9 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

El cloud computing como modelo de negocio

El cloud computing como modelo de negocio

El cloud computing como modelo de negocio
octubre 30
11:38 2013

Debate cloud

Hace unos días, celebramos el Debate MC profesional con el cloud computing como protagonista, en el que tratamos puntos como la existencia o necesidad de estándares para el modelo cloud, la transformación de las compañías debido a la nube, la demanda y la oferta de soluciones cloud en España, o la definición del cloud computing como modelo de negocio (no como tecnología).

Para debatir este asunto, contamos con la asistencia de Angel Moreu, directora ejecutiva de Cloud de IBMMercedes Serrano, Iberia Cloud Director de HPVíctor Mojarrieta, Strategy Sales Manager de Oracle IbéricaAlejandro Rosell, responsable de soluciones cloud de FujitsuDiego Rodríguez Herrero, responsable de Desarrollo de Negocio Cloud para Grandes Empresas de Telefónica España; Luis Miguel García de la Oliva, director de la unidad de Negocio de Servidores y Plataformas de Microsoft IbéricaAlejandro Solana, director técnico de VMware Víctor Rivas, responsable de Service Providers de EMC España.

El primer tema puesto encima de la mesa fue cómo había cambiado la estrategia de las grandes multinacionales TIC con la llegada del cloud, haciendo retroceder a los asistentes varios años atrás, cuando se empezó a hablar de la nube como un camino necesario para el éxito empresarial.

“Nosotros nos hemos tenido que reinventar y hacer modificaciones en todo: unidades de negocio, canal, trabajo con alianzas, en cómo nos acercamos a los proveedores de servicios….”, dijo Mercedes Serrano, añadiendo que el primer equipo de cloud de HP se creó en Europa, por eso es aquí donde más rápidamente está evolucionando este modelo. “En estos cuatro años se ha creado una oferta adaptada, se ha formado al canal y también a nivel interno, y ya estamos totalmente organizados”.

Desde Telefónica también anunciaron que ha sido en España “desde donde se ha tirado del carro del cloud”, ya que fue el punto de partida de la estrategia de la multinacional. “Ha supuesto una revolución en cuánto a cómo llegamos a los clientes, la fuerza de ventas ha cambiado también y se ha intensificado”. Diego Rodríguez dijo que la campaña de información del cloud ha pasado, en estos años, por tres fases: “hace tres años contamos qué era la nube, el año pasado anunciamos por dónde iban los tiros y este año ya estamos lanzando productos y soluciones cloud al mercado”.

Pero hay una empresa cuya estrategia ha dado un vuelco radical, y esta es Fujitsu, así nos lo contaba Alejandro Rosell:Fujitsu no sigue los estándares americanos, pero la aparición del cloud ha hecho que su servicio se haga estándar y homogéneo para todas las geografías en las que opera, cosa que antes no pasaba. Todo el vertical de soluciones en la nube nace como una visión integrada general”.

Debate cloud

Con respecto a la adaptación de las tecnologías tradicionales al modelo cloud “está siendo más rápida que en otros modelos, sobre todo en mercados emergentes y en el europeo, y dentro de Europa hay mercados más dinámicos que otros, por ejemplo el británico“. Así, Rosell reconoció que el mensaje antes comenzaba siempre con el ahorro de costes, pero esto ha cambiado y ya se habla más de características como “agilidad y dinamismo”.

Un soplo de aire fresco

El cloud ha supuesto un soplo de aire fresco y esto se nota en la forma de trabajar, de innovar y de sacar productos al mercado. Está siendo un cambio apasionante y ahora está afectando a las unidades de producto que vienen de un mundo tradicional, ahora se habla de pago por uso, de servicio… así que tenemos que funcionar de otra manera”, esta es la estrategia que se planteó Microsoft con la llegada de la nube. “Los cambios más importantes a nivel corporativo se produjeron hace unos tres años, y ahora nuestros productos son ya más on-line y todo se ha cristalizado en una compañía que se dedica a productos, software y servicios”.

García de la Oliva continuó diciendo que “antes teníamos nuevas oleadas de productos cada 5 años y ahora todos los años lanzamos algo nuevo”; asimismo, el directivo explicó cómo se había transformado el ‘todopoderoso’ Microsoft en los últimos años, y no solo internamente como el resto de empresas, sino también en cuanto a filosofía empresarial y estrategias de productos.

“También ha afectado a cómo medimos las ventas, el rendimiento, el canal y el marketing. Ahora nos centramos en experiencias, problemáticas, cómo resolver las necesidades del consumidor”. “El mercado ha pasado de la sorpresa a un momento en el que no se debate si ir o no, sino cómo llegar a la nube, añadió García de la Oliva.

Desde el punto de vista del consumidor, Víctor Rivas recordó que, al principio, los clientes miraban al proveedor con el mensaje de la nube con extrañeza, por lo que EMC tomó la decisión de planificar bien cómo llegar al mercado con el mensaje del cloud. “Y nos convertimos en proveedor de servicio. Una vez decidido esto cambiamos muchas cosas: el canal, el marketing, los servicios y el negocio. Diseñamos un programa en el que tocar muchas áreas e ir juntos con los service providers. También tuvimos que adaptar nuestros productos a esas nuevas necesidades”.

