20 de septiembre de 2017

MuyComputerPRO

¿Cómo serán los dispositivos del futuro?

¿Cómo serán los dispositivos del futuro?

¿Cómo serán los dispositivos del futuro?
marzo 21
17:15 2017

¿Cómo serán los dispositivos que emplearemos habitualmente dentro de 10 años? ¿Y de 20? Podemos, en base al conocimiento de las tecnologías actuales, realizar algunas elucubraciones, que en base a multitud de factores resultarán más o menos acertadas. Sin embargo, siempre nos basaremos en lo que ya conocemos, por lo que en muchos casos pecaremos de ser demasiado conservadores, imaginando un futuro que se parece demasiado al presente. Basta con observar las “visiones futuristas del pasado” para ver robots antropomórficos, pantallas curvas con tubo y sistemas de comunicación inalámbrica basadas en la transmisión por radio “estándar” (¡incluso mediante código Morse!).

No obstante, mientras muchos nos entretenernos especulando sobre ese futuro, en algunos lugares ya se está trabajando en adelantar y diseñarlo. Lo que ocurre es que, al hablar de estas cosas, lo normal es pensar en las empresas del sector tecnológico pues son las que nos suelen presentar esas novedades, pero en realidad no siempre están detrás de ellas. Ese mérito recae, en tales casos, en todo tipo de centros y entidades de investigación, tanto públicos como privados. Y, aunque su nombre no es de los más conocidos, especialmente si comparamos con algunas universidades, la agencia federal estadounidense DARPA es, sin duda, una de las más importantes. Dependiente del Departamento de Defensa, esta agencia fundada en 1958 por el entonces presidente Dwight David “Ike” Eisenhower y llamada originariamente ARPA (Advanced Research Projects Agency) y algunos de sus trabajos se encuentran en el epicentro de nuestro día a día.

Y es que uno de sus primeros proyectos, tras ser creada, fue diseñar una red de comunicaciones resistente a fallos (ataques nucleares, más concretamente, recordemos que eran los años de la guerra fría). Dicha red debía interconectar determinadas instalaciones militares, gubernamentales y universidades, y en caso de que se produjera la rotura de uno de sus segmentos, los nodos debían ser capaces de redirigir el tráfico de datos por una nueva vía para que llegara a su destino. Dicha red recibió el nombre de ARPANET y la imagen que puedes ver en la parte superior es uno de sus primeros “mapas”. Con el paso de los años, esta red pasó a tener más importancia en el ámbito académico que en el de defensa y, tras algunos cambios en su sistema de funcionamiento (adopción de TCP/IP) se hizo pública y pasó a llamarse a Internet.

Ahora DARPA (la D añadida al principio de su nombre es de Defense) gestiona un programa denominado DREaM (Dynamic Range-enhanced Electronics and Materials), mediante su división MTO (Microsystems Technology Office), destinada precisamente a lo que comentábamos al principio, a intentar desentrañar cómo serán los dispositivos del futuro, y en ese contexto ha organizado una sesión, el próximo 27 de marzo, en la que investigadores y startups podrán presentar a la agencia en qué están trabajando, con el fin de ver si esas tecnologías tienen futuro y, en tal caso, apoyarlas incorporándolas a sus propios proyectos (relacionados siempre, claro, con la defensa). Además, la jornada servirá como punto de encuentro para profesionales de la investigación y de las TI, además de para ponerlos en contacto con la administración federal de Estados Unidos.

Aunque la agencia está interesada en todo tipo de innovación, en esta ocasión su interés se centra en el empleo de nuevos materiales, así como novedosas arquitecturas en la creación de transistores, con los que sea posible redefinir las comunicaciones en la banda milimétrica, más conocida como Extremely high frequency (EHF). El objetivo perseguido por DARPA al seguir esta línea de investigación se dirige a la creación de nuevos sistemas de transmisión por radiofrecuencia en EHF. Como ya sabemos, el espectro radiográfico presenta unos niveles de tráfico cada vez más densos, lo que obliga a las entidades nacionales y supranacionles que los gestionan, a establecer cada día más regulaciones al respecto, así como a reasignaciones de espacios, con los consiguientes perjuicios que eso provoca, sea en el servicio que sea. Con esta investigación, DARPA pretende redefinir el modo en el que se conectarán los dispositivos del futuro, buscando un sistema más eficiente y que permita gestionar el espectro electromagnético de manera más adecuada a las necesidades que están por venir.

 

Imagen: Advanced Research Projects Agency

Categorías
Share

About Author

José Buendía

José Buendía

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!