que sensibilizar a la población en el uso de la información que están emitiendo a bigdata, con malas artes el diseño relacional cruzando bases de datos podría usarse para violar la intimidad de la gente.
    Un claro ejemplo fue la publicación de todos los correos de una persona en la red social “facebook” sin diferenciar el uso que da esta persona a ellos, consecuentemente pudiendo dar sus correos personales a personas a las que pretendían dar correos sin su información personal,resumiendo dando su facebook sin preguntar.

    Concluyendo, se nos dice que la información contenida en el bigdata de turno es confidencial, pero no nos dan garantes de que realmente lo sea. Una persona podría usar estos datos para obtener otros, por ejemplo si sé con que usuario hace alguien sus comentarios puedo saber que dice, y si se que dice igual puedo saber que tiene un perro precioso que quiere mucho y que se llama chuspi. y al final no solo sabré sus datos sino su vida íntima.

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!