10 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Investigadores estadounidenses buscan chips ligeros que se disuelvan en el agua

Investigadores estadounidenses buscan chips ligeros que se disuelvan en el agua

Investigadores estadounidenses buscan chips ligeros que se disuelvan en el agua
diciembre 11
16:43 2012

chips que se disuelven en el agua y se implantan en la piel

Según publican en CIO investigadores estadounidenses están trabajando en chips que se pegan a la piel como una calcomanía y que en algunos casos se disuelven en agua cuando ya no son necesarios.

Según John Roger, profesor de ciencias de los materiales en la Universidad de Illinois, los llamados “bio chips” pueden ser utilizados para adherirse cómodamente al cuerpo y así tratar o diagnosticar enfermedades. Él y sus alumnos, están trabajando en la combinación de biología y electrónica, experimentando con elementos y componentes para así conseguir “electrónica epidérmica“, circuitos suaves y flexibles, pero lo suficientemente resistentes para ser usados como una segunda piel.

Rogers, declaró que estos circuitos son tan finos que cuando se despegan en del cuerpo se asemejan a un trozo de piel muerta, una maraña de finos cables que solo es posible ver con un microscopio. Este tipo de tecnología podrían ser utilizada, por ejemplo, en tratamientos cardiácos, como un pericardio electrónico que pueda corregir problemas tales como la arritmia.

En su estado natural, el silicio es demasiado rígido para moldearse al cuerpo, pero cortado en nanómetros de espesor, o en una millonésima parte de un metro, se convierte en una membrana maleable que se puede doblar y girar. Aunque de esta forma es un material fragil, colocado sobre un sustrato similar al caucho adquiere mayor resistencia. No es un material que pueda espandirse, por lo que los investigadores crean los circuitos en forma de acordeón.

Estos circuitos solubles contienen menos silicio, magnesio y otros minerales que pueden encontrase en una pastilla de vitaminas, que son totalmente seguros para la salud. Entre sus posibles aplicaciones se encuentra la de prevenir infecciones tras una operación. El dispositivo puede ser implantado en una herida y programarse para emitir ráfagas de calor suficientes para matar bacterias y puesto que este dispositivo se disuelve, no esnecesario realizar un procedimiento quirúrgico para su extracción.

About Author

María Guilarte

María Guilarte

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!