8 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Gartner: En 2022 una familia normal podría conectar hasta 500 dispositivos diferentes

Gartner: En 2022 una familia normal podría conectar hasta 500 dispositivos diferentes

Gartner: En 2022 una familia normal podría conectar hasta 500 dispositivos diferentes
septiembre 08
11:11 2014

shutterstock_143542750

La tendencia actual de añadir sensores y capacidad de comunicación a los productos de consumo implica que una familia tradicional, en un mercado maduro y próspero, podría albergar varios cientos de dispositivos inteligentes en el año 2022. Según los analistas de Gartner, la casa inteligente se convertirá en un área de potente evolución durante la próxima década y ofrecerá grandes oportunidades de negocio. Aquellas empresas que sean capaces de adaptar sus productos y ofrecer buenos y potentes servicios podrán explotar todo su potencial.

Esperamos que una amplia gama de equipos domésticos se conviertan en “inteligentes” en el sentido que obtengan sensibilidad e inteligencia combinada con la capacidad de comunicarse, por lo general de forma inalámbrica” explicaba Nick Jones, vicepresidente de y analista respetado de Gartner “Los dispositivos más sofisticados incluyen funciones de detección y control remeto. El precio rara vez será un inhibidor, ya que el “coste” del Internet de las Cosas, corresponderá a “un euro por cosa”.

El número de dispositivos inteligentes conectados en un hogar medio crecerá lentamente durante una década. Los grandes electrodomésticos: neveras, lavadoras… se reemplazan con poca frecuencia, por eso Gartner habla de un plazo de tiempo entre el 2020 y el 2025. Por el momento ya se están fabricando los primeros electrodomésticos inteligentes y se están creando las primeras oportunidades de negocio.

En este sentido existen múltiples categorías de electrodomésticos, que podrían tener distintos usos, desde la mera comunicación hasta ofrecer posibilidades de entretenimiento. Aquí se encontrarían desde consolas a televisores, pasando por cocinas y lavadoras. También se pueden incluir los sistemas de seguridad del hogar, que podrían tener nuevas capacidades de capacidad para la salud y el entorno ambiental.

La tecnología inalámbrica será un fundamento clave en la casa inteligente del futuro. La mayoría de los dispositivos estarán conectados de forma inalámbrica, aunque no dominará un sistema de conexión, Gartner habla de distintos protocolos como el Wi-Fi, Bluetooth, ZigBee entre otros. Es por ello que se necesitará crear protocolos y estándares de conexión como los que está desarrollando AllSeen o el Open Interconnet Consortium (OIC). Muchos de estos dispositivos serán portátiles y tendrán que conectarse a una fuente de alimentación, por lo que los fabricantes de baterías también se beneficiarían de la casa inteligente, así como los desarrolladores de tecnologías para el suministro de energía y alimentación, como la carga sin cables.

Se deduce entonces que la casa inteligente permitirá nuevas oportunidades de negocio en tres categorías especificadas por Gartner:

  • Procesos de negocio, en la que se incluye la mejora de los procesos existentes.
  • Modelos de negocio, para encontrar nuevos enfoques de negocio y marcar una diferencia en los mercados existentes.
  • Momentos de negocio. Este aspecto hace referencia a la interceptación y aprovechamiento de nuevas oportunidades de negocio que pudieran ser transitorias.

Además de las oportunidades de negocio, la casa inteligente se enfrenta a muchos retos, el primero: convencer a los consumidores. Tengamos en cuenta que algunas tecnologías como los reguladores de luz o los interruptores por control remotos, llevan en el mercado mucho tiempo, pero todavía no tienen mucha fama más allá de algunos “apasionados” de la tecnología. Al consumidor medio le cuesta entender las ventajas de los avances tecnológicos y como éstos pueden repercutir en su beneficio.

Los diseñadores de productos deberán centrarse en crear valor para sus productos, más allá de la novedad tecnológica y las funciones sencillas de control. Además, estos productos inteligentes serán mucho más complicados que sus predecesores, por lo que para tener éxito deberán además ser técnicos y fáciles de usar para aquellas personas que no tengan amplios conocimientos tecnológicos.

Los consumidores también son propensos, como es natural, a preocuparse sobre la privacidad de sus datos y cómo éstos son usados por parte de las empresas. Por eso cualquier modelo de negocio que le de algún tipo de uso a esta información, deberá estar muy atento a como sus dispositivos recogen la información y asegurar su almacenamiento, para evitar la entrada a terceros maliciosos.

Por último para que la casa inteligente funcione necesitará una potente conexión, aunque en en este aspecto Gartner no es muy optimista y cree que hasta el 2020 no se llegará a un acuerdo común entre los diferentes protocolos de conexión.

Los dispositivos de la Casa Inteligente demandarán conectividad, algunos exigirán alta fiabilidad, ya que realizarán funciones vitales como el control de la salud, por lo que los hogares necesitarán conexiones a Internet de alta velocidad y fiables“, explica Jones “Si estas conexiones fallan, muchos dispositivos domésticos podrían verse obligados a operar, como mucho, de manera degradada“.

Imagen: Shutterstock

About Author

María Guilarte

María Guilarte

Articulos relacionados

  • luis river

    El precio rara vez será un inhibidor, ya que el “coste” del Internet de las Cosas, corresponderá a “un euro por cosa”. Afirma Gartner. Pregunto yo, ¿Hacia dónde se dirige el mercado, con los bajos márgenes que se produciran comercializando “wearables” y dispositivos inteligentes? en otras palabras ¿Dónde estará el negocio?

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!