4 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Los bancos tienen nuevos competidores

Los bancos tienen nuevos competidores

Los bancos tienen nuevos competidores
febrero 25
12:47 2014

shutterstock_178401635

Piénsalo: en solo cinco años Apple se convirtió en el mayor distribuidor de música de Estados Unidos y solo tardó 7 años en hacerlo a nivel mundial. En tan solo 18 meses el buscador Google se quedó con el 85% del mercado y se posicionó en el número uno de las empresas proveedoras de servicios GPS. Alibaba, el equivalente de Amazon en  China, alcanzó el primer puesto en el mercado asiático en tan solo 7 meses. Además se convirtió en un prestamista de 16.000 millones de dólares.

Internet tiene el  poder, vivimos en  una época de innovación brutal, una época en el que los parámetros tecnológicos cambian día a día y en el que una startup puede pasar a dominar el mercado en cuestión de un año, no hay que perder de vista ninguna oportunidad.

Esta es la principal razón por la que las grandes invierten en las pequeñas. Según un estudio de Accenture el 60% de los ejecutivos tienen la intención de invertir en alianzas,  joint ventures y realizar adquisiciones.

He aquí el desafío para el sector bancario que debe ser capaz de dar rentabilidad en un escenario que todavía sufre los coletazos de la crisis. Al sector bancario siempre le ha costado adaptarse y la rapidez de la innovación y las malas condiciones económicas no le está facilitando la tarea. Es entonces cuando las entidades no bancarias se aprovechan, y surgen para suplir necesidades que muchos bancos todavía no pueden ofrecer, haciendo de la tecnología un aliado. En su estudio, Accenture vuelve a estimar que la competencia de estas entidades no bancarias podría afectar, en 2020, a un tercio de los ingresos bancarios tradicional.

Dentro de estos ingresos tradicionales se encuentras lo pagos, una de las operaciones que se han visto más afectadas hasta el momento. Si hablamos de pagos electrónicos es imposible no hablar de PayPal, el número uno en el pago online, pero seguida muy de cerca por dos startups: Square y Stripe, que ya están valoradas en varios millones de dólares.

Pero no solo hay que estar pendientes de las empresas dedicadas al pago móvil, las tiendas también se están haciendo su nicho. Es el caso de Starbucks que permite pagar a través de su aplicación y con sus propias tarjetas de socios.

El control y el ahorro también son dos áreas que se encuentran en un compromiso. La Google Wallet ya es una tarjeta física y T-Mobile ha lanzado un servicio de pago móvil que funciona con una aplicación y una tarjeta de ATM. Walmart también hizo equipo con American Express y lanzaron una tarjeta prepago que funcionaba como una cuenta a débito y que ha conseguido más de un millón de clientes en menos de un año.

A pesar de todo, los gigantes de la tecnología, los telcos y los minoristas tienen un largo camino por delante si quieren llegar a competir con los bancos de producto a producto y de servicio a servicio. Los más listos no los perderán de vista, ya que presentan una seria amenaza y si su producto es mejor y más sencillo, los clientes no dudarán en contratarlo.

Los bancos no pueden hacer frente a estas amenazas haciéndose “más digitales“, no se trata de mejorar la página web y lanzar una aplicación. Eso no es una ventaja frente a Google y PayPal. Los bancos deberán empezar a convertirse en aliados para su clientes, una herramienta más como puede ser PayPal.

Si dejamos atrás de su aparente falta de adaptación de los bancos, ellos juegan con ventaja: tienen los clientes. No solo eso tienen sus datos, saben que compran, cuando y como lo hacen, una buena gestión de esta  información, del big data le proporciona una buena base para desarrollar una herramienta o servicio que sea realmente útil e irreplicable. Siguiendo estas norma ya hay bancos que han tomado la delantera en la creación de nuevos servicios.

Wizzo-BBVA-640x420

BBVA, Wizzo y la cercanía con los clientes

La entidad financiera lanzó una nueva aplicación web móvil denominada Wizzo, y disponible para iOS y Android, con la que se pueden realizar servicios financieros como sacar dinero de un cajero sin tarjeta, hacer botes on-line con un grupo o agilizar pagos entre particulares. El servicio incluye la posibilidad de solicitar un adhesivo ‘contactless’ para pagar desde el móvil. “Todo con sólo tener un email y un móvil”, así lo explicaba Maria Luisa Antón, directora de la estrategia de Branchless Banking en BBVA.

Lo más interesante es que para utilizarlo no es necesario ser cliente del BBVA, todo comienza con hacer un sencillo registro on-line, la entidad quiere dejar claro que estas operaciones cuentan con todas sus garantías de seguridad y respaldo financiero.

Pero si hay que mejorar, BBVA tiene claro que hay que mejorar en todo y ¿qué hay más clásico para un banco que un cajero? El objetivo de BBVA es reinventarlos. ABIL es el nuevo cajero de BBVA que presenta una nueva versión que incluye mejoras, como su composición por módulos, que permitirá adaptarlo a las características propias del país donde se quiera llevar.

Pero no solo invierte en lo suyo, también se cubre las espaldas, por eso invirtió el año pasado en SumUP un sistema que permite a cualquier empresa o autónomo convertir su terminal móvil en un TPV completamente funcional.

visa_nfc

Visa, el gran aliado

Visa es una de las empresas que más empeño están poniendo en cambiar la forma en la que pagamos. Sus tarjetas  “Visa payWave”, su apuesta por el pago móvil a través de NFC e incluso la incorporación de stickers para los terminales menos avanzados, son buena prueba de ello.

Actualmente Visa trabaja con cinco entidades bancarias que emiten este tipo de tarjetas en nuestro país:  LaCaixa, BBVA,  Bankia, Banc Sabadell y Banco Cooperativo Español (agrupa a las antiguas cajas rurales), pero se espera que en la segunda mitad de este año y especialmente en 2014, veamos grandes novedades en este campo.

Una de las más sonadas será sin duda la progresiva introducción de stickers. Adhesivos que pegados en la parte trasera de nuestro smartphone, transformarán nuestro terminal en una tarjeta Visa contactless y que con la correspondiente app, nos permitirá llevar un registro en tiempo real de todos nuestros pagos.

Desde Visa defienden el uso de estos stickers como un paso intermedio al verdadero mobile payment. Y es que tal y como ha contado José Carbajosa,director de Visa Europe para España, el principal problema es que la inmensa mayoría de los terminales móviles que hay en nuestro país, ni tienen conectividad NFC (se estima que su número no supera el 4%)  ni están certificados por Visa, con lo cual hasta que no se produzca una renovación del parque móvil que ciertamente llevará su tiempo, no podremos hablar de una verdadera implantación de esta tecnología. Pero como nos han repetido en Visa una y otra vez, en la compañía no tienen prisa.

Imagen principal: shutterstock

About Author

María Guilarte

María Guilarte

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!