7 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Adiós Ballmer, adiós

Adiós Ballmer, adiós

Adiós Ballmer, adiós
agosto 30
14:02 2013

Adiós Ballmer, adiós

Esta semana Microsoft volvía a estar en las portadas de todos los medios periodísticos, tanto digitales como impresos, y no precisamente por anunciar un nuevo producto, si no por la decisión de su actual CEO, Steve Ballmer, de dejar la compañía en menos de un año. Una decisión que no pilla demasiado por sorpresa, aunque sí que deja a muchos inversores respirando más tranquilos.

Y es que, Ballmer ha sido un directivo cuanto menos polémico. Ingresó en la compañía en el año 1980, convirtiéndose en el primer gerente de negocios. Su gestión fue un éxito, pues durante los primeros cinco años Steve logró duplicar en forma anual la cantidad de empleados, junto con reorganizar la estructura interna, crear positivos grupos de trabajo e inaugurar un programa para que los empleados tuvieran la opción de hacerse con acciones de Microsoft, algo que a la larga llevaría a que varios de ellos se convirtieran en multimillonarios.

En julio de 1998, Ballmer fue ascendido al cargo de Presidente de Microsoft, sillón que dejaría en enero del año 2000 para asumir su puesto como CEO de la compañía, después de que Bill Gates empezara a perder protagonismo en forma voluntaria dentro de la institución que construyó.

Su mordaz lengua

Su personalidad le ha llevado a ser muy criticado, no sólo por la competencia, también por los fanboys de la compañía y los propios miembros de la junta directiva de Microsoft. Lo cierto, es que su lengua viperina le llevó a protagonizar campañas publicitarias en las que, definitivamente, conseguía su propósito: que Windows fuera el total y completo protagonista, por supuesto junto al propio Ballmer.

He aquí un ejemplo de ello:

 Sí, Ballmer nos ha hecho pasar muy buenos ratos, sobre todo cuando hablaba de sus rivales en público. Muy famosas fueron sus opiniones sobre su principal competidor: Apple. De la firma de Cupertino dijo en cierta ocasión:

“¿Pagar 500 dólares extra por un ordenador en este ambiente (de crisis económica), con el mismo hardware, pagar 500 dólares más por tener un logo (de la manzana) en ella? Creo que esa es una proposición más arriesgada para la persona promedio hoy de lo que fue en el pasado”.

Por supuesto, también se mofo del iPhone e iPod:

“No, yo no uso un iPod. Ni lo hacen mis hijos. Mis hijos, en muchas dimensiones se comportan tan mal como otros niños, pero al menos en esta dimensión les he lavado el cerebro a ellos: No usarás Google, ni usarás un iPod”.

“500 dólares, con subsidio completo y un plan? Ése es el teléfono más costoso del mundo, y no es interesante para el mercado de los negocios porque no tiene un teclado físico, lo que no lo convierte en una muy buena máquina para enviar correos electrónicos”.

Sus imperdonables errores

microsoft_lanza_sus_moviles_sociales_kin_618x475

Con Ballmer al frente, Microsoft ha tenido varias “meteduras de pata” que le han llevado a su actual situación de incertidumbre. A pesar de las críticas de Ballmer hacia los teléfonos con pantalla táctil, al final Microsoft acabó lanzando terminales con pantalla táctil, aunque en su afán por intentar diferenciarse de su rival acabó haciendo el ridículo en el sector.

Nos referimos a la gama Kin, compuesta por dos móviles que fueron un fracaso en ventas como no se recuerda. Las mejores estimaciones señalan que hasta 50.000 unidades se vendieron de unos terminales que apenas duraron seis semanas en el mercado.

Otro de los errores garrafales de la firma con Ballmer al frente, fue Windows Vista. El sistema operativo para PC que llegó en 2007, fue uno de los fiascos más sonados de la compañía en la última década. De hecho, en el anuncio de su despedida, el propio Ballmer admitió que es de lo que más se arrepiente en sus años como CEO. Windows 7, su heredero, logró en cambio un gran éxito y sí estuvo a la altura de lo esperado.

Otro de los errores que Ballmer no se perdonará, es su tardía entrada en el mundo de las tabletas. A la vez que lanzó Windows 8, que, por supuesto, deja más dudas que certezas sobre su devenir en el sector, Microsoft hizo lo propio con su versión para este tipo de dispositivos: Windows RT. También puso a la venta Surface.

Ni uno ni otro han conseguido funcionar. Cada vez son más los fabricantes que dan de lado a la plataforma, mientras que su tablet sólo ha generado pérdidas millonarias a la multinacional debido a su baja demanda. A pesar de ello, todo apunta a que en 2014 seguirá insistiendo en entrar en este sector, aunque muchos expertos ya ven demasiado tardío su aterrizaje en este mercado.

Esta situación deja muy complicado el mandato del próximo nuevo CEO, del que aún se desconoce su identidad.

