20 de octubre de 2017

MuyComputerPRO

Hackactivismo como herramienta contra el acoso y la violencia machista

Hackactivismo como herramienta contra el acoso y la violencia machista

Hackactivismo como herramienta contra el acoso y la violencia machista
julio 17
15:05 2015

shutterstock_271014881

El 23 de mayo 2015, los hackers de 19 países se reunieron online,y en persona en el Femhack, un hacakton feminista e internacional. Este evento está inspirado en memoria de Sabeen Mahmund, una apasionada de la tecnología, que organizó el primer hackathon en Pakistan. Por supuesto, todos sus esfuerzos fueron castigados y Mahmund pagó con su vida este activismo en abril de 2015. El 24 de Abril fue asesinada por hombres armados no identificados cuando regresaba a su casa luego de un seminario sobre las desapariciones de Balochistan.

Por ello, por ella, las mujeres del mundo se están uniendo para utilizar la tecnología como una arma más en contra de la violencia de género.

En India, el Hack4Change organizó un evento como reacción de la trágica violación y asesinato de Jyoti Singh en Nueva Delhi y la protesta pública que le siguió. En Egipto, un grupo de amigos, abrumados por el intenso acoso sexual que se vive en las calles del Cairo, desarrollaron Harassmap para dar visibilidad a los incidentes ocurridos y hacer seguimiento.

Son múltiples los proyectos que han surgido en los últimos años para dar visibilidad a la mujer, homosexuales y transexuales en los países más oprimidos, como por ejemplo, TransHackFeminist.

A escala global, organizaciones internacionales están reconociendo la importancia que están cobrando los hacktivistas a la hora de crear soluciones contra la violencia de género, soluciones que se han transformado en una necesidad y no solo en un plano físico, también en el virtual.

El Banco Mundial y el Fondo Global para las Mujeres ha apoyado hackatones. Por otro lado, UNiTE, (United Nations’ Secretary-General’s Campaign to End Violence Against Women), está llevando a cabo una importante llamada a la acción, para crear soluciones online que hagan frente a este tipo de problemas.

La fundación Womanity, con sede en Ginebra, trabaja en colaboración con la Fundación Trafigura en la búsqueda de organizaciones que se ocupen de manera efectiva de la violencia de género, las seleccionadas podrán ganar su premio Womanity.

Estamos dispuestos a apoyar y a contribuir al desarrollo de plataformas que den poder a las mujeres y niñas y que sean replicables y transferibles. Tendremos éxito si estas plataformas pueden contribuir a resolver otros problemas sociales, no solo la violencia contra las mujeres“, explicó Servane Mouza, directora de los premios Womanity.Creemos que la tecnología es una arma muy poderosa, pero no solo estamos hablando de aplicaciones, smartphones o tabletas. Estamos buscando datos abiertos, radio, edificios inteligentes, wearables, incluso artes tecnológicas, herramientas innovadoras que puedan ayudar a las mujeres a vivir mejor y salvar vidas“.

El acoso y el abuso online se está haciendo más prominente que nunca, y se está convirtiendo una realidad que tiene que ser abordada y eliminada. Según un informe reciente sobre la mujer sus acciones en Twitter (Women, Action, & the Media on Twitter), se encontró que el 27% de los encuestados habían sufrido un discurso de odio online, un 22% fueron víctimas de doxing (sus datos personales habían sidos desvelados en la red) y un 12% fue amenazado con violencia.

La gente tiende a ver el acoso online y el acoso offline como algo completamente separado. Pero la desigualdad online se ve reflejada en el mundo online y la mayoría de las veces incluso se magnifica. Pero las conexiones no terminan así, hoy en día una relación abusiva camina a caballo entre el mundo online y el offline. Un acosador, ahora mismo cuenta con nuevas líneas abiertas para controlar a su pajera (o a cualquier otra persona), dispone de múltiples herramientas para controlar y monitorizar a su víctima.

Queremos decir que tenemos derecho a estar aquí, en este espacio digital. Tenemos derecho de tomar decisiones al respecto. Tenemos derecho a crear un espacio y crear herramientas para utilizarlas. Tenemos que plantar cara a este problema y tratar de conseguir que la gente vea que la violencia online es violencia y es una continuación de la violencia que ya sufren muchas mujeres no es algo separado“, explicó Sarah jane Baker, que coordina el programa Take Back the Tech, un programa llevado a cabo por la Asociación por las Comunicaciones Progresiva, que lleva una campaña en más de 30 países.

shutterstock_247880296

En España, uno de cada tres jóvenes considera inevitable controlar a su pareja

En los últimos años en España, poco a poco, hemos sido conscientes de las enormes consecuencias, no contempladas de las nuevas herramientas de comunicación. Cada cierto tiempo vemos en las noticias del país tristes sucesos que nos recuerdan que estas herramientas deben ser controladas.

A nivel nacional ya se están haciendo grandes esfuerzos y de hecho, un informe llevado a cabo por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, revela la terrible situación de los jóvenes de este país.

Uno de cada tres jóvenes considera inevitable o aceptable en algunas circunstancias controlar los horarios de la pareja, impedir que vea a su familia o amistades, no permitir que trabaje o estudie o decirle cosas que puede o no puede hacer.

Está generalizado, apunta la encuesta, el que no se acepte que la pareja pueda ejercer control sobre las relaciones que la persona mantiene con amistades y familiares (un 95-96% lo rechaza). Cuando el control se refiere a decir las cosas que uno puede o no hacer (con la única diferencia significativa por sexo, la mujer ve inevitable con una frecuencia algo mayor este tipo de control), la permisividad aumenta (un 85-86% opina que es totalmente inaceptable) y todavía más cuando se trata de controlar los horarios del otro (73%).

El dato preocupante llega cuando el informe revela que uno de cada tres jóvenes acepta de alguna manera que pueda existir alguno de los tipos de control por los que se pregunta (33%). Estos datos forman parte de la encuesta, que busca mostrar cómo percibe la juventud española los malos tratos y si está concienciada.

Por esa razón el Gobierno ha dirigió la nueva edición de la campaña “Hay Salida” a los jóvenes y adolescentes para detectar las primeras señales del maltrato y prevenir el ciberacoso.

Según estudios recientes de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género sobre ciberacoso, violencia machista y juventud, el 28 por ciento de las adolescentes reconoce haber sufrido controlabusivo por parte de sus parejas.

Imágenes: Shutterstock

About Author

María Guilarte

María Guilarte

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!