Conecta con nosotros

Noticias

Avances en biometría, ¿cuál sería la mejor parte de tu cuerpo para pagar?

Publicado el

biometria

No hace mucho que los sistemas de pago con el móvil, puesto en marcha por compañías como Apple y Samsung, han comenzado su expansión fuera de sus países de origen. A diferencia de otras innovaciones, su avance se lleva a cabo país por país y, a pesar de que sus creadores afirman que los pagos realizados mediante el móvil son seguros, gracias a sistemas biométricos de seguridad como la autenticación mediante la huella dactilar, muchos siguen sin fiarse demasiado. Sin embargo, se ha avanzado bastante en este tipo de soluciones y pueden contribuir a su popularización. Por ejemplo, ya existen sensores de las venas de la palma de la mano, o incluso la introducción de sensores que registran los patrones de escritura y los movimientos de una persona. Pero de ellas, la más avanzada parece ser el reconocimiento del iris del propietario del teléfono.

Las compras online pueden ser las grandes beneficiadas del escaneado del iris para identificar a los compradores, según Computerworld. Hasta ahora, el envío de SMS con códigos suele ser una opción muy extendida como método de autenticación, pero los bancos están preocupados por las brechas de seguridad potenciales que puede ocasionar, y quieren más seguridad. Muchos apuestan por una solución biométrica que integre varios sistemas para identificar a un comprador, como el reconocimiento facial, el de la voz o el iris y el comportamiento del usuario.

Según Tiffany Huang, analista de Lux Research y autora del informe “Asegurando los pagos móviles con autenticación biométrica”, tanto los fabricantes de smartphones como los desarrolladores de software de pago deben tener en cuenta las soluciones biométricas multimodales y las nuevas técnicas de identificación: “La biometría es necesaria para mejorar el uso del pago móvil. Pero es complicado saber cuál será el identificador biométrico de más éxito a medio o largo plazo“.

Sin embargo, la lenta adopción de los pagos móviles no se debe solo a la preocupación por la seguridad. Muchos consumidores no ven ninguna ventaja en utilizar un dispositivo móvil en vez de una tarjeta de crédito. Esto es especialmente común en Estados Unidos, donde todavía se utilizan tarjetas de banda magnética de forma mayoritaria en lugar de tarjetas con chip, que hace poco que han comenzado su despliegue en el país. Quizá su popularización pueda aumentar el interés por los pagos móviles, pero hasta ahora parece que no es así.

La sencillez de la tarjeta de crédito

Por otra parte, una encuesta realizada por la Reserva Federal de Estados Unidos entre 2.137 personas reveló que el 75 por ciento de los encuestados no usan sistemas de pago móvil porque ven más sencillo pagar con una tarjeta de crédito o de débito, o en metálico. Y al 59 por ciento les preocupaba la seguridad y la privacidad de los pagos móviles.

En cuanto a Huang, ha investigado a docenas de empresas del ecosistema de pagos móviles. Entre ellas hay bancos, compañías de crédito, fabricantes de hardware y software. También ha evaluado las tecnologías biométricas existentes para probar sus facilidad de uso, su nivel de seguridad y su coste. Entre las evaluadas, el escaneado de la huella dactilar, el de las venas de la palma de la mano, el iris, la voz y la cara. Y ha comprobado que se necesita utilizar distintos sistemas de identificación en función del tipo de pago móvil a realizar.

Cuando se hacen en una tienda, la mayoría de compradores no quieren esperar varios segundos delante de otros clientes para que les hagan un reconocimiento de su cara o su voz. Además, los sensores encargados del escaneado de las venas de la palma de la mano serían perfectos para identificar a un comprador en un punto de venta, pero sería un sistema excesivamente caro. Estos sensores necesitan una pieza de hardware de gran tamaño encargada de leer las venas, que son mucho más precisas a la hora de identificar a una persona, y son muy complicadas de falsificar, porque están bajo la piel.

En la actualidad, los sensores que utilizan los iPhones en Apple Pay y los smartphones Galaxy de Samsung para su sistema Pay son los sistemas biométricos de identificación más maduros. Además, su hardware es bastante asequible. Pero Huang también ha alertado de que se puede engañar a los sensores con duplicados de la huella. Por eso, la industria relacionada con el pago móvil quiere alternativas a la huella dactilar. De hecho, los nuevos sensores de huellas ya utilizan ultrasonidos o sistemas ópticos en vez de sensores capacitivos.

El reconocimiento del comportamiento es una tecnología que usa los sensores que la mayoría de smartphones traen de serie, como el acelerómetro y el GPS. Con este sistema, se puede identificar a un usuario por la forma en que interactúa con un smartphone, tanto al utilizarlo como al escribir en él. Así, un reloj inteligente podría identificar a su portador por los movimientos de su muñeca, y el GPS ayudaría a identificar si la situación de un comprador cuadra con su rutina habitual. Eso sí, la analista ha descubierto que esta tecnología tiene una tasa de precisión de entre el 80 y el 90 por ciento, que es inferior a la de otros sistemas, por lo que requeriría un segundo método de autenticación, como la introducción de una contraseña.

Huang también ha certificado que hay muchísimas startups trabajando en el tema de seguridad biométrica y, específicamente, en los sensores encargados de analizar el comportamiento.  Y que la industria de los pagos móviles será un factor determinante para ver qué tecnologías biométricas son las que finalmente tienen más éxito. Además, es poco probable que haya una que predomine sobre las demás.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!