Posibles candidatos

Stephen-Elop

Ayer mientras recopilaba algunos datos sobre Ballmer, me topé con que el Grupo Ladbrokes ha hecho su apuesta sobre los posibles sucesores del directivo. Entre éstos figura el de Stephen Elop, actual CEO de Nokia. Aunque parezca sorprendente que Elop esté en esta lista, cabe recordar, que el canadiense dirigió la división de negocios de Microsoft antes de convertirse en presidente ejecutivo de Nokia en 2010.

Altos cargos de Nokia dicen que les ha obligado a adoptar rápidas decisiones. Pero la capacidad de Nokia de competir en el mercado mundial de teléfonos inteligentes es cada vez más cuestionada. Su cuota de mercado está alrededor del tres por ciento, lejos de Samsung y Apple, que controlan alrededor de un 50 por ciento entre las dos.

Personalmente, considero que Elop no va a ser el perfecto candidato a la hora de ser votado en la junta directiva de la compañía. Encabeza la lista, pero sería toda una sorpresa que cogiera el timón de la misma.

Kevin Turner, director de operaciones de Microsoft, es el segundo favorito, con apuestas 6/1, según Ladbrokes. En el tercer lugar aparece el ex ejecutivo de Microsoft Steve Sinofsky, que abandonó la compañía en noviembre. Sinofsky sigue instalándose en empresas como consejero. Si hace unos días llegaba a A16Z (empresa dedicada a la inversión de capital riesgo) como miembro directivo y consejero, hoy anuncia que ha conseguido un puesto similar en Box, la empresa de almacenamiento cloud.

La primera mujer candidata, según las apuestas, es la jefa de dispositivos y estudios de la empresa, Julie Larson-Green, que se sitúa en cuarto lugar. Aunque ya se habló de ello en su momento, se considera que el cofundador de Microsoft, Bill Gates, tiene pocas opciones de retomar el mando, con apuestas 50/1, pero se estima que es mucho más probable su vuelta que el actual presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook asuma el cargo, con 100/1.

El futuro de Microsoft sin Ballmer

steve-ballmer

Ballmer con su marcha deja a un Microsoft bastante “tocado”. El directivo con su importante fortuna no tendrá que preocuparse más del destino de la compañía, aunque los que se quedan tienen mucho trabajo por delante si quieren que la firma tecnológica más importante del mundo no naufrague completamente.

La nueva era, por tanto, se perfila complicada. Recientemente el directivo hizo cambios en la firma, aunque algunas fuentes ya animan a Microsoft a que se centre en los siguientes puntos si quiere sobrevivir y volver a sus tiempos de gloria.

1. Las Apps: el futuro son las aplicaciones y Microsoft debe aprender a integrarlas en su sistema de manera eficiente. Microsoft debe aprender a no intentar destruir cualquier startup que aparezca a su alrededor, y comenzar a integrarlas y aprender de ellas.

2. Innovar, innovar e innovar: Ballmer no fue un visionario y la mayoría de los productos exitosos que ha lanzado Microsoft forman parte del pasado. Su capacidad de innovación parece mermada y el sucesor debería dar un empujón de creatividad e innovación a la empresa.

3. Resaltar frente a la competencia: Microsoft debe redirigir su estrategia a mostrarse como una empresa “única” y no como una más dentro de un panorama cada vez más competitivo.

A pesar de las malas ventas de Surface, el descalabro de Windows RT, la falta de visión de Ballmer, los traspiés con Windows Vista, las compras y acuerdos que se quedaron en el tintero, no podemos negar que Steve no lo ha hecho del todo mal. A él hay que agradecerle la adquisición de Skype o Yammer, además de iniciar a la compañía en uno de los mercados más importantes del futuro: los sistemas de almacenamiento en la nube. Por si esto fuera poco, Ballmer se marcha dejando a un Microsoft con más beneficios.

Está más que claro, que su huella quedará imborrable en la historia de la compañía, la cual ahora inicia un nuevo capítulo sin él.

Adiós Ballmer, adiós.

About Author

Arantxa Asián

Arantxa Asián

Articulos relacionados

  • luis river

    La historia nunca la sabremos, pero cuando Neelie Kroes de comisión europea propuso hace diez años que el máximo de share de Microsoft debía ser el 50% del mercado y que se tomarían medidas para lograrlo, puede haber influenciado en la situación en la que se encuentra Microsoft actualmente. Ballmer no es Jobs, se le juzgará más por lo que no ha hecho que por lo que ha hecho (a dejado pasar muchas oportunidades) pero es un tipo que por lo menos a mí, me cae bien.

  • Ballmer grande eres un crack

    Y dale que te pego con windows vista
    Fiasco ? Cual fiasco ? Uyyyy que te pide permiso cuando vas a hacer algo con el sistema ! Pues si te molesta desactivalo jolin !
    Mac y linux hacen lo mismo, incordiar cada dos x tres pidiendo usuario y password pero nadie dice que sean un fiasco…
    No si todo es por tocar los eggs a todo lo que sea microsoft. La envidia es algo muy malo sres.
    Desde que instalé vista aparte que todo iba mejor, más rápido y fluido, me preguntaba a mi mismo como cojo… podia usar windows xp ? Eso si es un fiasco, lento, torpe, etc.

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!