Intel actualiza oficialmente las especificaciones de Ultrabook

Intel actualiza oficialmente las especificaciones de Ultrabook

Con el lanzamiento de la nueva plataforma de procesamiento Haswell, Intel ha actualizado formalmente las especificaciones de los Ultrabooks.

Una nueva revisión de la que sería la tercera generación de estos ordenadores portátiles premium que afectan al diseño, rendimiento o autonomía, y a los que obliga Intel a los fabricantes de equipos originales para recibir subvenciones y asistencia en la cadena de suministro.

Ultrabook-especificaciones

Como ves en la imagen, y además del uso de alguno de los nuevos microprocesadores Haswell que suponen la base de los ultrabooks, entre los requisitos obligatorios mínimos destaca el uso de pantallas con tecnología táctil o los 16 Gbytes de capacidad de almacenamiento a base de unidades de estado sólido con transferencias secuenciales de al menos 80 Mbytes por segundo.

Intel también exige un chasis con espesor inferior a los 20 milímetros en portátiles con pantallas de 13,3 pulgadas o inferior y menos de 23 milímetros en equipos con pantalla de 14 pulgadas o superior. Los ultrabooks con Haswell también deben incluir un módulo Wi-Fi 802.11n + Intel WiDi, una solución de seguridad que puede ser el Defender de Windows 8, además del Intel Anti-Theft y la tecnología de la firma de protección de identidad.

En el apartado de autonomía, los nuevos Ultrabooks deben responder en menos de tres segundos desde modos de reposo y su autonomía se tiene que extender más de siete días en espera, seis horas reproduciendo vídeo HD o cinco horas de autonomía estándar.

Requisitos mínimos exigentes pero que aseguran mejoras en diseño, autonomía, seguridad y rendimiento en los nuevos ultrabooks.