¿Tablet táctil Windows 8 o Ultrabook con Windows 7 Professional?

Ejecutivos de Intel han anunciado en el Ultrabook Symposium celebrado la semana pasada en Taiwán la llegada al mercado a finales de 2012 de 40 modelos distintos entre tablets e híbridos portátiles con Windows 8 y pantalla táctil.

Una serie de modelos que pueden impulsar el ecosistema en torno a Windows 8 en el sector de consumo, pero ¿son los dispositivos más adecuados para usos profesionales?

La respuesta a nuestro juicio es clara: NO. Un tablet o híbrido táctil con Windows 8 puede ser un buen compañero adicional pero no puede sustituir a un Ultrabook premium con Windows 7 Professional de la talla de modelos como el HP Spectre XT Pro.

A pesar de los complementos y periféricos adicionales para el sector tablet como estaciones de acoplamiento dock, intentando complementar el uso táctil, un tablet no puede sustituir a un Ultrabook, muy superior en términos de productividad por su teclado integrado y trackpad frente al uso táctil.

También en términos de seguridad que ofrece Windows 7 Professional y que se unen a las incluidas en los microprocesadores Core de Intel que montan la segunda generación de Ultrabook vPro y que son obligados como seguridad nativa en entornos corporativos cubriendo la gestión de amenazas, identidad y accesos, protección de datos, cifrado y monitorización.

Mayor calidad de materiales y fabricación, pantallas más grandes y resoluciones nativas, mayor cantidad de puertos y conexiones o potencia superior de procesamiento y gráfica con tarjetas dedicadas son otros aspectos que muestran que, hoy por hoy, un buen Ultrabook no puede ser sustituido por un tablet táctil, ni en el mercado empresarial ni para un profesional productivo y exigente.