4 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

La tecnología en el mundo: África

La tecnología en el mundo: África

La tecnología en el mundo: África
mayo 23
12:54 2014

África también tiene tecnología

En un afán por mejorar las condiciones de vida de sus habitantes, África no se queda atrás en el desarrollo de tecnología de vanguardia. La prioridad en el continente ya no es obtener donaciones, sino ayudar a mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos a través de la tecnología y exportarla al mundo desarrollado. Por tanto, la influencia de la tecnología en África es cada vez mayor. Lo cierto, es que se trata de un continente de grandes dimensiones, por lo que hay que tener claro que los desequilibrios en cuanto a implementación y desarrollo de tecnologías son también enormes.

A la cabeza del desarrollo tecnológico total se encuentra Sudáfrica. Un país con un PIB estimado de 510.000 millones de dólares y una renta per capita de 8.202, según el Fondo Monetario Internacional. Es grande la diferencia con el último país africano, la República Democrática del Congo, sacudido por interminables guerras civiles desde su independencia en 1960 y cuyo PIB es de 22.718 millones de dólares y su renta per capita de 326.

Sudáfrica es una tierra de contrastes, donde la mayoría de la población, de raza negra, vive en la pobreza, mientras que la minoría blanca copa los altos puestos del poder económico y de la élite intelectual. Esto hace que la difusión de la tecnología se vea condicionada. Sin embargo, está a la cabeza del continente en todos los aspectos en cuanto a lo referente a tecnología. Empezando por la energía nuclear. Este país es el único de toda África con una central nuclear. Sólo una, la de Koeberg, a treinta kilómetros de Ciudad del Cabo. Es tecnología nuclear francesa y abastece de electricidad a la red nacional desde 1984.

China la “benefactora” e Internet

Africans-On-The-Web

Su afán para abastecer su demanda interior, ha provocado que el gigante asiático se haya tenido que embarcar en una colonización del continente a escala económica e industrial. Constructoras chinas, en cooperación con los gobiernos de estados africanos, han desarrollado tecnologías tales como la hidroeléctrica en Etiopía, o la petroquímica en Sudán. Por supuesto, todo esto nada desinteresado. También en infraestructuras ha invertido Pekín. Carreteras enormes y modernas para poder transportar aquellas mercancías que sacan del país y que se encuentran, casi siempre, en zonas remotas y de difícil acceso. Además, las motos y los coches chinos están inundando África. En Lagos, la capital de Nigeria, el 70% de las motos que se ven por la calle son de fabricación china.

Y, ¿qué hay de Internet en el continente? Para que os hagáis una idea, hace 21 años que se mandó el primer mail desde África. Fue, una vez más, desde Sudáfrica, concretamente, desde la Universidad de Rhodes, en Grahamstown. A partir de aquí, Internet ha ido penetrando en los africanos a un ritmo que se ha visto incrementado en los últimos años. Ésta es una de las grandes diferencias entre el norte de África y el África Subsahariana. En los países árabes del norte, el acceso a Internet está mucho más extendido que en los que se encuentran por debajo del Sáhara. El que tiene un mayor número de usuarios de la red es Nigeria con casi 46 millones de usuarios, según la Unión Internacional de las Telecomunicaciones, organización de las Naciones Unidas para las tecnologías de la información y la comunicación. Tras él destacan mayoritariamente los países árabes, con 21 millones de usuarios en Egipto y 15 en Marruecos. Después comienzan a aparecer los africanos más conectados como Kenia, con 10 millones de usuarios, o Sudáfrica, con casi 7 millones. En el último puesto de los países continentales, sin contar islas, se encuentra Liberia con 20.000 usuarios.

En la expansión de Internet por el continente ha tenido mucho que ver la construcción en el año 2009 del West Africa Cable System o sistema de cable de África Occidental. Se trata de un cable submarino que va desde Sudáfrica hasta Reino Unido bordeando toda la costa occidental del continente con 15 terminales o estaciones repartidas de norte a sur. Una de las terminales que unen este cable se encuentra en las Islas Canarias. Fue construida por Alcatel-Lucent y actualmente sigue en desarrollo.

