6 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Inversores finlandeses quieren despedir al CEO de Nokia

Inversores finlandeses quieren despedir al CEO de Nokia

Inversores finlandeses quieren despedir al CEO de Nokia
agosto 25
09:13 2012

Una asociación de inversores finlandeses está recogiendo firmas para pedir la destitución de Stephen Elop, CEO de Nokia, al culpabilizarlo de la situación del gigante del móvil.

La información ha saltado a los medios internacionales al ser recogida en su blog por Tomi T Ahonen, ex-ejecutivo de Nokia, consultor, escritor, profesor en la Universidad de Oxford y según Forbes la personalidad más influyente del planeta en el sector de telefonía móvil.

Stephen Elop llegó a Nokia desde Microsoft para convertirse en el primer responsable no-finlandés de la historia de Nokia. Elop acometió una profunda renovación de la cúpula ejecutiva y cargos clave (la mayoría finlandeses), una profunda reducción de plantilla y firmó un acuerdo estratégico con Microsoft para sustituir a Symbian y MeeGo, convirtiendo a Windows Phone en el sistema operativo principal de la compañía.

Medidas polémicas que empeñaron el futuro de Elop y de la compañía, cuya situación calificó el ejecutivo como una plataforma petrolífera en llamas, consciente de los problemas que le esperaban.

Un año después de su contratación, en 2011, el mismo Ahonen pidió en una carta abierta la dimisión de Elop ante la caída en picado de cuota de mercado y el valor de la compañía en bolsa.

Dos años después de su llegada, la situación ha empeorado aún más culminando con la pérdida del título de ‘primer productor mundial de móviles’ a manos de Samsung después de quince años, con caída de ingresos y beneficios y con el valor de la acción en mínimos históricos.

De ahí el movimiento de la asociación finlandesa de accionistas de Nokia pidiendo la dimisión de Elop. Un asunto analizado por Ahonen que suma su experiencia en el sector con haber sido ejecutivo de Nokia.

El gurú del sector móvil explica que Nokia ya tenía problemas serios antes de la llegada de Elop por lo que el nuevo CEO no ha creado todos ellos”. También revela que antes de la llegada de Elop “ya estaba decidida la transición de Symbian y que la decisión estratégica de optar por Windows Phone fue bendecida por la junta directiva”.

Las críticas de Ahonen a Elop llegan por otro lado y afectan directamente a su gestión empresarial, desde el apartado de la comunicación corporativa o la incapacidad para mantener la cuota de mercado en la división de smartphones por decisiones erróneas como no realizar un lanzamiento internacional del modelo N9.

Un ‘efecto Elop’ que habría causado una pérdida notable en otro de los grandes activos de la compañía: su canal de ventas muy poderoso en otras épocas. Una quiebra unida a la pérdida de confianza de las operadoras de comunicaciones, aliados clave en el sector.

“Si su canal de ventas se niega a vender su producto, usted muere, es así de simple. Esto no está abierto a cualquier tipo de debate”, dice Ahonen que estima que este es el mayor problema de Nokia y que ha sido provocado por las decisiones del propio Elop y por el despido de ejecutivos de la división.

Esperaremos acontecimientos. Los movimientos de la asociación de accionistas y las críticas de una personalidad tan relevante como Ahonen llegan en un momento clave para Nokia. Quizá la última oportunidad para recuperar terreno de la mano del lanzamiento de los nuevos terminales con Windows Phone 8, un sistema muy mejorado frente a sus predecesores y que deben permitirle competir con iOS y Android.

About Author

Juan Ranchal

Juan Ranchal

Articulos relacionados

  • spain is different

    Que ? Nunca me ha gustado nokia, pero gracias a microsoft y a los lumia me quiero pillar uno, entonces no se que estan contando estos mendas ????

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!