7 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

¿Qué se perderá en el 2013?

¿Qué se perderá en el 2013?

¿Qué se perderá en el 2013?
diciembre 19
10:40 2012

fracasos del 2013

Cada año presenciamos los grandes avances que experimenta la tecnología, nuevos sistemas y aplicaciones que de un año para otro se nos hacen indispensable. Pero no solo asistimos a las grandes genialidades, también a los estrepitosos fracasos. Muchas empresas lo dan todo por ser los primeros, los más importantes e innovadores y en ocasiones da la impresión de que pierden el norte y el verdadero objetivo. Por eso somos testigos de las caídas de los que antaño fueran los grandes gigantes o de genialidades que al tiempo no lo son tanto.

Siguiendo esta tónica e intentando vaticinar cuales serán los desastres para el próximo año, en CIO nos traen un curioso artículo en el intenta prever cuales serán los grandes fracasos del 2013.

Aplicaciones heredadas

Pese al avance de la virtualización, las aplicaciones heredadas siguen siendo algo común entre las empresas. La gestión cloud, puede cambiar en cierto modo este tipo de software y pese a que el año que viene seguirá existiendo, lo más probable es que muchos de ellos se migren a la nube y se ejecuten desde ahí, ahorrando así espacio en centros de datos propios.

Aplicaciones móviles

Desde la aparición de los smartphones y la avalancha de aplicaciones, muchos pensadores no se han cansado de predecir el fin de éstas últimas. Para Doug Pepper, de la firma de capital riesgo InterWest Partners, el año que viene, como muy tarde, las aplicaciones deberán transformarse en sistemas inteligentes que modifiquen nuestro terminal de acuerdo a nuestras preferencias de manera automática, sin necesidad de tener que instalarnos multitud de apps. Es decir, el futuro es que las aplicaciones formen parte del sistema nativo del teléfono y nosotros podamos modificarlos según nuestros gustos y necesidades.

 

fracasos del 2013

Ordenadores de sobremesa

Lo relacionado con los ordenadores de sobremesa es algo que se veía venir. La tecnología informática avanza hacia dispositivos menos pesados, más ligeros y versátiles. Desde el centro ScienceLogic’s en Piriano, señalan el 2013 como el fin de los ordenadores tradicionales.

¿BlackBerry?

Mucho se ha escrito sobre el fin de BlackBerry, en CIO no le dan más de un año. Sus falta de rapidez a la hora de adaptarse a las necesidades de sus público, incluso el hecho de no tener muy claro cual es su público. Además de los fallos de su sistema operativo, los fallos que han dado sus tablets y su clásico formato, no son más que baches en la mejora de la marca.

¿Windows Phone?

Android y iPhone están ganando la carrera, eso está claro y puede que el 2013 no sea tampoco el mejor año para Microsoft. Lo cierto es que se han esforzado mucho en sus nuevas plataformas, pero es muy difícil que alcancen a arrastrar tantos fans y usuarios como lo hacen sus grandes competidores y menos en un año. Según IDC, Windows Phone conseguiría alcanzar tan solo el 11% del mercado en un lejano 2016, por otro lado los analistas de Ovum señalan que alcanzarán el 13% en el 2017 y siempre por detrás de iPhone y Android.

fracasos del 2013

Ramal privado de conmutación automática  (Private Branch Exchange)

El 2013 también puede significar el fin para el tradicional teléfono del escritorio de la oficina. El principal problema de estos dispositivos es su coste de mantenimiento, por lo que cada vez las empresas se inclinan más a aprovechar el teléfono móvil personal del empleado o aquel que la misma le proporciona. De esta forma solo faltaría por encontrar una manera de recoger y gestionar las llamadas de empresa.

Fax

¿Quién sigue utilizando el fax? Si el 2013, será el fin de los ordenadores de sobremesa, también tendría que serlo para el de los faxes, unas máquinas ya desfasadas en su utilidad y que tienen multitud de sustitutos mucho más eficaces. Servicios como Adobe EchoSing, que permite realizar firmas digitales verificables y trasmitir contratos legales con autentificación completa, no hacen más que darle el golpe de gracia.

About Author

María Guilarte

María Guilarte

Articulos relacionados

  • Pues yo creo que se equivocan en la mayoría de estas predicciones. Que haya tecnologías nuevas no quiere decir que las que ya existen y funcionan bien haya que tirarlas. La tecnología nueva tiene que solucionar problemas que la antigua no solucione, sino pierde su sentido.

    1.- Aplicaciones heredadas (que imagino que se refiere a “legacy software”). Si están funcionando bien no tiene sentido volverlas a escribir por su coste de desarrollo y depurado. Pasar a la nuve… a mi me parece que es una moda que va a ser pasajera. Cuando los sistemas vitales de una empresa dejen de funcionar porque pierde conectividad a la nube o la nube falla (nada es infalible) veremos si se vuelven a plantear volver a tener sus sitemas “in-house”. Pero claro, mientras tanto la nube genera mucho negocio para las empresas de informática y para los departamentos informáticos de las empresas que ven así justificado su sueldo. Conozco esto bien.

    2.- Aplicaciones móviles: no van a desaparecer, ningún desarrollador de sistemas operativos, ni siquiera Google ni Apple tiene la capacidad de programación para satisfacer todas las posibles necesidades de todos los usuarios. Por eso los creadores de SOs crearon los “ecosistemas” para que miles de programadores externos creasen aplicaciones para sus dispositivos que ellos mismos no podían crear.

    3.- Blackberry y Windows phone, seguramente sí que tendrán una cuota de mercado mínima. Es una pena como blackberry ha perdido su mercado de empresas con la ventaja de la encriptación que tenía.

    4.- Los PBX también tienen su lugar en la empresa, pero no los antiguos mastodónticos sino los software PBX que utilizan un pequeño servidor en la mayoría de los casos ejecutando un Linux especializado para PBX y con tarjetas de telefonía tanto fija como móvil. El ordenador gestiona las llamadas realizándolas por la línea que sea más económica según el tipo de línea de destino y el horario. Es un sistema que cualquier PYME puede soportar tanto en coste de instalación como de mantenimiento y reduciendo la factura final de telecomunicaciones.

    5.- El FAX tampoco creo que vaya a desaparecer en 2013. Se modernizó hace ya años con la posibilidad de enviar fax desde un correo electrónico, como por ejemplo el servicio myfax.com. En algunos casos es muy útil enviar una copia en papel, es rápido, cómodo y barato.

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!