28 de marzo de 2017

MuyComputerPRO

El iPhone cumple 10 años, ¿cumpleaños feliz?

El iPhone cumple 10 años, ¿cumpleaños feliz?

El iPhone cumple 10 años, ¿cumpleaños feliz?
enero 10
14:03 2017

Parece que fue ayer cuando, tras meses de rumores y expectativas, Steve Jobs se subió al escenario de la MacWorld Expo de 2007 y desveló el iPhone de primera generación. Por aquellos entonces las reacciones que suscitó el dispositivo dentro del sector tecnológico fue… bueno, digamos que irregular. Por ejemplo, muchos aún recordamos a Steve Ballmer preguntándose, entre risas, quién estaría dispuesto a gastarse 500 dólares en un teléfono móvil. Diferente fue la reacción entre los usuarios, tanto aquellos que ya llevaban tiempo siendo “de Apple”, como los que aún orbitaban alrededor de Windows pero que habían sucumbido a los encantos del iPod, y soñaban con un dispositivo iPod + teléfono. Y lo cierto es que lo presentado no decepcionó a nadie. Al contrario, A las pocas horas de haber sido anunciado, ya había miles de personas esperando a que saliera a la venta y, es más, la única gran decepción de muchos mercados internacionales (incluido el español) es que esa primera versión nunca llegó a venderse fuera de Estados Unidos.

Pocos recuerdan, eso sí, que la apuesta en aquel primer iPhone no eran las apps, sino el software como servicio. La versión de Safari del primer iPhone incluía un enlace a una página de Apple con una buena colección de servicios online. Sin embargo, fue el propio mercado (y sus usuarios) quien se encargó de corregir rápidamente ese error de cálculo. Así, la primera versión ya supuso una revolución que cambió por completo la telefonía móvil. Estos son algunos de los puntos de dicha disrupción:

  • Tienda de apps: Hasta entonces, descargar apps para nuestros teléfonos (principalmente juegos) era una operación tediosa y cara, que en buena parte de los casos pasaba por el envío de varios mensajes SMS. La creación de una tienda única y fiable (ya arrastraba la confianza de la tienda de música online de Apple) disparó el uso de las apps.
  • Smartphone: El iPhone no era el primer teléfono con funciones profesionales, pero precisamente gracias al boom de las apps, sí que reinventó el concepto por completo. Los teléfonos ya podían ser también reproductores de música, consolas portátiles de videojuegos, PDA, GPS… las posibilidades de utilizar la inteligencia del dispositivo se dispararon, y no han dejado de crecer desde entonces.
  • Internet: Sí, ya teníamos las Blackberries para el correo electrónico, y la mayoría de los teléfonos móviles contaban con un navegador web (aún recuerdo la primera vez que me contecté a una página wap, la de Yahoo!, allá por el año 2000), pero la conectividad era muy limitada, y las Blackberry eran para ejecutivos… el iPhone mejoró y “democratizó” el acceso a Internet desde el móvil con Safari, Mail, la tienda de apps y, claro, con el acceso de las mismas a Internet. Y el ejemplo más claro de ello es el crecimiento exponencial de las redes sociales, gracias al uso del móvil.
  • Pantalla táctil: ¡Y sin teclado! ¡Ni stylus (palito) para usarlo! Llegados a este punto, me acuerdo de las predicciones de Nicholas Negroponte. ¿Fue Steve Jobs en este punto, un visionario, o demostró haber leído a Negroponte y haber tenido en cuenta sus consejos? Sea como fuere, el iPhone supuso el principio de la edad de oro de las interfaces táctiles.

Desde entonces, y a ritmo anual, se han ido presentando nuevas versiones del mismo (3G, 3GS, 4, 4S, 5, 5S, 5C, 6, 6 Plus, 6S, 6S Plus, SE, 7 y 7 Plus) y, aunque los sucesivos modelos del iPhone han sido acogidos de manera desigual, basta con ver el siguiente gráfico, en el que se muestra el valor de las acciones de Apple desde que el primer modelo salió a la venta, para comprobar el efecto que ha tenido en las cuentas de la compañía:

Hace alrededor de medio año, en julio de 2016, se alcanzaron los 1.000 millones de unidades vendidas, y la oferta de apps para iOS ya permite elegir entre cerca de dos millones. El iPhone se ha convertido, en estos diez años, en un auténtico game changer, que ha sentado los precedentes y marcado el camino que muchos fabricantes de telefonía móvil.

¿Cumpleaños feliz?

Diez años y un día después de la presentación del primer iPhone, es momento de preguntarse si el futuro del smartphone de Apple es tan brillante como su pasado, y si las cuentas de los de Cupertino tienen por delante buenas o malas perspectivas. Y es que, recordemos que nada menos que el 60% de los ingresos de la marca tienen su origen en el iPhone. Y hay mensajes contradictorios al respecto. Lo cierto es que, por primera vez desde el año 2001, los ingresos de un ejercicio fiscal de la compañía han sido inferiores a los del año anterior.

Infographic: Apple's Growth Since Re-Hiring Steve Jobs 20 Years Ago | Statista

Y cabe destacar que gran parte de esa reducción en los beneficios está directamente relacionada con la acogida de la última generación del iPhone en China, un mercado prioritario para Apple, y en el que ha perdido parte del fuelle que tenía hace algunos años, en favor de fabricantes locales. Y la situación se puede complicar todavía más si, finalmente, Donald Trump decide imponer mayores aranceles a las importaciones de China, puesto que el gigante asiático podría establecer medidas similares, que lastrarían de manera muy importante las ventas de Apple en China. Hay, no obstante, analistas que apuntan a que Apple crecerá este mismo año, superando por primera vez en su historia a Microsoft en número de dispositivos equipados con sus sistemas operativos (iOS y MacOS X frente a las diversas versiones de Windows).

El iPhone, a día de hoy, sigue siendo un producto muy rentable (no olvidemos que su coste de producción es de aproximadamente 225 dólares), y que además sirve para acercar a los usuarios a otros productos de Apple (tablets, ordenadores, etcétera), por lo que salvo un sorprendente e inesperado cambio, todavía queda smartphone de Cupertino para muchos años. No obstante, la verdadera clave es si Apple será capaz de sorprender de nuevo, como ya lo ha hecho con algunas de las versiones del teléfono (no con todas, desde luego) y volver a ganarse a aquellos usuarios que, con el paso del tiempo, se han sentido más atraídos por otras opciones. Salvo imprevistos, en septiembre de este año conoceremos los nuevos iPhone 7S y 7S Plus, lo que apunta a una revisión menor. Así, seguramente el momento del gran cambio, de la innovación similar a la que vivimos en 2007, llegará en septiembre de 2018. Yo ya estoy esperando.

Categorías
Share

About Author

José Buendía

José Buendía

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!