23 de junio de 2017

MuyComputerPRO

El mercado de almacenamiento disminuye, pero el de all-flash no deja de crecer

El mercado de almacenamiento disminuye, pero el de all-flash no deja de crecer

El mercado de almacenamiento disminuye, pero el de all-flash no deja de crecer
junio 16
19:49 2017

No corren buenos tiempos para los soportes clásicos de almacenamiento, un mercado que según IDC ha vuelto a ofrecer unos resultados negativos (y ya se concatenan nueve trimestres en este sentido). Sin embargo, el extremo contrario se produce si hablamos de almacenamiento all-flash, es decir, el basado en memoria de estado sólido, que es el empleado de manera común hace ya bastantes años en los dispositivos móviles, de manera algo más reciente en ordenadores, y que está ganando muchísima tracción en los centros de datos. En concreto, según los datos de International Data Corporation, durante el primer trimestre de 2017, en el mercado EMEA (Europa, Oriente Medio y África),el resultado global del sector fue un descenso del 3,9% con respecto al mismo periodo del año anterior. Sin embargo, si lo segregamos por tipo de soporte, comprobamos que los sistemas de almacenamiento “clásico” cayeron un 34,5%, mientras que el almacenamiento all-flash superó las mejores expectativas existentes, multiplicando su volumen por dos con respecto al Q1 de 2016.

No obstante, lo más interesante de esta noticia no es el descenso en las ventas de discos duros mecánicos. Lo verdaderamente interesante es comprobar el crecimiento que se ha producido en el área all-flash, especialmente si tenemos en cuenta el contexto en el que se ha producido. Y es que debemos tener en cuenta que hablamos de un trimestre marcado, en la Europa Occidental, por las incertidumbre del Brexit y unas tasas de cambio poco favorables para el mercado. Además, a nivel global, se está experimentando desde hace ya algún tiempo una importante carencia de oferta, lo que dispara el precio, e impide que no pocos fabricantes puedan acceder a los chips de memoria para montarlos en sus dispositivos, soportes de almacenamiento, etcétera.

Dicho en otras palabras, si entre finales de 2018 y 2019, la infraestructura de producción de memoria flash empieza a funcionar al ritmo esperado por las consultoras como Gartner, y esto lleva asociado un incremento en la oferta y un descenso en los precios, es bastante probable que en dos o tres años veamos cómo los soportes mecánicos de almacenamiento prácticamente abandonan el mercado, que se centrará en el soporte all-flash. Algo que ya se habría producido de no ser por la compleja situación actual.

Categorías
Share

About Author

José Buendía

José Buendía

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!