Otro caso especial que tuvimos la ocasión de escuchar en el Debate MC fue el de IBM. La estrategia de la compañía pasa por planificar el desarrollo de negocio muy a largo plazo (10 o 15 años vista), por lo que empezaron a hablar de cloud mucho antes que otras empresas (con los pros y los contras que supone el ser pionero en algo), comenzando con un estudio para vislumbrar a dónde iban las tecnologías en un futuro.

Debate cloud

“Antes que nadie empezamos a decir que el cloud era algo muy importante y era lo que venía, así que empezamos lanzando un mensaje al mercado alineado con lo que esperaba el consumidor: reducción de costes sin renunciar a nada y lograr una infraestructura flexible”, nos contó Angel Moreu, la directora de soluciones de cloud computing en IBM. “Consideramos que el cloud no es un discurso de IT, sino un modelo de negocio totalmente nuevo, pero aún hoy estamos en las primeras fases, porque está todavía por explotar en negocio que todavía nadie ha diseñado, y en áreas impensables, como la sanidad”.

Al igual que sus compañeros de mesa, Moreu también reconoció que una de las grandes dificultades con las que se han encontrado es que el mercado no entendía el discurso del cloud, “ha costado mucho que entendieran lo de cloud pública y privada, por lo que hemos tenido que hacer una labor de evangelización y hacer que todo se entendiera, pero sobre todo que lo entendiéramos nosotros también“. Para ello, la directiva reconoce que les ha servido el hecho de tener referencias y personas de renombre que hablen al cliente, en lugar de ellos. “Todavía nos quedan líneas de negocio sin ‘cloudizar’ y hay que hacerlo. Primero, poner al cliente en el centro, entender qué quiere y luego, adaptarnos a eso. El cómo todavía no se entiende, hacia dónde se quiere ir…”.

Acercando el cloud al mercado

Las declaraciones de Moreu estuvieron en consonancia con las de Víctor Mojarrieta. “La dificultad de la adopción del cloud viene por parte del cliente: qué es lo que tiene instalado, y por parte del proveedor: qué es lo que ha vendido”. Por otra parte, y en el caso de Oracle en particular, es que han visto condicionada su propuesta de cloud por su potente base instalada en su plataforma. Y la transformación que ha provocado en la compañía ha sido sobre todo a la hora de aproximarse al mercado.

Nosotros siempre hemos estado muy orientados a productos: cada producto que se lanzaba tenía que ser un éxito, y esa visión ha condicionado nuestra historia. Pero el cloud plantea una forma de trabajar distinta, de vender un producto. Eso significa que hay que trasladar qué es lo que hacemos hacia nuestros clientes, es decir, que la transformación que ha vivido nuestro producto y nuestro datacenter sea entendida por ellos. El cloud no es más que un habilitador, los modelos de negocio ya no tienen barreras para hacer las cosas a su manera”.

Sin embargo, el problema de la nube no es cuando se empieza desde cero, según Mojarrieta “plantear a un cliente el que transforme su instalación actual es más complicado, porque su tecnología actual no está preparada para ello”.

Otro reto que se les planeó es el de modificar su producto y lo solventaron anunciando una versión multitenant de su base de datos, orientando todo a una estrategia de simplificación. “Con respecto a los CIOs, hay que considerar que el IT no ha cumplido su promesa, hemos fracasado. Cuando se empezó a hablar de SaaS parece que llegaba una vía de escape para el negocio, que se conseguiría rápidamente lo que querías, pero luego la realidad no fue esa”. “Nuestro reto era la transformación real de lo que tenemos y es lo que el cliente tiene que ver. Estamos anunciando un datacenter simplificado y reducido, sin tener datos duplicados y, al mismo tiempo, que no sea un entorno de sistemas hostil con el usuario”.

Debate cloud

Mojarrieta reconoce que Oracle está trabajando “en un modelo más lento que otros proveedores, pero creemos que es lo que quieren los clientes, que lo entiendan bien, nuestro producto se va a acercar hacia un modelo de servicio”.

Uno de los motivos que ha propiciado que el consumidor pase a ser el centro del negocio es que, en los últimos años, e independientemente del rol que juegue en la empresa “tiene cada vez más acceso a las tecnologías, sobre todo a nivel personal y esto ha cambiado las reglas del juego y , por tanto, la propia tecnología, cada vez quieren ser más ágiles comunicando”, dijo Alejandro Solana. “Es más, ahora nos situamos en un mundo cloud móvil donde el usuario accede a la tecnología más fácilmente en su vida personal que en la profesional”.

Todo esto lleva, según el directivo, a que las empresas TIC tengan cada vez más en cuenta la movilidadquieren saber cómo se comunican estos usuarios y cómo la organización analiza el comportamiento del consumo con las soluciones de Big Data, además hay que hacer convivir a esta “plataforma con lo que se ha ido implantando en las oleadas anteriores”.

