3 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Kodak vuelve, ¿habrá aprendido la lección?

Kodak vuelve, ¿habrá aprendido la lección?

Kodak vuelve, ¿habrá aprendido la lección?
septiembre 10
10:57 2013

kodak

Con un gran esfuerzo, Kodak ha conseguido salir de la bancarota, pero eso sí, más pequeña. Aunque del agujero ha conseguido sacar un nuevo plan de negocios y, por supuesto, nuevas lecciones para no volver a caer en la bancarrota de nuevo.

Kodak empezará a funcionar en un entorno más centrado, se limitará al packaging, la comunicación gráfica y las impresoras funcionales, pero éste también es un entorno lleno de dura competencia. Según comentan en Forbes, conseguirán la ventaja si se centran en el cliente y su cultura, de esta forma serán capaces de quitarse de en medio a la competencia.

Kodak ha llegado a un punto en el que tiene que cambiar la forma de hacer las cosas, dejar de ser una empresa gigante, y pasar a convertirse en una pequeña, más ágil e innovadora. Se trata de un cambio cultural, un cambio cultural que deberá impregnarse en toda la empresa de forma sutil.

  1. Centrarse en lo que hay fuera y transmitirlo dentro. Kodak tiene que atender a las nuevas costumbres de los clientes, como éstos desean utilizar sus productos. Esta es la única manera que tiene de evitar su anterior situación. Se trata de adaptarse al cambio masivo que está sufriendo la industria en la actualidad, un cambio que no vio cuando su precaria situación económica era más importante.
  2. Compromiso con la organización. El nuevo Kodak deberá comprometerse con cada empleado, no solo con los altos ejecutivo. Su nuevo plan deberá consistir en innovar constantemente y buscar nuevas formas de conseguir los objetivos, y para ello el nuevo Kodak deberá complacer a todos los niveles de la empresa.
  3. La innovación es lo primero. En el ciclo de desarrollo de producto, Kodak debe plantearse cualquier idea. Pero ninguna de estas ideas llegará ningún sitio si los ingenieros no tienen una compresión plena de en que consisten. Recientemente Google tuvo que instaurar la regla del “20 % de tiempo”, el porcentaje que los empleados deben dedicar a sus proyectos favoritos. Algo que tiene sentido, ya que pedir innovación sin que ésta tenga un sentido claro de hacia donde va, es una pérdida de tiempo, pero al mismo pienso un tiempo excesivo para esta tarea puede erosionar la ventaja competitiva de una empresa.

El principal problema de Kodak se debió a que en la cima se está muy cómodo y es duro darse cuenta de la realidad cuando el dinero sigue fluyendo. Pero si sigue estas tres reglas claras, puede que en su segunda etapa no le vaya tan mal.

About Author

María Guilarte

María Guilarte

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!