Ultrabook profesional, al servicio de la empresa

Esta gama de dispositivos puede satisfacer las necesidades de prácticamente cualquier usuario, pero dentro de la propia división de ultrabooks existe una categoría con identidad propia: la de los ultrabooks profesionales.

Estos modelos heredan todas las ventajas de los ultrabooks, pero además aportan otras características que los orientan de forma específica a un mercado profesional. Así, el Ultrabook profesional vendría definido por los siguientes requisitos:

  • Ultradelgado y ultraligero.
  • Durabilidad y robustez.
  • Ergonomía, Por ejemplo, con teclados más amplios que permitan unas sesiones de trabajo más cómodas.
  • Autonomía de la batería. Hasta 10 horas de media en un uso medio convencional para un usuario profesional (navegación por Internet, gestión del correo electrónico, trabajo con documentos ofimáticos, etc.).
  • Procesadores Intel Core i5 de segunda y tercera generación.
  • Memoria interna de 8 Gbytes.
  • Sistema operativo Windows 7 Professional de 64 bits.

Precisamente en esta división HP ofrece una gama de servicios adicionales que son perfectos para redondear el concepto de Ultrabook profesional:

  • Soporte avanzado e inmediato: Además de la excepcional garantía que HP ofrece a sus productos, tendremos la posibilidad de contratar un Care Pack, paquetes de soporte que amplían y extienden las garantías estándar del hardware y el software de HP.
  • Personalización de paquetes software: Los llamados HP Custom Integration Services (CIS) permiten implantar soluciones hardware y software a medida de forma estable y personalizadas para cualquier empresa.
  • Otros servicios de personalización: Entre otras cosas ofrecen la posibilidad de crear etiquetas electrónicas en los sistemas, BIOS personalizadas o la inclusión de componentes de terceras partes, con sus correspondientes controladores y una evaluación previa de su funcionamiento, estabilidad e integración.

En estos modelos sigue siendo igual de crucial esa apuesta por las unidades SSD de almacenamiento, mucho más eficientes y veloces, pero también puede haber sistemas de seguridad adicionales (por ejemplo, lectores de huella dactilar) y una orientación especial a tecnologías de virtualización y de computación en la nube con procesadores Intel CULV que dispongan de extensiones especializadas en este área, y que también pueden ser más potentes para escenarios en los que la potencia sea un factor diferencial (investigación y desarrollo, por ejemplo).