Conecta con nosotros

Noticias

Estados Unidos estimula las compras internacionales

Publicado el

Mall

Una herramienta utilizada por los gobiernos desde hace muchos años, para primar sus industrias y comercios locales frente a los del resto del mundo, son los aranceles y otros impuestos que se aplican a las importaciones. De esta manera, se compensa el mayor coste que puedan tener los bienes locales, y se evita que los consumidores acudan de manera masiva a las importaciones, en detrimento de lo nacional. Claro que, por otra parte, los países y estados tampoco pueden imponer unas normas excesivamente restrictivas al respecto (bueno, poder pueden, claro, pero no es nada recomendable), pues lo más probable es que el resto de mundo responda de la misma manera, penalizando toda su actividad exterior, y reduciendo al mínimo sus exportaciones. La clave, como ocurre con casi todo en la vida, está en el equilibrio y, dada la política económica casi global, en los ajustes impuestos por el propio mercado.

Hace alrededor de un mes, Estados Unidos modificó su política a este respecto. Hasta entonces, las importaciones comerciales (compras online en tiendas extranjeras) efectuadas por particulares estaban exentas de pagar impuestos si su valor era igual o inferior a los 200 dólares, pero ahora el límite se ha multiplicado por cuatro, por lo que cualquier compra que no exceda los 800 dólares estará libre de impuestos. Esto, además, precisamente en un momento en el que la fortaleza del dólar frente al resto de las principales divisas del mundo, permite que los ciudadanos norteamericanos puedan estirar el valor de su dinero comprando bienes de todo tipo, a través de tiendas online, de cualquier otra parte del mundo.

Las empresas de paquetería y mensajería, que en muchos casos son las responsables de controlar el tráfico de las compras y de informar a la agencia de aduanas de Estados Unidos, vaticinaron desde el primer día de aplicación del cambio, un más que notable incremento en determinadas compras. Y es más que lógico, puesto que con el límite anterior, por ejemplo para una compra de 250 dólares de un producto de joyería, la tasa a pagar era de 275 dólares (un 110% sobre el precio del bien adquirido), dejando el precio final de la compra en 525 dólares nada menos.

El resto del mundo celebra, claro, esa nueva facilidad para exportar a Estados Unidos, y seguro que grandes tiendas online como Alibaba Y Aliexpress estarán de celebración. Menos alegría, claro, para empresas y comercios estadounidenses, que ven como se aplica una seria corrección a una medida proteccionista. Ahora tendrán que ser ellos quienes encuentren la manera de atraer a sus propios consumidores, y evitar así que gran parte de sus ventas pasen a serlo de empresas del resto del mundo.

Imagen: Schaerfsystem

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!