3 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

La tecnología seguirá acelerando los cambios empresariales en los próximos años

La tecnología seguirá acelerando los cambios empresariales en los próximos años

La tecnología seguirá acelerando los cambios empresariales en los próximos años
mayo 09
15:54 2012

Según un estudio realizado por The Economist Intelligence Unit que ha sido patrocinado por Ricoh, el cambio tecnológico seguirá produciéndose e incluso acelerándose en la próxima década, en contra de la creencia de algunos de que la innovación y la disrupción se están ralentizando. La mayoría de los altos ejecutivos entrevistados por The Economist Intelligence Unit opinaron que surgirán nuevos modelos empresariales de la mano de los avances tecnológicos, así como que las estructuras organizativas y la naturaleza de muchos puestos se modificará. Eso sí, casi cuatro de cada diez entrevistados (37%) están preocupados ante la posibilidad de que sus empresas no puedan seguir el ritmo de los cambios tecnológicos y pierdan su ventaja competitiva.

La tecnología seguirá acelerando los cambios empresariales en los próximos años

Aunque podéis descargar un resumen ejectuvo del informe desde esta página web de Ricoh, a continuación os dejamos con las principales predicciones que los expertos y profesionales entrevistados:

  1. Pocos sectores se mantendrán sin cambios como consecuencia de la disrupción tecnológica. Seis de cada diez líderes empresariales están de acuerdo en que su principal mercado vertical se parecerá muy poco al actual en 2020. Los medios de comunicación, el entretenimiento, la banca y las telecomunicaciones encabezan la lista de sectores que más probabilidades tienen de converger con otros en la próxima década. Uno de cada diez encuestados teme que su organización desaparezca del todo.
  2. Para quienes sean capaces de dominarlo, el Big Data se convertirá en un negocio en sí mismo. Las empresas ya recopilan una cantidad de datos inmensamente mayor que hace una década, y las nuevas fuentes – desde los medidores inteligentes hasta los smartphones – harán crecer en gran medida ese flujo de información. Como consecuencia de ello, es probable que surjan modelos empresariales nuevos o más avanzados basados en analíticas especializadas.
  3. Las medianas empresas serán menos comunes en 2020, y más aún teniendo en cuenta la proliferación de los micro-emprendedores. Los avances tecnológicos impulsarán un aumento de los micro-emprendedores en la próxima década, y esto permitirá que esas empresas pequeñas operen como si fueran mucho más grandes. Esto tendrá implicaciones directas para las empresas de tamaño medio, que deberán elegir cada vez más entre hacerse más grandes para competir en términos de escala o volverse más pequeñas para competir en velocidad.
  4. La importancia de la mediana dirección disminuirá también. Al mismo tiempo, las mayores capacidades analíticas y otras tecnologías permitirán a las organizaciones delegar mucha más capacidad de toma de decisiones en los directores y empleados periféricos. Independientemente de los retos relativos al cumplimiento y otras áreas, casi dos terceras partes (63%) de los encuestados creen que esto ocurrirá, lo que a su vez propiciará la desaparición de los directivos de nivel medio del pasado. Esto formará parte de un cambio generalizado hacia unas estructuras corporativas más planas y meritocráticas de la mano de la incorporación de generaciones más jóvenes a los centros de trabajo.
  5. La creación de empleo se desligará cada vez más del crecimiento económico gracias a la automatización. Como mínimo, cada vez está más claro que los incrementos de productividad que trae consigo la tecnología están permitiendo a las empresas producir más a partir de menos, tal y como argumentan algunos expertos. Esto supone un triunfo para las empresas, pero supondrá un gran desafío en términos de creación de empleo. De hecho, los avances tecnológicos pondrán a un abanico de puestos mayor que nunca en riesgo de ser desplazados. No obstante, esas mismas tendencias también crearán numerosas ocupaciones nuevas que no existen en nuestros días.
  6. A medida que se vayan automatizando las transacciones y que la colaboración se haga más virtual, la finalidad de los establecimientos y las oficinas físicas cambiará. Al igual que las transacciones bancarias están actualmente en gran medida automatizadas y las sucursales de los bancos se están convirtiendo cada vez más en lugares de consulta, lo mismo ocurrirá con otras muchas instalaciones físicas de cara al cliente. Por su parte, en el caso de los trabajadores del conocimiento, se profundizará un patrón de trabajo híbrido, y muchos más de ellos trabajarán desde casa, mientras que las oficinas se convertirán en lugares para la reunión y el networking.
  7. Gracias a las potentes tecnologías de personalización, la co-creación con los clientes será una importante fuente de innovación. Una de las conclusiones más llamativas de la encuesta es el marcado incremento del protagonismo de los clientes en la generación de nuevas ideas. En 2020, se espera que los clientes superen a la investigación y desarrollo (I+D) interna como principal fuente de ideas para nuevos productos y servicios. Los encuestados también creen que los clientes serán entonces casi tan importantes como sus propios empleados en términos de generación de ideas para la mejora del proceso empresarial.

About Author

Javier Pérez Cortijo

Javier Pérez Cortijo

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!