Con respecto a los cambios vividos en VMware en los últimos años, Solana aseguró que la compañía “ya no es una empresa de virtualización como tal. Esta ha dado resultados interesantes y ahora la estamos trasladando al resto del datacenter para estandarizar cualquiera de sus áresas y hacerlas convivir”. El directivo también cree que el futuro no pasa porque haya una única cloud, sino muchas diferentes, “ya que el usuario es el que las va a demandar, lo que quiere es que funcione y que pueda usarlas para satisfacer sus necesidades”. La adaptación de VMware a la era cloud “no ha sido nada disruptivo. Nuestra evolución ha consistido en convertir al departamento IT para que pueda definir, de forma efectiva, la plataforma y el modelo de nube”.

Los estándares

Uno de los puntos “calientes” del debate fue la existencia o no de estándares en el entorno cloud. La mayoría de las empresas presentes en la mesa pertenecían a la comunidad OpenStack (proyecto de computación en la nube para proporcionar una infraestructura como servicio), algo que condicionó su apuesta por ellos.

HP ha hecho una gran apuesta por OpenStack. Con la llegada de la nube, el trabajo en el departamentos IT se ha complicado, pasan de tener que gestionar su entorno de IT tradicional a tener el control de una cloud privada, gestionada o pública y tener cada uno de esos entornos gestionados de forma independiente. Por lo que nuestra apuesta pasa por mover las cargas de trabajo en tiempo real y sin modificaciones, porque ahora no manda el IT, manda el negocio“, dijo Serrano. “Y la forma de hacerlo es con el uso de estándares. Al final de lo que se trata es de simplificar la vida al usuario”.

Desde IBM apoyaron esta afirmación: “Los estándares abiertos han sido siempre nuestro ‘lead motive’. Para nosotros es fundamental porque nuestros productos tienen que estar alineados con los estándares del mercado. Estamos en un mundo en el que colaboramos y competimos, por lo que no podemos tener a un cliente que se sienta cautivo en una tecnología”.

Una de las empresas presentes y que no forman parte de la comunidad OpenStack era Oracle, por lo que Mojarrieta defendió la postura contraria: “Yo creo que hay que reconocer que no existen estándares, cada uno tiene el suyo. Estamos en un momento de lucha, así que el tiempo y el cliente dirán cuál es el estándar”.

Asimismo, Víctor Mojarrieta cree que, partiendo de esa base “los clientes acabarán creando una situación que producirá una fragmentación por el tema de la hibridación, es decir que habrá muchas nubes híbridas y será un caos. Va a haber un problema muy serio de cara a la eficiencia en el uso del presupuesto y recursos”.

Su opinión fue apoyada desde EMC “en el mundo real, los estándares no han sido un éxito y la culpa la tenemos las compañías en las que trabajamos porque, aunque somos lo suficientemente grandes para dirigir el mercado, cada uno barre para casa”.

Al hilo de esto, Alejandro Rosell se preguntaba cómo se podía poner barreras a un modelo de negocio en concreto. “Si somos coherentes y estamos diciendo que el cloud no es tecnología sino negocio, ¿cómo vamos a estandarizar el negocio?”. Asimismo, el responsable de soluciones cloud de Fujitsu cree que “estándares habrá, pero no con el concepto que tenemos de un estándar tradicional. Los líderes en cloud están imponiendo sus estándares de facto, sin necesidad de negociar, porque es el mercado quien decide”.

Una posición intermedia entre HP, IBM, Fujitsu, EMC y Oracle fue la del representante de Microsoft, quien reconoció que su empresa “tomó hace años la decisión de cambiar, antes no respetábamos los estándares y ahora hemos dado un cambio en este sentido. Creo que el mercado ha avanzado en estándares sobre los que se construyen servicios, aunque los fabricantes estamos lejos de que, por ejemplo, las nubes públicas sean totalmente permeables para los clientes, y esto es culpa de todos. La estandarización va a seguir su camino”. Mientras tanto, García de la Oliva propuso fomentar las alianzas, aunque las tendencias cambien, siempre se aconsejan las alianzas para que los clientes puedan elegir y las empresas puedan competir.

Otra posición intermedia fue la de Alejandro Solana, quien cree que “el estándar está bien” pero que lo fundamental es la capacidad de elección del usuario, que sea él quien elija, “por lo que nosotros apostamos porque el usuario viva en ese mundo heterogéneo y pueda elegir”.

Lo que está por venir

Diego Rodríguez, de Telefónica, pronosticó el futuro del cloud “la nube va a seguir siendo una revolución en los próximos años. Las generaciones futuras lo van a consumir y ya existen empresas que no tienen histórico, pero que vienen dando muy fuerte y se están llevando negocios muy importantes en España. En el relevo generacional se verá si se opta por cloud privada o no, simplemente la gente va a consumir y cuando no les guste, irán cambiando. Ahora el usuario es el que manda”.

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!