3 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Extinción de incendios en el centro de datos: agua pulverizada vs gas

Extinción de incendios en el centro de datos: agua pulverizada vs gas

Extinción de incendios en el centro de datos: agua pulverizada vs gas
febrero 23
13:26 2013

Robert Assink

Robert Assink, Director General de Interxion España.

En un centro de datos, uno de los factores más importantes a tener en cuenta para la seguridad de los equipos TIC que alberga son los sistemas de extinción de incendios. Ante cualquier imprevisto, los CPDs deben estar provistos de un sistema automático bien de agua pulverizada/nebulizada o bien de gas para la completa y rápida extinción. Ambos tienen inconvenientes y beneficios. La elección vendrá determinada por las características del propio centro de datos, como por ejemplo la estanqueidad de las salas o la presión del agua.

Empecemos enumerando las ventajas del agua nebulizada. En primer lugar es un sistema ecológico, puesto que no perjudica al medio ambiente. Se restringe la cantidad de agua en los entornos técnicos porque esta se emite pulverizada en pequeñas gotas que rápidamente con el calor se evaporan y ayudan a extinguir el fuego.

Es económico y fácil de recargar y es poco sensible a la estanqueidad de la sala. Tampoco es asfixiante porque mantiene niveles superiores al 19% de oxígeno durante la descarga.

Extinción de incendios

Sin embargo, por otro lado, los pulverizadores y la red de tuberías tienen un elevado coste, puesto que es necesario que sean de acero inoxidable. A esto se suma la necesidad de alta presión, ya que para conseguir las finas gotas hay que utilizar unas boquillas específicamente diseñadas para ello y presiones de entre 4 y 200 bares.

Aunque el agua se dispara en forma de gotas, la cantidad que se esparce puede permanecer en la sala técnica y provocar desperfectos en los equipos TIC y en los materiales de la sala.

Precisamente, esta es la principal ventaja de los gases de extinción, que al tratarse de un agente gaseoso limpio, no deja residuos en la sala. También respeta el medio ambiente, no destruye la capa de ozono y es mínimo el calentamiento global que produce. La principal función de estos gases es la de reducción de la concentración de oxígeno para que sea posible la extinción del fuego, así como los focos de calor generados en el incendio evitando que se avive el fuego. Este sistema es ideal cuando no es posible contar con depósitos de agua o una gran presión que haga posible la nebulización de agua.

A esto se suma el escaso espacio que ocupa, puesto que se caracteriza por ser un sistema compacto con pocos componentes, por lo que se puede utilizar en centros de datos pequeños o donde el espacio para infraestructuras es limitado.

Ahora, estos sistemas requieren que el recinto sea casi estanco y que no existan fuertes corrientes de aire. De esta forma, se pararán de manera automática los sistemas de ventilación y se cerrarán las puertas para evitar que los gases se expandan. Es muy importante que solo se utilicen cuando se garantice la seguridad y la evacuación del personal.

En definitiva, los sistemas de extinción en un centro de datos deben ajustarse a múltiples parámetros. En ocasiones será mejor utilizar agua nebulizada, mientras que en otros la utilización de gases permitirá una rápida intervención que salvaguarde los equipos. En cualquier caso, lo importante es contar con sistemas automáticos con un mantenimiento y revisión constantes.

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!