4 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

¿Por qué necesitaba WhatsApp ser comprada?

¿Por qué necesitaba WhatsApp ser comprada?

¿Por qué necesitaba WhatsApp ser comprada?
febrero 20
10:04 2014

whatsApp

Hoy amanecíamos con la noticia de que Facebook había comprado la totalidad de WhatsApp por 19.000 millones de dólares, se trata de la compra más cara que realiza la gente de Zuckerberg después de que se hicieran con Instagram por 1.000 millones de dólares. Esta operación responde a una estrategia empresarial por la que Facebook quiere ir más allá del concepto de red social y redefinirse en mercados tan importantes como Europa o los países emergentes donde WhatsApp triunfa como red de mensajería.

Cifras e intereses empresariales aparte, WhatsApp ha emitido un comunicado en su blog en el que asegura que nada va a cambiar para los usuarios. En todo caso, la compra por parte de Facebook permitirá a sus responsables seguir con su misión de “construir un producto fresco que pueda ser utilizado por todo el mundo“. La operación también les permitirá tener la flexibilidad necesaria para “crecer y expandirse“, es decir, mantener un servicio extremadamente barato para los usuarios que no genera ingresos por publicidad.

Esto deja ver lo que muchos llevaban anticipando desde hace tiempo: que el modelo de negocio de WhatsApp estaba haciendo aguas. Cuando esta aplicación apareció por primera vez en la plataforma iOS, su descarga costaba un dólar, aunque tenía el inconveniente de que había que pagar frente a otras soluciones gratuitas, su principal ventaja era que era muy sencilla de usar e iba muy bien en todas las plataformas. Esto, unido a que una vez pagada la irrisoria cuota inicial la app podía ser utilizada en otros terminales ya que estaba asociada al número de teléfono, provocó que se popularizara rápidamente.

Fuera de Apple, la aplicación en principio era gratuita, pero muchos no sabían que en los términos de uso se especificaba que a partir de los dos años había que pagar un dólar por año (o su equivalente en euros), lo que llegado este momento produjo un gran revuelo entre los usuarios, ya que la mayoría se sentía estafado. Se trataba de una estrategia de la compañía para favorecer su expansión inicial y una forma de ganar dinero de forma continuada a largo plazo. De esta forma no renunciaba a los ingresos y tampoco se veía obligado a tener que introducir publicidad para compensar la ausencia de facturación.

Sin embargo, la compañía se ha encontrado de nuevo dos escollos en el camino: la ralentización de las ventas de smartphones y que los usuarios iOS que habían comprado su cuenta de WhatsApp ya no tenían que volver a a pagar. Así, vieron que sus ingresos caían y su modelo de negocio ya no funcionaba. Era el momento de inyectar capital.

Por ello, Jan Koum, CEO de WhatsApp, aceptó la oferta de Zuckerberg de comprar la compañía, dos años después de que se reunieran por primera vez en una cafetería de California y pocos meses después de que este interés saltara por primera vez a los medios en forma de rumor.

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!