9 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Big Data y la conformidad normativa

Big Data y la conformidad normativa

Big Data y la conformidad normativa
enero 02
11:46 2013

Mauricio Valdueza

Mauricio Valdueza, Enterprise Technologist de Dell.

Tal vez sea Big Data una de las tendencias más espectaculares que han aparecido en el mercado en los últimos meses y con mayor proyección en los próximos años. Con ella se abre un verdadero abanico de posibilidades de optimización de los procesos de ventas de las compañías al permitirnos extraer información de negocio, de fuentes que antes no se contemplaban, como pueden ser los ficheros no estructurados.

Pero a su vez esta tecnología está abriendo fisuras en una legislación que no estaba preparada para esta avalancha de nuevas tecnologías.

Hasta ahora, un usuario consentía legalmente el tratamiento de sus datos cuando abría una cuenta en uno de los múltiples servicios de la red (cuenta de cesta de compra, cuenta de correo, cuenta de red social) con lo que no existía una gran problemática en ello. Es más, el usuario podía pedir que se eliminasen los datos una vez el servicio contractual se rescindía. Todo ello estaba regulado por el hecho de que el usuario era consciente del servicio que estaba contratando.

Pero existe otro modelo de recogida de datos para su posterior análisis que no está contemplado por ningún tipo legal de consentimiento, ya que no hay relación transparente y clara entre el usuario y el sistema que recopila los datos. Un claro ejemplo de ello es el uso de las cookies y la generación de acciones basadas en los patrones del usuario. Esto ya venía dándose en ciertos procesos de venta on-line, donde el usuario era reconducido a zonas estratégicas de acuerdo a patrones de comportamiento basados en cookies; si bien, no será capaz de extraer apenas ningún conocimiento de dichas acciones. Es en este punto donde puede que nuestra legislación empiece a hacer aguas.

Legislación

Diferentes comportamientos

Y es que, de acuerdo al uso que podamos hacer con dicha información, estaremos en dos comportamientos totalmente distintos y opuestos. El primer comportamiento es el “comportamiento de MANADA”, donde lo importante no es la identidad del individuo, sino la inteligencia que podemos obtener de acuerdo a patrones de acción de grupos de usuarios. El usuario aquí es un ente anónimo y lo que analizamos es el hábito de los mismos en mayor o menor grado de manada.

Ejemplo de ello serían los típicos servicios de venta cruzada donde cuando vamos a adquirir un objeto en la web, no aparecen recomendaciones sobre objetos que han sido comprados por otros individuos que compraron el objeto que estamos seleccionando. O, como ejemplo mucho más distante sería el de algunas agencias americanas que analizan la llegada del virus de la gripe a EE.UU. de acuerdo a patrones de comportamiento en redes sociales.

Sin embargo, el otro comportamiento es el más delicado y es cuando a través de un conjuntos de datos y objetos web (cookies, clic en imágenes, etc…) podemos conocer la identidad y comportamiento de la misma, así como utilizarlos sin su expreso consentimiento. Es en este punto donde algunas compañías pueden empezar a moverse por el estrecho filo que separa la legalidad de la ilegalidad.

Porque, y aquí empieza la polémica, cuál es el verdadero producto de algunas grandes compañías con presencia en la web, sus productos… O los usuarios con sus nombres, apellidos y comportamiento.

Hasta dónde la ley podrá legislar esta tierra de nadie, es algo que esperamos ver en los próximos meses. Por otro lado, es el propio usuario el que también deberá madurar y entender cómo se están utilizando sus comportamientos en ciertos entornos de Internet (como las redes Sociales) y dejar de comportarse de una forma tan frívola como lo está haciendo hasta ahora con su “vida privada”.

Por último, y para no satanizar dicha tecnología, Big Data no es solo una tecnología para extraer, transformar y volcar datos y patrones sobre comportamiento social. Hay también un gran campo de trabajo para analizar comportamientos de sensores y piezas y compañías como servicios de transporte e incluso Aerolíneas están procesando información de sensores en tiempo real para poder extraer información sobre cómo ahorrar combustible, optimizar rutas, sustitución de piezas con tiempo de parada casi nulo y…..

…hoy por hoy la “intimidad” estos componentes no está en tela de juicio.

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!