9 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Según un estudio: la “firma electrónica” fracasa en España

Según un estudio: la “firma electrónica” fracasa en España

Según un estudio: la “firma electrónica” fracasa en España
febrero 01
13:00 2013

Un análisis de Adverados afirma que el mercado de certificación electrónica en España ha fracasado por la complejidad de las soluciones para los usuarios

Según un análisis realizado por la empresa Adverados, en el que se trata la implantación de la tecnología de certificación y autentificación electrónica y el mercado de firma electrónica en España, sólo el 1% de las compañías de nuestro país utiliza esta tecnología en su actividad cotidiana (contratos, pedidos, nóminas y notificaciones a clientes y proveedores, etcétera.) De acuerdo con el informe, esta tecnología ha fracasado en nuestro país, a pesar de las notables ventajas que aporta, debido a la complejidad de las soluciones existentes y por haber sido desarrollada sin pensar en el usuario final, que la rechaza por su escasa usabilidad.

Tal y como figura en el informe de Adverados, esta misma situación es la que rige el uso del DNI-e. Así, con un parque instalado de cerca de 2 millones de lectores, su uso se circunscribe a menos del 1% de la población.

En el entorno de las empresas, el análisis de Adverados destaca que esta tecnología sólo es usada para los trámites con Administración Pública, pago de impuestos y Seguridad Social y, de manera testimonial, para emitir facturas electrónicas. Prácticamente la mitad de las empresas españolas posee un certificado digital (paso previo para usar la firma digital y realizar comunicaciones certificadas) y su uso, según declaran ellas mismas, se distribuye entre trámites con la Administración Pública (72%), pago de impuestos (22%) y banca electrónica (25%).

Según el análisis, sólo el 11% de las empresas con certificado, es decir un 5% del total de compañías españolas, emite facturas electrónicas con firma. Centrándonos en este último grupo (5%), el 14% (es decir, apenas un 0,7% del total de empresas españolas), asegura emitir todas sus facturas en formato electrónico, el 36% (un 1,8%), declara que lo hace con el 50% de sus facturas y el 33% (un 1,65% del total de las empresas de nuestro país), factura
electrónicamente menos del 10%.

Un análisis de Adverados afirma que el mercado de certificación electrónica en España ha fracasado por la complejidad de las soluciones para los usuarios

e-DNI infrautilizado

En cuanto al uso del DNI-e, el informe de Adverados señala que el uso privado de este documento para comunicaciones certificadas es menor al 1% sobre el total de ciudadanos que lo poseen. En España existe un parque instalado de lectores de certificados digitales cercano a los 2 millones. La mitad de ellos son usados por colectivos profesionales (abogados, arquitectos, ingenieros, etc) para trámites con sus colegios profesionales y en la Administración Pública. Del otro millón de lectores, apenas el 30% se usan para leer e-DNI, y entre estos usuarios, los profesionales vuelven a ser mayoría para comunicarse con sus colegios.

Tecnología compleja y difícil de usar

En sus conclusiones dicho informe señala que la principal razón del fracaso de la firma digital en España está en la complejidad generalizada desde el punto de vista del usuario final de los sistemas y soluciones existentes en el mercado. Según Adverados, hasta la fecha no se han desarrollado aplicaciones que permitan firmar digitalmente un documento con la simplicidad con que un usuario manda imprimir un documento o envía un correo electrónico. Firmar electrónicamente lleva mucho tiempo y los usuarios prefieren enviar el documento sin hacerlo o mandarlo a imprimir y hacer una firma.

Esta situación ha convertido el mercado de firma digital en un pequeño nicho dentro del negocio de la seguridad TI. Cuando apareció la tecnología hace 20 años, las previsiones hablaban de un mercado masivo en usuarios y volumen de negocio. Esto generó la proliferación de empresas certificadoras, soluciones de software para firma electrónica y un gran interés de empresas desarrolladoras e integradoras por este negocio.

En España actualmente hay unas 60 compañías que desarrollan software de firma electrónica y unas 30 que prestan servicios de certificación. La Fábrica Nacional de Moneda emite el 66% de los certificados y esas 29 entidades certificadoras restantes se pelean por menos del 40% del mercado restante, sin que ninguna tenga más del 4% de cuota de mercado.

Según Rodolfo Lomascolo, director general de Adverados, “En estos 20 años de vida han sido muy pocos los proyectos de firma electrónica que han triunfado. Muchas empresas –apunta Lomascolo–, han hecho inversiones millonarias que no recuperarán jamás y no existen soluciones de software implantadas que sean usadas realmente por decenas o cientos de miles de usuarios”.

About Author

María Guilarte

María Guilarte

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!