25 de marzo de 2017

MuyComputerPRO

El lado más amable de los jefes

El lado más amable de los jefes

El lado más amable de los jefes
septiembre 05
14:29 2014

jefe

Incluso si eres un jefe excepcional, hay muchas cosas que no sabes de tus empleados, y que tus empleados no saben de ti. En este artículo de LinkedIn, firmado por Jeff H., editor de Magazine Contributing, aparecen algunas cosas que los jefes “quisieran poder decir a sus empleados… pero que no lo hacen”:

1 – Me importa gustarte. De hecho, quiero gustarte, pero cuando doy la impresión de que no me interesan tus opiniones es, sobre todo, porque me siento inseguro con respecto a mi autoridad. Si soy el dueño del negocio, este es una extensión de mi mismo y la empresa es parte de mí por eso me preocupa que te guste tu trabajo. Por tanto yo quiero gustarte, aunque no lo parezca.

2 – No creo saberlo todo. No ofrezco consejos porque no creo saberlo todo, ni mucho menos.

3 – La verdad es que me gustaría pagarte más. Me encantaría ser el jefe preferido, pero no puedo, sobre todo debido a las limitaciones financieras. Si soy el dueño de la empresa, el riesgo es mayor porque si se hunde mi negocio, tú pierdes tu trabajo, pero yo pierdo mi empresa, mi inversión, mi crédito, mi casa… o sea, todo.

4 – Me encanta que te diviertas. No tienes que bajar la voz y simular que estás trabajando duro siempre. Sé que hay veces en los que se puede mantener el nivel y divertirse un poco, al mismo tiempo. Eso lo hemos hecho todos. Cuando tu disfrutas con lo que haces me hace sentir bien, necesito sentir que soy parte de algo más que el puro negocio.

5 – Espero que estés aquí siempre. Cuando un empleado se va, una parte de mí siente que ha fallado. Me gustaría estar en una empresa donde la gente espere pasar toda su vida activa.

6 – Vendemos lo que podemos vender. Sé que no te gustan ciertos tipos de órdenes o hacer ciertos trabajos y te gustaría hacer otras cosas. Por desgracia, en muchas ocasiones, los trabajos que ocupan la mayor parte del tiempo son, en realidad, los más rentables para nuestra empresa, e incluso, es lo único que podemos vender y con lo que podemos ganar dinero.

7 – Me encantaría que te autogestionaras. Ya sé que no aguantas ser supervisado continuamente y te gustaría “ir más a tu aire”, pero ese tipo de libertades se ganan, no se dan. Muéstrame que puedes volar por tu cuenta y con mucho gusto te la daré e incluso te respetaré aún más.

8 – Me doy cuenta cuando otros no ponen de su parte. No estoy ciego pero no me voy a posicionar a favor o en contra de otros, todos los empleados tienen derecho a la confidencialidad y privacidad. Simplemente observo pero no tomo parte.

9 – Hay cosas que no puedo decirte. Aunque me encantaría y tengamos buen rollo, sobre todo si es con referencia al resto de empleados.

10 – Me preocupo por todo. Las ventas, los costes, las instalaciones, empleados, proveedores y clientes. Así que de vez en cuando estoy muy distraído, tenso o irritable, y de mal humor. No es tu culpa. Pero lo que más me preocupa es si puedo cumplir con la confianza que depositaste sobre mí como jefe.

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!