HP y SanDisk revolucionarán la industria con memorias basadas en memristor

HP_RERAM

El líder mundial en soluciones de almacenamiento flash, SanDisk, ha anunciado una alianza estratégica de colaboración tecnológica con HP que produzca una nueva y revolucionaria categoría de memorias, un componente esencial en cualquier computadora.

La asociación sumará la tecnología de HP memristor y la experiencia y la tecnología de memoria ReRAM no volátil de SanDisk. Memristor es un elemento de circuito pasivo, el cuarto de un circuito junto al condensador, resistencia e inductor, descrito en 1971 pero hasta hace poco años considerado un dispositivo hipotético.

Ya en 2008, HP Labs divulgó el primer ejemplo físico e inició el desarrollo para que esta resistencia con memoria pudiera utilizarse para operaciones informáticas lógicas, en las memorias de próxima generación (ReRAM) sustituyendo a las DRAM y Flash actuales, e incluso en procesadores.

Una revolución de la electrónica mundial ya que cambiaría la arquitectura básica de los chips avanzando en rendimiento y capacidad, y rebajando el consumo. Ambas compañías compartirán su experiencia y avances en estas tecnologías con el objetivo de traer al mercado soluciones de almacenamiento con velocidades 1.000 veces superior a la de los SSDs actuales y que tengan a su vez una resistencia 1.000 veces mayor.

También se espera que ofrezca mejoras significativas de costes, de potencia, densidad y persistencia sobre las tecnologías DRAM. El acuerdo también incluye el acceso de HP al portfolio completo de SanDisk, unidades SAS, SATA y productos PCIe, y soluciones de sistemas empresariales de vanguardia.

La tecnología se estrenará como soluciones en servidores y centros de datos para análisis de datos en tiempo real y computación de alto rendimiento aunque es lógico pensar que el futuro tendrá aplicación en equipos profesionales y de consumo.

HPTheMachine

También se utilizará esta tecnología en la HP The Machine, un proyecto de ordenador con una arquitectura completamente nueva que podrá ser tan pequeño como un móvil inteligente y tan grande como un supercomputador 160-rack. Contará con un sistema operativo propio y usará electrones para el procesamiento, fotones para las conexiones y comunicación e iones para la memoria y almacenamiento.

Memristor y las nuevas memorias fruto del acuerdo con SanDisk será claves para el desarrollo de esta máquina en la que están trabajando personal de la división más avanzada de la multinacional, HP Labs.

HP_BUSINESS