Si Internet avanza, también tiene un hueco importante la telefonía. En los últimos años, África ha sido la región en que el mercado de telefonía móvil ha registrado el más rápido crecimiento: dos veces más acelerado que el del mercado mundial. Actualmente, el número de abonados de servicios de telefonía fija de África quintuplica, quizá con creces, el de los abonados de servicios fijos.

Aún así, es importante mencionar, que a pesar del avance en la expansión del alcance a servicios y aplicaciones de TIC tanto nuevas como básicas en los países africanos, la mayoría de la población aún no tiene acceso a la telefonía ordenadores e Internet. Por otra parte, hay una amplia desigualdad social, en lo referente al estatus socioeconómico, edad, género, ubicación geográfica y etnicidad.

Tecnología propia

techyou-cways-afrique-mankou

Los datos demográficos muestran que África tendrá la mayor población del mundo en veinte años, en torno a los 2.000 millones de personas. Esto significa que forma parte del futuro, aunque queda muchísimo trabajo por hacer y muchas cosas que cambiar en el continente, algo que políticamente parece imposible. Pese a todas las trabas que hay, también podemos hablar de desarrollos tecnológicos propios hechos por africanos, que están, además, creciendo. Un claro ejemplo de esto es Way-C (”la luz de las estrellas”), una tableta digital, al estilo del iPad, íntegramente africana, desarrollada por un congoleño. Según su inventor, es prácticamente igual a todas las tabletas del mercado. Tiene integrada una conexión WiFi y 4GB de memoria. Se vende en diez países de África Occidental además de en Bélgica, Francia e India, y su precio es de 299 dólares americanos, unos 247 euros.

Pero además de emprendedores TIC, también se aprecia un deseo de invertir en tecnología y desarrollo. Aquí hay que destacar a NIT o Nairobi Institute of Technology, en la capital keniana. Se trata de una institución privada que lleva desde 1997 impartiendo cursos en áreas tan diversas como arquitectura, tecnología de la información o animación en colaboración con varias universidades del país.

Otra de estas instituciones punteras en el desarrollo tecnológico y científico es el Council for Scientific and Industrial Research (CSIR), o Consejo para la Investigación Científica e Industrial, con sede en Sudáfrica. Desde 1945, ha desarrollado labores de investigación en un abanico de materias que van desde la biología, la minería, la defensa, el medio ambiente y, más recientemente, la nanotecnología.

Pero, volvemos a insistir: El desarrollo de las TIC en África se enfrenta con otras dificultades aparte de la falta de acceso. Entre ellos, los problemas de gobierno e injusticia no resueltos a nivel local y las dinámicas del sistema económico mundial, que afectan seriamente cualquier implementación de políticas de TIC.

Por este motivo, se han creado mecanismos de financiación para acortar la brecha de acceso a las TIC, como: el Fondo de Solidaridad Digital y el marco de los Bienes Públicos Mundiales. La primera propuesta fue hecha por el Presidente de Senegal Abdoulaye Wade durante la primera fase de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI) y el Fondo fue establecido como institución legal en Ginebra, obteniendo contribuciones de ciudades y autoridades locales. Mientras que el entusiasmo es alto, particularmente a nivel de organizaciones y algunos países clave, existe una incertidumbre creciente con respecto a una estrategia a largo plazo para el desarrollo de las TIC “basada en la caridad”.

Mucho queda por hacer, y el desafío que debe enfrentarse en el sector de las TIC en África consiste en mejorar la infraestructura de banda ancha y ofrecer a toda la población servicios de TIC avanzados y a precio accesible.

Nos quedamos con las palabras que hace unos años pronunció Robert B. Zoellick, presidente del Grupo del Banco Mundial:

“Es preciso cerrar esa brecha de acceso para que África pueda conectarse con la economía globalizada y utilizar las TIC para mejorar los servicios públicos, superar el problema de la pobreza y hacer posible la integración regional”.

About Author

Arantxa Asián

Arantxa Asián

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!