23 de agosto de 2017

MuyComputerPRO

Snap, mucho ruido y pocas nueces

Snap, mucho ruido y pocas nueces

Snap, mucho ruido y pocas nueces
febrero 17
11:08 2017

Semanas antes de su salida a bolsa, Snap, la matriz de Snapchat, ha rebajado sus expectativas de valoración debido, según Reuters, a las preocupaciones de los inversores por su modelo de negocio, cuya eficacia no está comprobada. Pero también lo ha hecho por la ralentización de su crecimiento y el fuerte control que sus fundadores ejercen sobre ella.

Todas las expectativas apuntaban a que, de cara a su salida a bolsa, Snap valiera entre 20.000 y 25.000 millones de dólares, pero finalmente, sus directivos la han rebajado a cifras que van entre los 19.500 y los 22.300 millones. Así, la compañía busca asegurar que haya una demanda suficiente de sus acciones de cara al primer día de cotización.

Snapchat es todavía una de las principales redes sociales entre los millenials, pero a causa de la evolución constante de su competencia, entre la que se encuentra Instagram, con 600 millones de usuarios a finales de 2016, su ganancia de usuarios ha empezado a ralentizarse, y los inversores están preocupados. El número de sus usuarios activos parece haberse estancado, sobre todo en el último trimestre de 2016, coincidiendo con el lanzamiento de una nueva función de Instagram, Historias.

Además, Snapchat, que cuenta con 158 millones de usuarios diarios, puede resultar más complicado de entender y manejar para los nuevos que Twitter o Instagram. Tampoco es que parezca tan relevante utilizarlo como sucede con Facebook. Así lo ve Chris Carter, gestor de la cartera del Fondo de Crecimiento Buffalo, que todavía no ha decidido si comprará o no acciones de Snap: “con Facebook casi te sientes socialmente excluido si no la usas. Puede que te pierdas una fotografía o invitaciones. No me parece que la gente tenga la misma sensación de perderse algo si no tienen una cuenta en ella” (por Snapchat).

A pesar de eso, sus partidarios alegan que contar con una base de usuarios más limitada lleva a más lealtad, y a mayores oportunidades para que la empresa gane dinero. No obstante, Snap, que va a salir a bolsa en una etapa mucho más temprana de su desarrollo que Facebook o Twitter, ha aumentado sus pérdidas en 2016 con respecto al año anterior: 514,64 millones frente a 372,89 millones. Perder dinero no es algo inusual para una empresa joven, pero Snap ya tiene cinco años, y ya no es tan habitual que una empresa con esa antigüedad pierda tanto. Sobre todo, si pretende conseguir una valoración tan elevada.

Pero el frenazo en el crecimiento y su dudoso modelo de negocio no son las únicas dudas de los inversores, como hemos comentado. También lo es su estructura, que constará de tres tipos de acciones, y que hará que los que inviertan no tengan derecho a voto. Los fundadores de Snap, Evan Spiegel y Bobby Murphy, tendrán derecho a diez votos por cada una de sus acciones, y los inversores previos tendrán uno por cada acción.

Snap fijará el precio de los títulos de cara a su estreno bursátil tras el cierre del mercado estadounidense el 1 de marzo, y se espera que esté comprendido entre los 14 y los 16 dólares por acción. Según las expectativas de sus directivos, la compañía recaudará cerca de 3.200 millones de dólares con su oferta de 200 millones de títulos de tipo A. Por lo tanto, la salida a bolsa, que cotizará con el símbolo SNAP, será el mayor debut en bolsa desde el de Alibaba en 2014. Y todo apunta a que también será una de las más seguidas.

 

About Author

Fernanda Ortiz

Fernanda Ortiz

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!